Consumir más lácteos puede reducir el riesgo de menopausia temprana

190
Download PDF

La menopausia temprana es experimentada aproximadamente por el 10% de las mujeres en las poblaciones occidentales. Consumir calcio y vitamina D que provengan de fuentes lácteas juega un papel importante en retrasar el inicio de la menopausia.

Aproximadamente el 10% de las mujeres en las poblaciones occidentales experimentan la falla ovárica prematura, comúnmente conocida como menopausia precoz. La menopausia temprana es el término usado para describir a cualquier mujer que naturalmente pierde la función de sus ovarios y consecuentemente el cese de sus ciclos menstruales antes de los 45 años. No sólo estas mujeres tienen un riesgo más alto de tener una muerte prematura en comparación con las mujeres que experimentan la menopausia en una etapa más tarde en la vida, sino que también están en mayor riesgo de desarrollar enfermedades cardiovasculares, el deterioro cognitivo, y la osteoporosis, entre otros desfavorables resultados de salud. Con el envejecimiento normal, las mujeres suelen experimentar una disminución de la fertilidad durante los 10 años que conducen a la menopausia natural.

Este hecho puede complicar aún más las vidas de las mujeres que optan por retrasar la maternidad hasta más tarde en sus años reproductivos, además de experimentar los síntomas de la menopausia a una edad más temprana.

Lea tambiénRemedios naturales para los síntomas de la menopausia

Según un estudio reciente publicado en el American Journal of Clinical Nutrition, las mujeres que han aumentado la ingesta de vitamina D y el calcio en sus dietas, predominantemente por el consumo de productos lácteos, tienen menos riesgo de experimentar la menopausia temprana. En el estudio llamado Nurses ‘Health Study II, 86.234 mujeres enfermeras registradas en Estados Unidos, que eran premenopáusicas y entre las edades de 25-42 años, fueron seguidas por encuestas periódicas desde 1991 a 2011. Para evaluar su ingesta de calcio y Vitamina D de las fuentes de alimentos se les pidió a las enfermeras que completaran un cuestionario de frecuencia de alimentos (CFA) cada cuatro años (en 1991, 1995, 1999, 2003, 2007 y 2011) que reflejaba su consumo promedio de 131 alimentos, bebidas y suplementos respecto al año anterior. De la misma manera, a las enfermeras se les pidió que respondieran a un CFA cada dos años para reflejar su uso y las dosis correspondientes de cualquier suplemento de multivitaminas, calcio y / o vitamina D. Durante los años de seguimiento, 2041 de estas mujeres informaron reportes con menopausia temprana.

Los investigadores encontraron que aunque la ingesta de vitamina D (≥ 600 UI por día) de los suplementos no estaba asociada con el riesgo de menopausia temprana, la ingesta de calcio y vitamina D de fuentes dietéticas y lácteas (alrededor de 2,5 porciones diarias de leche fortificada con vitamina D ) tuvieron una fuerte asociación con el inicio de la menopausia. También observaron que la ingesta alta de suplementos de calcio (≥ 900 mg al día) estuvo asociada con un mayor riesgo de experimentar la menopausia temprana.

Lea también¿Cuáles son los síntomas vasomotores en la menopausia?

Los investigadores no esperaban este último hallazgo, sin embargo, esto proporciona una visión para las mujeres que toman grandes cantidades de suplementos de calcio sobre una base diaria. Este estudio fue diferente a los estudios previos porque evaluó específicamente la menopausia temprana. Se analizó un gran número de mujeres con cuestionarios periódicos de seguimiento de más de 20 años y esto permitió a los investigadores dar cuenta de las posibles variables conflictivas. Una limitación del estudio es que se basó en la información auto-reportada para determinar el momento de la menopausia. Los investigadores no pudieron descartar la posibilidad de que los participantes sobrereportasen y / o subnotificaran en sus CFA.

Este estudio es útil porque pone de manifiesto ciertos efectos favorables y menos favorables de la vitamina D y el consumo de calcio en las mujeres premenopáusicas. Es importante que las mujeres sepan qué suplementos y productos alimenticios pueden alterar su riesgo de experimentar la menopausia temprana.