Apendicitis

Apendicitis

Índice de contenidos

¿Qué es la apendicitis?

La apendicitis es una inflamación del apéndice, una bolsa en forma de dedo que se proyecta desde el colon en el lado inferior derecho del abdomen. Según los expertos, el apéndice no parece tener un propósito específico. La apendicitis causa dolor en el abdomen, en la parte inferior derecha. Sin embargo, en la mayoría de las personas, el dolor comienza alrededor del ombligo para luego desplazarse. A medida que la inflamación empeora, el dolor de la apendicitis aumenta y eventualmente se vuelve severo. Aunque cualquier persona puede desarrollar apendicitis, la mayoría de las veces se produce en personas entre las edades de 10 y 30. El tratamiento estándar es la extirpación quirúrgica del apéndice (apendicectomía).

¿Qué causa la apendicitis?

A menudo no está claro por qué alguien tiene apendicitis. En algunos casos, un objeto pequeño (tal como un pedazo duro de heces) bloquea la abertura al apéndice. Entonces las bacterias pueden crecer en el apéndice y causar una infección.

Causas de la apendicitis

No hay una causa clara de apendicitis. Se cree que el material fecal es una causa posible de obstrucción del apéndice. Las bacterias, los virus, los hongos, y los parásitos pueden dar lugar a la infección, provocando la hinchazón de los tejidos de la pared del apéndice. Los diversos organismos infectantes incluyen especies de Yersinia, adenovirus, citomegalovirus, actinomicosis, especies de Mycobacterium, especies de Histoplasma, especies de Schistosoma y Strongyloides stercoralis. La hinchazón del tejido a causa de la enfermedad inflamatoria intestinal como la enfermedad de Crohn, también puede causar apendicitis. La apendicitis no es una enfermedad hereditaria y no es transmisible de persona a persona.

¿Cuáles son los síntomas?

El principal síntoma de la apendicitis es el dolor de vientre. Muchas personas sienten el primer dolor cerca del ombligo. Luego se mueve hacia el lado inferior derecho del vientre. Pero el dolor puede estar en diferentes partes de su vientre o incluso en un costado o la espalda. El dolor puede empeorar si se mueve, camina o si tose. También puede tener fiebre o sentirse mal al estómago. En algunos casos, la apendicitis no causa ningún síntoma excepto el dolor de vientre. El dolor en su vientre puede ser diferente de cualquier dolor que haya tenido antes. Puede ser grave o puede que no parezca un dolor muy fuerte, pero sin duda usted tendrá la sensación de que algo está mal. Si tiene un dolor moderado en el vientre que no desaparece después de 4 horas, llame a su médico. Si tiene dolor de vientre severo, llame a su médico de inmediato. A veces el único síntoma es una sensación general de no estar bien y de un dolor que es difícil de describir. Confíe en sus instintos. Si cree que tiene apendicitis, es porque necesita consultar con un médico.

Síntomas y signos de la apendicitis

La apendicitis normalmente comienza con un escaso dolor en el medio del abdomen, a menudo cerca del ombligo. El dolor se mueve lentamente hacia el abdomen inferior derecho (hacia la cadera derecha) durante las siguientes 24 horas. En la descripción clásica, el dolor abdominal puede ir acompañado de náuseas, vómitos, falta de apetito y fiebre. Menos de la mitad de las personas que desarrollan apendicitis tienen todos los síntomas. Es más común que las personas con apendicitis tengan una combinación de estos síntomas. Los síntomas de la apendicitis pueden tardar de 4 a 48 horas en desarrollarse. Durante este tiempo, una persona puede tener diversos grados de pérdida de apetito, vómitos y dolor abdominal. La persona puede tener estreñimiento o diarrea, o puede no haber cambios en los hábitos intestinales. Los síntomas tempranos a menudo son difíciles de separar de otras condiciones incluyendo la gastroenteritis (una inflamación del estómago y de los intestinos). Muchas personas ingresadas en el hospital por sospecha de apendicitis abandonan el hospital con un diagnóstico de gastroenteritis; Inicialmente, la apendicitis verdadera a menudo es mal diagnosticada como gastroenteritis. Los niños y los ancianos a menudo tienen menos síntomas o no pueden describir adecuadamente sus síntomas, lo que hace que su diagnóstico sea menos evidente y la incidencia de complicaciones sea más frecuente.

