Celulitis infecciosa: qué es, causas, síntomas, tratamientos y más

8249
Download PDF

¿Qué es la celulitis infecciosa?

La celulitis es una infección bacteriana de la piel y los tejidos subcutáneos (justo debajo de la piel). Las bacterias más comunes son la Staphylococcus aureus (estafilococo dorado) y el estreptococo beta-hemolítico del grupo A. Estas bacterias entran en la piel rota o normal y pueden extenderse fácilmente al tejido debajo de la piel. Por ende, necesitará antibióticos para tratar la infección.

La celulitis puede afectar casi cualquier parte del cuerpo. Más comúnmente, ocurre en la parte inferior de las piernas y en áreas donde la piel está dañada o inflamada. Cualquiera, a cualquier edad, puede desarrollar celulitis. Sin embargo, corre un mayor riesgo de desarrollarla si fuma, tiene diabetes o tiene poca circulación.

Antes del desarrollo de antibióticos, la celulitis era fatal. Con la introducción de la penicilina, la mayoría de las personas se recupera completamente en una semana.

Síntomas de la celulitis

El rango de síntomas puede variar de leve a grave, y puede incluir:

  • Enrojecimiento de la piel
  • Calor
  • Hinchazón
  • Dolor en un área de la piel
  • Fuga de líquido claro amarillo o pus.

Complicaciones de la celulitis

La infección puede diseminarse al resto del cuerpo. Los ganglios linfáticos pueden hincharse y notarse como un bulto sensible en la ingle y la axila. También puede tener fiebre, sudores y vómitos.

Causas de la celulitis

La celulitis generalmente ocurre en áreas de la piel que se han dañado o inflamado por otras razones, que incluyen:

  • Trauma, como una picadura de insecto, quemadura, abrasión o corte
  • Una herida quirúrgica
  • Problemas de la piel, como eccema, psoriasis, sarna o acné
  • Un objeto extraño en la piel, como metal o vidrio
  • A menudo, no es posible encontrar una causa para la celulitis

Diagnóstico de celulitis

Las pruebas pueden incluir:

  • Un hisopo, tomado de la piel afectada y enviado a un laboratorio para su análisis. Puede tomar unos días para obtener un resultado y su médico será informado de los resultados
  • Otras pruebas, como análisis de sangre y radiografías.

Tratamiento para la celulitis

Los antibióticos se usan para tratar la infección. Los antibióticos orales pueden ser adecuados, pero en las personas gravemente enfermas, se necesitarán antibióticos por vía intravenosa para controlar y prevenir una mayor propagación de la infección. Este tratamiento se administra en el hospital o, a veces, en el hogar por un médico o enfermera local.

Si la bacteria resulta ser resistente a los antibióticos elegidos, o en pacientes que son alérgicos a la penicilina, se pueden sustituir otros antibióticos apropiados. A veces, el tratamiento requiere la administración de antibióticos por vía intravenosa en un entorno hospitalario, ya que los antibióticos orales no siempre pueden proporcionar la penetración suficiente de los tejidos inflamados para ser eficaz. En ciertos casos, los antibióticos intravenosos pueden administrarse en el hogar o en un centro de infusión.

Los siguientes son algunos ejemplos de antibióticos que se han usado para tratar la celulitis:

  • Penicilinas
  • Amoxicilina
  • Amoxicilina y clavulanato (Augmentin)
  • Ampicilina y sulbactam (Unasyn)
  • Piperacilina y tazobactam (Zosyn)
  • Cefazolin
  • Cefalexina (Keflex)
  • Ceftriaxona (Rocephin)
  • Cefuroxima (Ceftin, Zinacef)
  • Ceftazidima (Fortaz, Tazicef)
  • Azitromicina (Zithromax, Zmax)
  • Eritromicina (Erythrocin, E.E.S., Ery-Tab, EryPed)
  • Imipenem y cilastatina (Primaxin)
  • Levofloxacina (Levaquin)
  • Ciprofloxacina (Cipro)
  • Vancomicina

A medida que la infección mejora, es posible que pueda cambiar de antibióticos intravenosos a orales, que pueden tomarse en el hogar por una semana o hasta 10 días. La mayoría de las personas responden a los antibióticos en dos o tres días y comienzan a mostrar mejoría.

En casos raros, la celulitis puede progresar a una enfermedad grave al diseminarse a tejidos más profundos. Además de los antibióticos de amplio espectro, a veces se requiere cirugía.

Cuidado personal en el hogar

Las sugerencias incluyen:

  • Descanse lo suficiente: esto le da a su cuerpo la oportunidad de combatir la infección.
  • Levanta el área del cuerpo involucrado lo más alto posible: esto aliviará el dolor, ayudará a drenar y reducirá la hinchazón.
  • El paracetamol puede ayudar: verifique la etiqueta de cuánto tomar y con qué frecuencia. El dolor disminuye una vez que la infección comienza a mejorar.

Si no es admitido en el hospital, necesitará una cita de seguimiento con su médico dentro de uno o dos días para asegurarse de que la celulitis esté mejorando. Esta cita es importante.

Reducir el riesgo de transmisión

La celulitis puede surgir cuando la lesión o inflamación de la piel no se trata adecuadamente. Cuando se trata de cortes y abrasiones:

  • Lave sus manos
  • Limpie la herida con un antiséptico
  • Cubra la herida con un apósito de gasa o una tirita
  • ¿Qué tipos de profesionales de la salud tratan la celulitis?

    Los especialistas de atención primaria, incluidos los internistas y los especialistas en medicina familiar, tratan la celulitis. En ocasiones, los especialistas en enfermedades infecciosas o los cirujanos pueden participar en el tratamiento médico de la celulitis.

Referencia:

Medicinenet: Melissa Conrad Stöppler: William C. Shiel Jr.