El insomnio podría aumentar el riesgo de tener un accidente cerebrovascular

419
Download PDF

insomnio-riesgos

El insomnio podría tener peores consecuencias que solamente tener problemas para dormir. Esto es lo que dice el equipo de investigación liderada por Ya-Wen Hsu de la Universidad de Nan Chia de farmacia y ciencia y el Departamento de investigación médica en el centro médico de Chi-Mei, en Taiwán, quienes advierten que este trastorno aumenta las probabilidades de tener un accidente cerebrovascular.

Según la Academia Americana de medicina del sueño, en los Estados Unidos, alrededor del 30% de la población tiene algún grado de insomnio.
Para obtener estas conclusiones, los investigadores analizaron el historial clínico de 21.000 personas con insomnio elegidos al azar y de otros 64.000 sin este trastorno. Las personas fueron seguidas durante 4 años para registrar y analizar algunos comportamientos y luego de eso fueron clasificadas en diferentes grupos:

  • Insomnio persistente o crónico: 1 a 6 meses de duración
  • Insomnio reincidente: regreso del trastorno luego que el paciente había estado con normalidad por más de 6 meses
  • Insomnio de remisión: cambio de diagnóstico desde padecer la enfermedad a no padecerla en algún momento en el que se hacia el seguimiento.

El riesgo de un accidente cerebrovascular es más probable en los más jóvenes

Los investigadores encontraron que las personas entre los 18 y 35 años tienen un mayor riesgo de sufrir una accidente cerebrovascular que aquellos que no tenían problemas de trastorno del sueño.
Además, haciendo una comparación con el número de participantes del estudio, los investigadores encontraron que los pacientes con insomnio tenían un 54% de probabilidades de ser hospitalizados por un ataque cerebrovascular en comparación de los que no lo tenían. Los que tenían entre 18 y 35 tenían incluso más posibilidades de ser hospitalizados.
Los investigadores también encontraron que los pacientes que tenían insomnio y además diabetes, eran altamente propensos a tener un accidente cerebrovascular que aquellos que no tenían diabetes.
Comentando los resultados, Hsu dice:
“Creemos firmemente que los individuos con insomnio crónico, particularmente los más jóvenes, deben consultar con su médico para evaluar los riesgos de accidentes cerebrovasculares, y cuando estos hayan sido diagnosticados, tratarlos apropiadamente”.
Nuestros resultados también destacan la importancia clínica de su detección temprana. Tratar el insomnio es muy importante ya sea por medicación o por terapia cognitiva”.

Aunque el equipo de investigación dice que no está completamente seguro en cuanto a el por qué esta enfermedad puede aumentar el riesgo de accidentes cerebrovasculares, investigaciones recientes han sugerido que el trastorno del sueño puede interferir con la salud cardiovascular causando inflamaciones, aumentando la presión arterial y alterando los niveles de glucosa.

Puedes dar un vistazo a las causas y síntomas de esta enfermedad aquí.

También añaden que determinadas conductas como las dietas, el ejercicio, el consumo de alcohol y el cigarrillo – también podrían influir en la relación que existe entre el insomnio y este tipo de riesgos.

El insomnio debe tratarse lo antes posible para evitar una futura enfermedad

Puesto que este estudio se realizó con participantes de Taiwán, no está claro si estos resultados puedan aplicarse a otras poblaciones. Sin embargo, los investigadores señalan que existen estudios de otros países que reportan vínculos muy similares entre este trastorno y los ataques.

“Aunque el insomnio es la complicación más común del sueño, no debe percibirse simplemente como un síntoma de otra enfermedad,” Hsu le comenta al Medical News Today. “Más bien, se debe identificar y tratar lo antes posible con opciones clínicas para prevenir riesgos de enfermedades futuras.

Sin embargo, dijo que aunque el este trastorno es un problema común, los resultados no deberían causar pánico al público sobre el riesgo de accidentes cerebrovasculares en algún futuro.

Más bien, nos gustaría señalar que los pacientes o la población en general debe prestar más atención a sus patrones de horas extras de insomnio,” añade. “Si se detecta la persistencia del insomnio, debería ser tratado lo más precozmente posible para evitar los riesgos futuros de algún accidente cerebrovascular“.