Esclerosis múltiple: síntomas y tratamientos

1302
Download PDF
THINKSTOCK – BBC

La esclerosis múltiple, o EM, es una enfermedad de larga duración que puede afectar su cerebro, la médula espinal y los nervios ópticos en sus ojos. Puede causar problemas con la visión, el control muscular, el equilibrio, y otras funciones básicas del cuerpo.

Los efectos  a menudo son diferentes para todos los que tienen la enfermedad. Algunas personas tienen síntomas leves y no necesitan tratamiento. Otros tendrán problemas para moverse y realizar sus tareas diarias.

La esclerosis múltiple sucede cuando su sistema inmunológico ataca un material graso llamado mielina, la que envuelve sus fibras nerviosas para protegerlas. Sin esta cáscara externa los nervios se dañan y se puede formar tejido cicatricial.

Sintomas de la esclerosis múltiple

  • Entumecimiento o debilidad en uno o más miembros que normalmente ocurren en un lado de su cuerpo a la vez, o las piernas y el tronco
  • Pérdida parcial o completa de la visión, generalmente en un ojo a la vez, a menudo con dolor durante el movimiento ocular
  • Doble visión prolongada
  • Hormigueo o dolor en ciertas partes del cuerpo
  • Sensaciones de choque eléctrico que ocurren con ciertos movimientos de cuello, especialmente doblando el cuello hacia adelante (signo Lhermitte) PONER LINK
  • Temblor, falta de coordinación o marcha inestable
  • Discurso lento
  • Fatiga
  • Mareo
  • Problemas con la función intestinal y vesical

¿Cuándo consultar a un médico?

Consulte a un médico si experimenta cualquiera de los síntomas anteriores por razones desconocidas.

Desarrollo de la enfermedad

La mayoría de las personas con EM tienen un curso de enfermedad remitente-recurrente (EMRR).

Experimentan períodos de recaídas o síntomas nuevos que se desarrollan durante días o semanas y generalmente mejoran parcial o totalmente. Estas recaídas son seguidas por períodos tranquilos de remisión de la enfermedad que pueden durar meses o incluso años.

Pequeños aumentos en la temperatura corporal pueden empeorar temporalmente los signos y síntomas de la EM, pero estos no se consideran recaídas de la enfermedad.

Alrededor del 60 al 70 por ciento de las personas con EM remitente-recurrente eventualmente desarrollan una progresión constante de los síntomas, con o sin períodos de remisión, conocida como EM secundaria-progresiva (EMSP) .

El empeoramiento de los síntomas por lo general incluye problemas con la movilidad y la marcha. La tasa de progresión de la enfermedad varía mucho entre las personas con EM progresiva secundaria.

Algunas personas con EM experimentan un inicio gradual y de progresión constante de los signos y síntomas sin recaídas. Esto se conoce como EM primaria progresiva (EMPP).

Causas de la esclerosis múltiple

Se desconoce la causa de la esclerosis múltiple. Se considera una enfermedad autoinmune en la cual el sistema inmune del cuerpo ataca sus propios tejidos. En el caso de la EM, este mal funcionamiento del sistema inmunitario destruye la mielina (la sustancia grasa que cubre y protege las fibras nerviosas en el cerebro y la médula espinal).

La mielina se puede comparar con el recubrimiento aislante de los cables eléctricos. Cuando la mielina protectora está dañada y la fibra nerviosa está expuesta, los mensajes que viajan a lo largo de ese nervio pueden ser ralentizados o bloqueados. También el nervio puede dañarse.

No está claro por qué la esclerosis múltiple se desarrolla en algunas personas y no en otras. Una combinación de factores genéticos y ambientales parecen ser los responsables.

Factores de riesgo

Estos factores pueden aumentar el riesgo de desarrollar esclerosis múltiple:

La edad: La esclerosis múltiple puede ocurrir en cualquier edad, pero afecta más comúnmente a personas entre las edades de 15 y 60 años.

Sexo: Las mujeres tienen el doble de probabilidades de desarrollar EM que los hombres.

Historial familiar: Si uno de sus padres o hermanos ha tenido EM, usted corre un mayor riesgo de desarrollar la enfermedad.

Ciertas infecciones: Se ha asociado una variedad de virus a la EM, incluyendo el virus Epstein-Barr (responsable de causarla mononucleosis infecciosa).

Raza: Los blancos, en particular los de ascendencia de Europa del norte, corren mayor riesgo de desarrollar EM. Las personas de ascendencia asiática, africana o nativa americana tienen el menor riesgo.

Clima: La esclerosis múltiple es mucho más común en países con climas templados, incluyendo Canadá, el norte de Estados Unidos, Nueva Zelanda, el sudeste de Australia y Europa.

Ciertas enfermedades autoinmunes: Usted tiene un riesgo ligeramente mayor de desarrollar EM si tiene enfermedad de la tiroides, diabetes tipo 1 o la enfermedad inflamatoria intestinal.