Cuándo buscar atención médica

Llame a un médico si hay síntomas agudos de dolor abdominal en la zona media, zona inferior o derecha, en la zona inferior con fiebre y /o vómitos. Si los síntomas de dolor abdominal continúan durante más de cuatro horas, debe realizarse una evaluación médica urgente en el consultorio del médico o en el departamento de urgencias del hospital.

¿Cuáles son los otros síntomas de la apendicitis?

Si tiene apendicitis, puede experimentar uno o más de los siguientes síntomas:
  • Dolor alrededor del ombligo
  • Dolor abdominal inferior derecho
  • Pérdida de apetito
  • Náuseas
  • Vómito
  • Diarrea
  • Estreñimiento
  • Incapacidad para liberar gases
  • Hinchazón abdominal
  • Fiebre baja
  • Una sensación de que usted podría sentirse mejor después de defecar heces

Diagnóstico de la apendicitis

La apendicitis se diagnostica por los síntomas clásicos de la apendicitis y por el examen físico (el examen del médico del abdomen del paciente). Trabajo de laboratorio: Aunque no hay análisis de sangre que pueda confirmar la apendicitis, se envía una muestra de sangre para el análisis de laboratorio para verificar el recuento de glóbulos blancos, que por lo general es elevado en un individuo con apendicitis. Sin embargo, los niveles normales pueden estar presentes con la apendicitis, y los niveles elevados se pueden ver con otras condiciones. Se puede pedir un análisis de orina para excluir la infección del tracto urinario (o embarazo) como la causa de los síntomas del paciente. Pruebas de imagen: Las pruebas de imagen se ordenan cuando el diagnóstico no es evidente. Una tomografía computarizada del abdomen y la pelvis puede ayudar a evaluar el dolor abdominal sospechoso de ser la causa de apendicitis. La exploración por ultrasonido se utiliza comúnmente en niños pequeños para examinar la apendicitis y de esta manera se evita exponer al niño a la radiación de las tomografías computarizadas. Otras condiciones que causan dolor abdominal pueden simular los síntomas de la apendicitis haciendo que el diagnóstico sea más difícil. Estas condiciones incluyen cálculos renales, infecciones del tracto urinario, hernias, cálculos biliares y problemas de la vesícula biliar, colitis, diverticulitis y problemas ováricos o testiculares.

¿Cómo se diagnostica la apendicitis?

La apendicitis puede ser difícil de diagnosticar. Su médico le hará un examen físico y le hará preguntas sobre los síntomas que tiene, cuándo comenzaron y qué estaba pasando antes de que comenzara el dolor. Usted también podría realizarse pruebas de sangre y orina para buscar signos de infección. En algunos casos, es posible que necesite una tomografía computarizada o un ultrasonido de su vientre. A pesar de que las pruebas no siempre pueden mostrar con certeza que usted tiene apendicitis, sus síntomas pueden llevar a que su médico sospeche fuertemente que usted si tiene apendicitis. En este caso, su médico probablemente le recomendará que se someta a una cirugía para extirpar el apéndice. La mayoría de las veces, el médico tiene razón y el apéndice está infectado. Durante la cirugía, su médico puede encontrar que su apéndice es normal y que algo más causó el dolor. Su médico continuará y retirará su apéndice. Usted puede vivir muy bien sin él, y al sacarlo se libra de cualquier posibilidad de tener problemas en un futuro.

¿Cómo se trata?

El principal tratamiento para la apendicitis es la cirugía que extirpa el apéndice (apendicectomía). Existen diferentes tipos de cirugía para la apendicitis. Su cirujano puede operar a través de un corte (incisión) en su vientre o utilizar una herramienta llamada laparoscopio para quitar el apéndice a través de unas pequeñas incisiones. Si usted tiene apendicitis y no se trata a tiempo, su apéndice puede estallar y causar serios problemas. Lo mejor es quitar el apéndice antes de que estalle. Si su apéndice se llega a romper, la cirugía puede ser más complicada. También necesitará antibióticos y de otros tratamientos.

¿Cuánto tiempo tarda la recuperación después de la cirugía?

