¿Cómo consumir chía correctamente? aprovecha sus beneficios!

5035
Download PDF

¿Cómo consumir semillas de chía con seguridad?

Las semillas de chía definitivamente están en boga. Y es que estas pequeñas semillas son ricas en proteínas, fibra, calcio, antioxidantes y omega-3, sin embargo, hay maneras correctas e incorrectas de comerlas.

Se sabe del caso de un paciente que experimentó una disfagia intensa (dificultad para tragar) después de ingerir una cucharada de semillas de chía seca seguido de un vaso con agua. Una de las razones por las que las semillas chía se promocionan para la pérdida de peso es porque expanden varias veces su tamaño en el agua lo que le ayudará a sentirse satisfecho (a) por más tiempo. Sin embargo, comer una cucharada seca y luego beber agua no le brindará una experiencia cómoda, puesto que las semillas se expandirán antes de llegar al estómago causando problemas en el esófago.

Caso clínico

En un estudio presentado en la Reunión Científica Anual del Colegio Americano de Gastroenterología, un hombre de 39 años terminó en la sala de emergencias después de comer una cucharada de semillas de chía secas y luego al beber un vaso de agua. Poco después de tomar esto, notó que no podía tragar nada, ni siquiera su propia saliva. En la sala de emergencias, los médicos realizaron una endoscopia para ver qué causaba el problema. Encontraron una masa de semillas de chía congeladas que obstruían completamente el esófago del hombre.

Cabe señalar que este hombre tenía un historial de disfagia, que es una sensación de que no puede tragar o que la comida se atasca en la garganta.

¿Cómo pasó esto?

Si bien una cucharada de semillas de chía seca parece una cantidad muy pequeña, debemos recordar que se expanden rápidamente. Tan pronto como se mezclaron con agua, las semillas formaron una bola espesa, parecida a un gel, y se atoraron. «Llegó a ser una consistencia de tipo Play-Doh, muy dura en términos de líquido pero también suave», explicó la Dra. Rebecca Rawl, MD, becaria de gastroenterología en el Atrium Health, que presentó el estudio del hombre de 39 años con semillas de chía que obstruyeron su esófago.

Los médicos trataron de desalojar la bola de semilla de chía, pero esta no se movió. Eventualmente, utilizaron un pequeño endoscopio que se usa generalmente en bebés para cortar la masa. La doctora Rebecca Rawl le explicó al Time que el proceso era bastante laborioso.

Cómo comer semillas de chía con seguridad

Si bien este fue un caso habitual, la Dra. Rawl advirtió que nunca deberían comerse semillas de chía secas. «Los pacientes nunca deben consumir semillas secas de chía«, explicó Rawl. «Pueden absorber muchas veces su peso en agua y expandirse y pueden alojarse en el esófago de un paciente, especialmente si hay antecedentes de problemas para tragar«. Debido a que las semillas de chía pueden expandirse hasta 27 veces su peso, asegúrese de agregarles líquido antes de consumirlas. Después de que ya se hayan expandido, son seguras para comer y se digerirán fácilmente. «En general, la materia vegetativa y las semillas, al menos, pueden descomponerse y deslizarse«, dijo Rawl. «La popularidad de las semillas de chía está creciendo, y creo que esto será más frecuente». Si tiene antecedentes de problemas para tragar, ella recomienda evitar las semillas de chía por el momento.

Lea también: ¿Las semillas de chía ayudan a bajar de peso? Esto dice la ciencia

Empapar las semillas de chía en agua antes de comerlas es lo más seguro; Después de que se empapan, las semillas de chía desarrollan un recubrimiento gelatinoso que les ayuda a moverse rápidamente a través del tracto digestivo. Otras evidencias sugieren que consumir semillas de chía molidas en lugar de semillas enteras, permite significativamente más ALA (la forma esencial de ácidos grasos Omega-3) para alcanzar el torrente sanguíneo.

Con todo lo dicho, hay muy poca investigación científica sobre qué método es el mejor cuando se trata de la absorción de nutrientes.

Si está listo (a) para obtener los beneficios de estas semillas ricas en nutrientes en su dieta, estas ideas de recetas le ayudarán.

Recetas simples para consumir chía

Pudín de chía: Las semillas de chía y la leche de coco se pueden combinar para hacer un pudin que funciona bien para el desayuno. Mezcle los ingredientes la noche anterior, déjelos reposar en la nevera, y consuma al día siguiente. Es fácil.

Muffins de arándanos con chía: Los muffins de arándano consiguen una mejora notable con la chía para tener una energía nutritiva adicional.

Smoothie de bayas: Si usted encuentra la textura de la chía algo crujiente, trate de probar con este refrescante batido por la mañana rico en antioxidantes. Alto en vitamina C y con más de 10 gramos de fibra, esta combinación de desayuno antioxidante se convertirá en su nueva receta favorita desde ahora.

Chía con yogur: Si está buscando una dosis rápida y sin complicaciones de omega-3 en su merienda, simplemente puede espolvorear una cucharadita de semillas de chía en su fruta, mezclarlas en su yogur, o simplemente hacer una deliciosa combinación ambos.