Aspirina para el dolor de espalda: ¿Funciona? efectos secundarios y más

36
Download PDF

El uso de aspirina (ácido acetilsalicílico) se remonta a miles de años. Hipócrates, e incluso los antiguos egipcios, usaron una forma primitiva de este fármaco, la salicina, del sauce blanco, para tratar el dolor y la fiebre.

Sin embargo, la aspirina como medicamento para tratar el dolor, fue desarrollada por la compañía Bayer en el siglo XIX. Además, recientemente, la aspirina se ha convertido en un aliado para prevenir las enfermedades cardiovasculares y los accidentes cerebrovasculares, sin embargo, su uso debe realizarse de acuerdo con las recomendaciones de su médico.

Lea también¿Por qué debe tomar aspirina si está teniendo un ataque al corazón?

Los múltiples usos para la aspirina

Clasificada como un analgésico, la aspirina es un medicamento antiinflamatorio no esteroideo de venta libre o AINE. Los AINE se usan para aliviar el dolor y la inflamación. Y, aunque la aspirina es el único ingrediente en algunos AINE, en otros se combina con diferentes medicamentos.

La aspirina trata el dolor, la fiebre y la inflamación. Se puede usar para dolor muscular, artritis, lesiones menores y otras afecciones. Está disponible en forma de tableta y cápsula, como goma de mascar o como supositorio. Los comprimidos pueden ser aspirina simple, con recubrimiento entérico, de liberación prolongada, tamponada o masticable. Si toma una de liberación prolongada o tabletas con cubierta entérica, tómelas en su totalidad; no las aplaste ni mastique.

Al igual que otros AINE, la aspirina funciona al evitar la formación de sustancias químicas (llamadas prostaglandinas). El cuerpo produce una variedad de estas prostaglandinas, cada una con una función diferente.

¿Cuál es el propósito de una prostaglandina? La respuesta corta es que varía. Algunas provocan inflamación. Otras transmiten señales de dolor, ayudan a formar coágulos de sangre o mantienen la salud del revestimiento del estómago. Como la aspirina bloquea la creación de prostaglandinas, puede contribuir, entre otras cosas, a la prevención del dolor o la inflamación.

Cuando toma aspirina, se distribuye por todo el cuerpo. Esto significa que, junto con el alivio del dolor, también puede ejercer sus efectos en lugares no deseados.

Almacenamiento

La aspirina está disponible en forma genérica. También hay bastantes marcas comunes de aspirina, que incluyen pero no se limitan a: Bayer, Ascriptin, Ecotrin, Empirin, Zorprin y otros.

Muchas personas almacenan estos medicamentos en su botiquín de baño o en la cocina cerca del grifo. Pero para mantener su aspirina en buen estado, es mejor guardarla lejos del calor y la humedad. Si huele a vinagre, probablemente ha comenzado a desintegrarse y debe descartarse.

Efectos secundarios

Los efectos secundarios asociados con la aspirina son generalmente raros, pero pueden ocurrir. Después de tragar una aspirina, su ingrediente activo se libera en su estómago.

Recuerde que las prostaglandinas desempeñan un papel en la coagulación de la sangre y también en el revestimiento del estómago. Como la aspirina inhibe la formación de prostaglandinas, puede provocar hemorragia en el tracto gastrointestinal (TGI). Los efectos secundarios en el tracto gastrointestinal pueden incluir irritación o úlceras. Y, si ya tiene una úlcera péptica, la aspirina puede causar una recurrencia.

Algunas personas intentan minimizar o evitar los efectos secundarios relacionados con lo gastrointestinal tomando una forma de medicamento con cubierta entérica. El pensamiento es que la aspirina con recubrimiento entérico espera hasta que llegue al intestino delgado antes de que se disuelva. (Esto se debe a que el pH en el intestino delgado es más alcalino que en el estómago). El problema es que esta estrategia no reduce el riesgo de problemas del tracto gastrointestinal relacionados con la toma de aspirina. De hecho, incluso puede ser dañino.