La mayoría de las personas abandonan el hospital de 1 a 3 días después de la cirugía. Algunos incluso pueden ir a casa el mismo día. Dependiendo de qué tipo de cirugía haya tenido, puede tomar de 1 semana a 1 mes para volver a sus actividades normales. Si su apéndice se rompe, o si hay una infección en su vientre u otros problemas, puede estar en el hospital por más tiempo. Esto hará que tarde más tiempo en recuperarse. Después de la cirugía, asegúrese de seguir los consejos de su médico sobre qué factores debe vigilar, como la fiebre, aumento del dolor de vientre o problemas con la incisión. Un estudio de la American Journal of Epidemiology en 1990 encontró que la apendicitis era una afección común que afectaba a aproximadamente el 6,7% de las mujeres y el 8,6% de los hombres en los Estados Unidos. Además, se reportan unos 250.000 casos de apendicitis anualmente. Los individuos de cualquier edad pueden ser afectados, teniendo la incidencia más alta en los años de la adolescencia y los años veinte; Sin embargo, se han reportado casos raros de apendicitis neonatal y prenatal. El aumento de la vigilancia en el reconocimiento y tratamiento de posibles casos de apendicitis es crítico en los muy jóvenes y los ancianos, ya que esta población tiene una mayor tasa de complicaciones. La apendicitis es la condición pediátrica más común que requiere cirugía abdominal de emergencia.

Cirugía de apendicitis (apendicectomía)

El mejor tratamiento para la apendicitis es la apendicectomía (cirugía para extirpar el apéndice) antes de que el apéndice se rompa. Mientras se espera la cirugía, el paciente recibirá líquidos intravenosos para mantenerse hidratado. No se le permitirá al paciente comer o beber porque al hacerlo puede causar complicaciones con la anestesia durante la cirugía. La cirugía se realiza habitualmente a través de una laparoscopia, un procedimiento mínimamente invasivo donde se realizan pequeñas incisiones en forma de “ojo de cerradura” en el abdomen y luego el apéndice se elimina con la ayuda de una pequeña cámara guiada por el cirujano. En algunos casos puede ser necesario realizar un procedimiento abdominal abierto para retirar el apéndice. Ocasionalmente, la cirugía de apendicitis revela un apéndice no inflamado (apendicectomía negativa), con altas tasas en lactantes, ancianos y mujeres jóvenes. El uso de estudios de imagen (tomografías computarizadas, ultrasonidos) ha reducido la tasa de apendicectomía negativa entre un 7% a 12%. La dificultad de hacer un diagnóstico definitivo de este problema médico y el riesgo de perder un apéndice agudamente inflamado, y que el paciente se enferme debido a la perforación, hace que una cierta tasa de diagnósticos erróneos sea inevitable. Las mujeres en particular tienen una alta tasa de apendicectomía negativa, ya que los problemas ováricos y uterinos dificultan el diagnóstico. La tomografía computarizada antes de la cirugía ha disminuido este porcentaje cerca de un 7% a 8% en las mujeres.

Pronóstico de la apendicitis

Con una apendicitis no complicada, la mayoría de las personas se recuperan sin complicaciones a largo plazo. Si el apéndice se rompe, existe un mayor riesgo de complicaciones, incluida la muerte. Este aumento en el riesgo generalmente se encuentra en los muy jóvenes, los ancianos y aquellos con sistemas inmunológicos debilitados, incluyendo las personas con diabetes. No está bien establecido si un apéndice perforado es un riesgo significativo de infertilidad. Algunos expertos recomiendan que esto se considere en mujeres jóvenes que podrían estar en riesgo. La apendicitis del muñón es una rara condición en la que una pequeña cantidad de tejido del apéndice restante de una apendicectomía previa se inflama. Aproximadamente 1/10 del 1% de los pacientes que tuvieron apendicectomía desarrollaron apendicitis de muñón en un estudio retrospectivo. Los síntomas son similares a la apendicitis original, siendo el dolor de cuadrante inferior derecho el síntoma más común. Referencias:
  • Addiss, D. G., et.al., La epidemiología de la apendicitis y la apendicectomía en los Estados Unidos. Vol. 132, Nº 5: 910 - 925
  • Academia Americana de Médicos de Familia. Apéndice agudo: revisión y actualización.
  • Bendeck, S. et.al., Imágenes para la sospecha de apendicitis: Apendicectomía negativa y tasas de perforación. Radiología 2002; 225: 131 - 136.
  • EMedicine.com. Apendicitis.
  • MedscapeReference.com. Apendicitis.
  • Centro Nacional de Información sobre Enfermedades Digestivas. Apendicitis.
  • Rao, P, M. Et al. Introducción de la TC apendicular: impacto en la apendicectomía negativa y las tasas de perforación apendicular. Ann Surg. 1999 Marzo; 229 (3): 344 - 349.Clearinghouse. Appendicitis.