Conjuntivitis: sus causas, síntomas, tratamientos, prevención y más

1330
Download PDF

¿Qué es la conjuntivitis?

La conjuntivitis u ojo rosado, es la inflamación de la conjuntiva que hace que el ojo se vuelva literalmente de color rosa. Puede ser altamente contagiosa, y es importante diagnosticar la causa exacta para realizar el tratamiento correcto.

Síntomas de la conjuntivitis

El síntoma más evidente es el color del ojo, el cual se torna rosa. La inflamación hace que los vasos sanguíneos pequeños en la conjuntiva se oscurezcan, dando como resultado un tinte rosado o rojo al blanco del ojo. Esta inflamación es un signo de que el sistema inmunológico reacciona a una sustancia extraña, irritación u organismos invasores, como las bacterias. Un caso de ojo rosado puede producir los siguientes síntomas:

  • Enrojecimiento en uno o ambos ojos
  • Picazón en uno o ambos ojos
  • Visión borrosa y sensibilidad a la luz
  • Secreción en uno o ambos ojos que forma una corteza por la noche
  • Lágrimas excesivas

Causas de la conjuntivitis

Las causas del ojo rosado pueden las siguientes, siendo los virus el desencadenante más común:

  • Virus
  • Bacterias
  • Alergias
  • Una salpicadura química en el ojo
  • Un objeto extraño en el ojo
  • Un conducto lagrimal obstruido (en recién nacidos)

Tipos de conjuntivitis

Es importante que un oftalmólogo determine el tipo de conjuntivitis que tiene, para que se pueda administrar un tratamiento adecuado. Su médico será capaz de identificar el tipo de conjuntivitis haciendo preguntas y examinando sus ojos. La forma en que siente sus ojos, generalmente revelará qué tipo de conjuntivitis tiene:

Conjuntivitis viral: La conjuntivitis viral está asociada con infecciones respiratorias superiores y resfriados. Por lo general afecta sólo a un ojo, pero puede afectar a ambos. La conjuntivitis viral causa un excesivo riego ocular y suele ser más común en niños. Además, tiende a ser mucho más contagiosa que el tipo bacteriano.

Conjuntivitis bacteriana: Este tipo de conjuntivitis es causada por bacterias. La conjuntivitis bacteriana afecta a ambos ojos y a menudo produce una secreción más gruesa, de color amarillo-verde. También puede estar asociada con una infección respiratoria o un resfriado. La conjuntivitis bacteriana es más común en niños que en adultos y puede ser contagiosa. Algunos bebés nacen con un conducto lagrimal bloqueado que evita que las lágrimas se drenen adecuadamente. Esto también puede conducir a la conjuntivitis bacteriana.

Conjuntivitis alérgica: La forma alérgica de conjuntivitis es causada por una reacción a un alérgeno como el polen, o una sustancia extraña. La conjuntivitis alérgica afecta a ambos ojos y causa picazón y enrojecimiento en los ojos y a veces en la nariz (al igual que los síntomas de alergia). Los ojos también pueden aparecer hinchados y tener lágrimas excesivas. Los ojos también podrían tener una secreción mucosa blanca y fibrosa.

Conjuntivitis química: La conjuntivitis química causa enrojecimiento e inflamación de la conjuntiva. Es causada por un irritante o por un chapoteo real de un producto químico en el ojo, como el cloro. El ojo puede producir moco claro en respuesta al agente químico. Este tipo de conjuntivitis por lo general desaparece por sí solo dentro de un día.

Conjuntivitis papilar: A veces llamada conjuntivitis papilar gigante (CPG), este tipo de conjuntivitis es causada por la inflamación debido a un objeto extraño en el ojo. La conjuntivitis papilar también puede desarrollarse a partir de suturas expuestas después de una cirugía ocular. Por lo general, la CPG es causada por la presencia constante de una lente de contacto. El ojo puede ponerse rojo, y se pueden formar protuberancias en el párpado. Estas protuberancias, llamadas papilas, suelen ser más grandes en la parte posterior del párpado superior. La CPG generalmente afecta a ambos ojos y causa intolerancia a las lentes de contacto, picazón, desgarro y protuberancias rojas en la parte inferior del párpado.

Factores de riesgo

El mayor factor de riesgo del ojo rosado es estar expuesto a alguien que esté infectado con la forma viral o bacteriana de la conjuntivitis. Alguien con conjuntivitis puede ser contagioso durante 7 a 14 días después de que aparezcan los primeros signos y síntomas. La conjuntivitis causada por infección viral o bacteriana es altamente contagiosa.

Tratamiento para la conjuntivitis

Debido a que hay muchos tipos de conjuntivitis, es esencial que un oftalmólogo determine el tratamiento adecuado. Su médico puede recetar antibióticos en gotas para los ojos si la infección es bacteriana, luego de eso, la infección debería despejarse dentro de varios días. Los Antibióticos ungüento para los ojos, en lugar de gotas para los ojos, a veces se prescriben para el tratamiento de los ojos rosados ​​bacterianos en los niños. La conjuntivitis viral no puede ser tratada con antibióticos en gotas para los ojos o ungüento.

Al igual que el resfriado común, los remedios de venta libre pueden aliviar algunos síntomas, sin embargo, el virus podría persistir. En el caso de conjuntivitis alérgica, su médico puede recetar gotas para los ojos, como antihistamínicos, para aliviar los síntomas alérgicos.

Si le han diagnosticado conjuntivitis, siga estos consejos para evitar la propagación de la infección:

  • Lávese las manos frecuentemente
  • Evite frotarse los ojos
  • No comparta trapos, toallas o fundas de almohada
  • No comparta las gotas para los ojos ni los cosméticos

La conjuntivitis es generalmente una infección ocular menor, pero puede convertirse en una condición más seria. Siempre es mejor buscar la opinión de un profesional especializado en la salud ocular (oftalmólogo).

 

Prevención de la conjuntivitis

Mientras que los adultos pueden desarrollar conjuntivitis, esta puede ser mucho más común entre los niños.

Las personas con conjuntivitis deben tratar de no tocarse los ojos, y deben lavarse las manos con regularidad. Esto reducirá el riesgo de propagación.

Las personas que usan lentes de contacto deben cambiarlas regularmente.

Las personas que trabajan con un irritante o en un ambiente polvoriento, deben usar protección para los ojos.

Cuándo consultar a un médico

Siempre que tenga una conjuntivitis con cualquier otro síntoma, consulte a su médico si no mejora en cuestión de horas.

Referencias:

American Optometric Association, Conjunctivitis. AOA. 3 Jun 2007. – https://www.aoa.org/

Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (Ojos Rosados: Por lo general suaves y fáciles de tratar) – http://www.cdc.gov/

Mayo Clinic – Ojo rosado (conjuntivitis) – http://www.mayoclinic.org/

Esta información no pretende reemplazar el consejo de un médico. La información es ofrecida con fines educativos y referenciales.