Beneficios de la berenjena: 10 razones para consumirla

528
Download PDF

La berenjena, también conocida Brinjal, tiene múltiples beneficios para la salud y además de ser usada en muchas recetas y batidos, es baja en calorías.

¿Qué es la berenjena?

La berenjena es miembro de las solanáceas (Solanaceae), una familia de plantas que incluye a los tomates, papas y pimientos. Al igual que el tomate, la berenjena es en realidad una fruta, pero se prepara comúnmente como un vegetal. Nativa del subcontinente indio, la berenjena en la actualidad se cultiva en muchas regiones tropicales y semitropicales de todo el mundo.

Beneficios saludables de la berenjena
  • Previene el cáncer
  • Mantiene la salud del corazón
  • Mejora la función cognitiva
  • Mejora la función cognitiva
  • Control de peso
  • Ayuda a la digestión
  • Mejora la salud de los huesos
  • Reduce el riesgo de anemia
  • Controla los niveles de azúcar en la sangre
  • Fortalece el sistema inmune
  • Previene defectos de nacimiento

La berenjena es una fruta versátil que se puede asar, hornear, saltear en aceite de oliva, cocinar en sopas e incluso freírlas. Tiene una textura firme de carne lo que la convierte en una de las favoritas entre los vegetarianos.
Además de ser utilizado en una variedad de platos, la berenjena es un alimento bajo en calorías que está repleto de fibra y una amplia gama de vitaminas y minerales, incluyendo vitamina A, C, K y B6, potasio, magnesio, manganeso, niacina, tiamina, cobre, hierro, fósforo y ácido fólico.

La berenjena también contiene importantes fitonutrientes, de los que se sabe que tienen poderosas propiedades antioxidantes, así como beneficios cardiovasculares. Los fitonutrientes contenidos en la berenjena incluyen flavonoides tales como la nasunina y compuestos fenólicos, tales como ácido cafeico y clorogénico.

Beneficios para la salud de la berenjena

Previene el cáncer

La berenjena contiene polifenoles, los que tienen propiedades anticancerígenas. Se sabe que previene el crecimiento de los tumores y detiene la invasión de las células cancerosas. La fibra que se presenta en la berenjena también ayuda a eliminar las sustancias tóxicas del colon, reduciendo así el riesgo de cáncer de colon.

Mantiene la salud del corazón

Los compuestos de antocianina en la berenjena ayudan a prevenir el estrés oxidativo en el sistema cardiovascular y por lo tanto ayuda a reducir el riesgo de enfermedades del corazón. Numerosos estudios confirman que el uso de flavonoides conocidos como antocianinas desempeñan un papel notable en la disminución de la probabilidad de enfermedades cardiovasculares. Algunos estudios también sugieren que el consumo de antocianinas podría reducir significativamente la presión arterial.

Mejora la función cognitiva

La berenjena contiene nasunina, las que protegen los lípidos en las membranas celulares del cerebro y aumentan la salud del cerebro. También ayuda en el transporte de nutrientes a las células y desplaza los residuos. Esto ayuda a prevenir los trastornos mentales relacionados con la edad. La piel de la berenjena contiene fitonutrientes así que asegúrese de comer la cáscara también.

Control de peso

La berenjena es muy baja en calorías y contiene gran cantidad de fibras. Por lo tanto, comer berenjenas puede ayudar a mantener el deseo de comer bien lejos de usted. Sin embargo, asegúrese de que usted no lo come de forma frita. Puede prepararla al horno o en forma de estofado si desea perder peso.

Ayuda a la digestión

Como muchas otras verduras, la berenjena es una gran fuente de fibra dietética, un elemento necesario para la salud gastrointestinal, así como para el movimiento regular de los intestinos. La fibra se acumula en las heces para pasar más fácilmente por el tracto digestivo. También estimula la secreción de jugos gástricos que facilitan la absorción de nutrientes y el procesamiento de alimentos.

Mejora la salud de los huesos

La berenjena tiene vitamina K, la que mejora la densidad ósea y reduce el riesgo de fracturas óseas, especialmente en mujeres postmenopáusicas que están en riesgo de osteoporosis. La berenjena también es una buena fuente de cobre, un nutriente esencial para la salud de los huesos. La ingesta deficiente de cobre pone en riesgo a las personas de desarrollar osteoporosis más adelante en la vida. Esto se debe a que el cobre ayuda a la formación de colágeno para el tejido conectivo y el hueso, contribuyendo así a la salud de los huesos.

Reduce el riesgo de anemia

La berenjena es rica en hierro, que es un nutriente vital para la formación de hemoglobina, la que transporta oxígeno a todas las células de nuestro cuerpo. Además, el cobre presente en la berenjena también juega un papel importante en la reducción del riesgo de anemia.

Controla los niveles de azúcar en la sangre

Debido a su alto contenido de fibra y bajo contenido de carbohidratos solubles, las berenjenas son un alimento ideal para el manejo de la diabetes. Los extractos de la berenjena pueden inhibir una enzima que causa la diabetes tipo 2 controlando la absorción de la glucosa y bajando la presión arterial que puede conducir a la hipertensión.

Fortalece el sistema inmune

El consumo regular de berenjena también es beneficioso para impulsar el sistema inmunológico de nuestro cuerpo. La presencia de antioxidantes como la vitamina C puede proteger a las células de los daños causados por los radicales libres, y por lo tanto minimiza el riesgo de diversas enfermedades.

Previene defectos de nacimiento

Las berenjenas son una rica fuente de ácido fólico y esto los hace muy beneficioso para las mujeres embarazadas. El ácido fólico en la berenjena ayuda a proteger a los bebés de los defectos de nacimiento como la espina bífida y anencefalia. Además de esto, el ácido fólico también juega un papel importante en el crecimiento y desarrollo de un bebé.

Al elegir una berenjena, busque una que tenga una piel suave y sin manchas. Evite los que tengan hoyos pequeños, ya que esto indica que no están frescos y que las manchas oscuras o marrones indican moretones.