Lea tambiénLa aspirina podría ayudar en la lucha contra el cáncer colorrectal

De acuerdo con The Berkeley Wellness, la aspirina con cubierta entérica está diseñada para minimizar las molestias estomacales, lo cual es un problema diferente a la reducción del riesgo de sangrado del tracto TGI. Además, algunas prostaglandinas y tromboxanos, otra sustancia que bloquea la aspirina, son beneficiosos para su estómago.

The Berkeley Wellness explica que el efecto sistémico de tomar aspirina, independientemente de, en qué parte del cuerpo se disuelva la aspirina, es lo que a menudo lleva a la hemorragia estomacal.

Una alergia a la aspirina también es posible en algunas personas, lo que podría tomar la forma de urticaria, hinchazón facial, sibilancias y / o shock. Las personas con problemas gastrointestinales, hepáticos o renales y alergia a la aspirina u otros AINES, deben consultar con su médico antes de tomar aspirina.

La aspirina a veces puede causar un zumbido en los oídos y / o sordera parcial. Si se producen problemas de audición después de tomar aspirina, llame a su médico de inmediato.

El alcohol y la aspirina no son una buena mezcla. Tomar alcohol con aspirina puede aumentar el riesgo de sangrado estomacal o afectar el funcionamiento del medicamento en su cuerpo. Pregúntele a su médico o lea la etiqueta cuidadosamente para averiguar la cantidad máxima de bebidas que puede tomar entre las dosis.

Aspirina y niños

La aspirina y los niños no siempre hacen una buena dupla. Se sabe que la aspirina causa una enfermedad rara en menores llamada Síndrome de Reye, que tiene resultados devastadores e incluso letales. Si le da aspirina a su hijo, vigílelos cuidadosamente para asegurarse de que no estén tomando más de la dosis recomendada. La sobredosis es particularmente peligrosa en los niños.

Una manera efectiva de hacer esto es mantener la botella de aspirina fuera de su alcance. Otra es nunca darle a un niño una versión para adultos de aspirina. Los síntomas en niños que requieren atención médica inmediata incluyen cambios en el comportamiento, somnolencia y / o respiración rápida o profunda.

Consulte a su médico

Si está amamantando, está embarazada o tratando de quedar embarazada, tiene problemas estomacales, lupus, asma, insuficiencia cardíaca, presión arterial alta, enfermedad renal, deficiencia de vitamina K, pólipos nasales, anemia, sangrado o problemas de coagulación, o es fumador, consulte su médico antes de probar la aspirina.

Interacciones con medicamentos

También es una buena idea consultar con su médico antes de agregar aspirina a su mezcla actual de medicamentos, ya que varias sustancias pueden interactuar con ella. Las interacciones pueden ocurrir no solo con medicamentos, como otros AINE, sino también con algunos suplementos a base de hierbas o drogas recreativas.

Hable con su médico si toma medicamentos para la diabetes, gota o convulsiones o si toma hormonas, antiácidos, medicamentos anticoagulantes, otros productos de aspirina, o simplemente no está seguro de combinar la aspirina con lo que actualmente toma.

Dosificación

Tome aspirina según las instrucciones en la caja. No tome más píldoras de las indicadas o tome una dosis más frecuente. Beba un vaso lleno de agua con la dosis.

Si toma aspirina de forma rutinaria y omite una dosis, tómela tan pronto como pueda, a menos que sea casi la hora de la próxima dosis. Si tiene problemas de salud o toma otros medicamentos, consulte con su médico la información de dosificación adecuada para usted.

Fuentes:

Berkeley Wellness. ¿Es la aspirina con recubrimiento entérico más segura? Berkeley Wellness Newsletter. Abril 2013.

Cryer, B., Mahaffey, K. J Multidiscip Healthc. Úlceras gastrointestinales, papel de la aspirina y resultados clínicos: biopatología, diagnóstico y tratamiento. Marzo del 2014.

Brenner, GM, Stevens, CW, Farmacología. 2nd ed. Saunders Elsevier. 2006. Filadelfia.

Stringer, J. Conceptos Básicos en Farmacología. 3ª ed. McGraw Hill. 2006.