Fumar: Los fumadores que experimentan un evento inicial de síntomas de EM, son más propensos que los no fumadores a desarrollar un segundo evento que confirme la EM recurrente-remitente.

Complicaciones

Las personas con esclerosis múltiple también pueden desarrollar:

  • Rigidez o espasmos musculares
  • Parálisis, típicamente en las piernas
  • Problemas con la vejiga, intestino o función sexual
  • Cambios mentales, como olvido o cambios de humor
  • Depresión
  • Epilepsia

Los pacientes suelen experimentar un primer evento neurológico sugestivo de esclerosis múltiple conocido como Síndrome Radiológicamente Aislado. Este síndrome tiene una duración de al menos 24 horas, con síntomas y signos que indican una sola lesión (monofocal) o más de una lesión (multifocal) dentro del sistema nervioso central.

Hay 4 tipos de esclerosis múltiple. Son nombradas de acuerdo con la forma en que la enfermedad actúa sobre el cuerpo con el tiempo.

TIPOS DE ESCLEROSIS MÚLTIPLE

Esclerosis Múltiple Remitente-Recurrente (EMRR): Esta es la forma más común de esclerosis múltiple. Alrededor del 85% de las personas con EM son diagnosticadas inicialmente con EMRR. Las personas con EMRR tienen períodos temporales llamados recaídas, brotes o exacerbaciones, cuando aparecen nuevos síntomas.

Esclerosis Múltiple Primaria Progresiva (EMPP): Este tipo de EM no es muy común y ocurre en alrededor del 10% de las personas con EM. El EMPP se caracteriza por empeorar lentamente los síntomas desde el principio, sin recaídas o remisiones.

Esclerosis Múltiple Secundaria Progresiva (EMSP): En la EMSP, los síntomas empeoran más constantemente con el tiempo, con o sin la aparición de recaídas y remisiones. La mayoría de las personas que son diagnosticadas con EMRR transitará a EMPS en algún momento.

Esclerosis Múltiple Progresiva Recidivante (EMPR): Es una forma rara de MS (5%), la EMPR se caracteriza por un estado de enfermedad que empeora constantemente desde el principio, con recaídas agudas pero sin remisiones, con o sin recuperación.

LA IMPORTANCIA DEL TRATAMIENTO TEMPRANO

Si se le diagnostica una EM o un evento de EM por primera vez, considere la posibilidad de iniciar el tratamiento tan pronto como sea posible con su equipo de atención médica. Los investigadores han encontrado que la EM a menudo causa más daño en el primer año que en los años posteriores.

OPCIONES DE TRATAMIENTOS

Existen varias opciones de tratamiento de la EM disponibles hoy que han demostrado disminuir la frecuencia de recaídas y retrasar la progresión de la enfermedad. Hay varias maneras en que estas opciones de tratamiento se pueden tomar. Algunos tratamientos utilizan una inyección, ya sea subcutánea (bajo la piel) o intramuscular (en el músculo), mientras que otros se administran por vía intravenosa (vía una infusión) u oral (por vía oral).

Interferones beta: son medicamentos inyectables utilizados para el tratamiento de la EM recurrente-remitente. Ciertos productos de interferón beta también pueden utilizarse para un primer episodio clínico con hallazgos de IRM consistentes con la EM. Dependiendo de la medicación, las inyecciones para los interferones beta pueden ser subcutáneas o intramusculares y la dosificación puede variar de cada día a una vez a la semana.

Acetato de glatiramer: se administra por vía subcutánea todos los días para el tratamiento de la EM recurrente-remitente. También se utiliza para pacientes que han experimentado un primer episodio clínico y que tienen resultados de IRM consistentes con la EM.

Fingolimod:es una cápsula oral que se toma una vez al día la cual está indicada para el tratamiento de las formas recurrentes de EM para reducir la frecuencia de exacerbaciones clínicas y para retrasar la acumulación de discapacidad física.

La teriflunomida: es una tableta oral que se toma una vez al día y es usada para el tratamiento de pacientes con formas recurrentes de esclerosis múltiple

El dimetil furamato: es una cápsula oral que se toma dos veces al día que se utiliza para tratar a las personas con formas recurrentes de EM

La mitoxantrona:es un agente quimioterapéutico para el tratamiento del empeoramiento de la EMRR (remitente recurrente) , EMPP (primaria progresiva) o EMSP (secundaria progresiva) y se utiliza para reducir la discapacidad neurológica y / o la frecuencia de exacerbaciones clínicas. Se administra por vía intravenosa por infusión una vez cada tres meses

El natalizumab: es una medicación intravenosa reservada para pacientes con EM progresiva rápida o con alta actividad de la enfermedad a pesar del uso de una terapia alternativa de EM. Se administra una vez cada cuatro semanas