Artroscopia del tobillo: ¿Qué es? beneficios, complicaciones y más

66
Download PDF

¿Qué es una artroscopia del tobillo?

Una artroscopia (cirugía de ojo de cerradura) le permite a su cirujano ver dentro de su tobillo usando una cámara insertada a través de pequeños cortes en su piel. Su cirujano puede diagnosticar problemas como daños a la superficie articular o ligamentos, y artritis.

¿Cuáles son los beneficios de la cirugía?

El objetivo es confirmar exactamente cuál es el problema y para muchas personas el problema se puede tratar al mismo tiempo.

¿Hay alguna alternativa a la cirugía?

Los problemas dentro de su tobillo a menudo se pueden diagnosticar mediante un escáner magnético (IRM), pero es posible que luego necesite una artroscopia para tratar el problema.

¿En qué consiste la operación?

Varias técnicas de anestesia son posibles. La operación generalmente dura de 30 a 45 minutos.

Su cirujano insertará una cámara a través de pequeños cortes alrededor de su tobillo. Ellos lavarán cualquier material suelto causado por el desgaste de las superficies de la articulación y eliminarán cualquier espolón o inflamación del revestimiento de la articulación del tobillo.

Si se ha roto los ligamentos del tobillo, es posible que necesite una operación de reconstrucción.

¿Qué complicaciones pueden suceder?

Complicaciones generales

  • Dolor
  • Sangrado
  • Infección del sitio quirúrgico (herida)
  • Cicatrices antiestéticas
  • Coágulos de sangre
  • Dificultad para orinar

Complicaciones específicas

  • Daño a los nervios alrededor de su tobillo
  • Síndrome compartimental, donde los músculos de la pantorrilla se hinchan y se tensan
  • Infección en la articulación del tobillo
  • Dolor intenso, rigidez y pérdida del uso de su tobillo (síndrome de dolor regional complejo)

¿Qué tan pronto me recuperaré?

  • Debería poder ir a casa el mismo día.
  • Es común que su tobillo se hinche un poco durante algunas semanas, por lo que caminar puede ser incómodo.
  • El ejercicio regular debería ayudarlo a retomar sus actividades normales lo antes posible. Antes de comenzar a hacer ejercicio, solicite asesoramiento al equipo de atención médica o a su médico de cabecera.
  • La mayoría de las personas se recupera bien y puede regresar a sus actividades normales.

Referencia: Sr. Stephen Milner DM FRCS (Tr. Y Orth.)