¿Qué avances hay para tratar las cicatrices del acné?

1778
Download PDF

En lugar de volver a rellenar las áreas circundantes, los médicos están buscando sustancias que puedan actuar como rellenos para tratar las cicatrices causadas por el acné. Aunque se han propuesto muchos rellenos químicos, actualmente solo hay uno que ha sido aprobado por la FDA y la evidencia no es concluyente.

El acné ha sido causante de la baja autoestima de muchos adolescentes en el mundo, sin embargo, sus consecuencias van mucho más allá.

Sin tratamiento, el acné puede resultar en una condición llamada Acne vulgar, que afecta a 8 de cada 10 adolescentes y en la mayoría de los casos, resulta en alguna forma de cicatrización. Esto ocurre cuando el daño causado por la infección se profundiza en las capas dérmicas de la piel, mucho más allá de las capacidades regenerativas que se encuentran en la epidermis periférica y el impacto psicológico de las cicatrices faciales puede persistir hasta la edad adulta.

Lea también: las complicaciones que puede causar el acné

Los dermatólogos tradicionalmente tratan la cicatrización alisando los bordes para hacer que las cicatrices sean menos perceptibles. El objetivo es reducir las irregularidades de la superficie mediante el adelgazamiento de las áreas que rodean la cicatriz. Técnicas como la dermoabrasión mecánica, peelings químicos o el resurfacing con láser, utilizan este principio para crear una superficie más uniforme. El inconveniente es que no se puede ir muy lejos en este tipo de procesos y hay un límite a la cantidad de resurfacing que se puede hacer sin causar daño a la piel, esto sin mencionar que algunas cicatrices son demasiado profundas como para que este método sea eficaz.

Debido a esta limitación inherente, los médicos están buscando ahora la re-volumización, que en esencia significa llenar estos defectos en la cicatriz. Actualmente una serie de rellenos ya se utilizan para aumentar los defectos de los tejidos blandos en la cara y los dermatólogos ahora están mirando estos para tratar defectos relacionados con el acné. Estas sustancias propuestas van desde aquellas que ocurren naturalmente en el cuerpo (ácido hialurónico) hasta el acrílico sintético (metacrilato de polimetilo o PMMA) o silicona. Un artículo de revista titulado “El papel de los rellenos en el manejo de las cicatrices del acné” (The Role of Fillers in the Management of Acne Scars) revisa cómo estas sustancias disponibles se han utilizado en diferentes ensayos y su eficacia relativa. Los resultados informan que sólo el PMMA está actualmente aprobado por la FDA para las cicatrices del acné (y en aplicaciones limitadas). Además, la evidencia para otros rellenos sigue siendo equívoca en el mejor de los casos.

Lea también¿Funciona el jugo de limón para tratar el acné y las cicatrices?

El reto de reemplazar el volumen es encontrar la sustancia adecuada para actuar como un relleno. No sólo debe ser capaz de reemplazar el volumen perdido, sino que debe ser tan biológicamente inerte como sea posible: la formulación química debe resistir el intento del cuerpo para romper o absorber sin provocar una reacción o una infección abierta. En la actualidad ninguna sustancia cumple ese criterio; Y en lugar de encontrar el relleno ideal, el uso de PMMA que se encuentra disponible junto con las técnicas de resurfacing, puede ser más prometedor para llenar esas pequeñas imperfecciones.