La depresión cambiaría la estructura del cerebro, según estudio

250
Download PDF

Los cambios en la estructura del cerebro a causa de la depresión abren un nuevo horizonte en las investigaciones.

Se encontraron alteraciones en algunas partes del cerebro conocidas como materia blanca, que contienen trazos de fibra que permiten a las células cerebrales comunicarse entre sí mediante señales eléctricas.

Lea también: ¿Cuáles son los síntomas de la depresión?

La materia blanca es un componente clave del cableado del cerebro y su alteración se ha relacionado con problemas de procesamiento de emociones y habilidades de pensamiento.

En un estudio de más de 3000 personas (el más grande de su tipo hasta la fecha) arroja luz sobre la biología de la depresión y podría ayudar en la búsqueda de un mejor diagnóstico y tratamiento.

Los científicos de la Universidad de Edimburgo utilizaron una técnica de vanguardia conocida como difusión de imágenes de tensor para mapear la estructura de la sustancia blanca.

Una calidad de la materia conocida como integridad de la sustancia blanca, se redujo en las personas que informaron síntomas indicativos de depresión. Los mismos cambios no se observaron en personas que no se vieron afectadas.

La depresión es la principal causa mundial de discapacidad, afectando a alrededor de una quinta parte de los adultos del Reino Unido durante toda la vida. Los síntomas incluyen estado de ánimo bajo, agotamiento y sentimientos de vacío.

Los expertos dicen que el gran número de personas incluidas en la muestra-3461-significa que los resultados del estudio son muy contundentes.

Los participantes fueron extraídos del UK Biobank, un recurso nacional de investigación con datos de salud disponibles de 500.000 voluntarios.

El estudio forma parte de una iniciativa de Wellcome Trust llamada Stratifying Resilience and Depression Longitudinally (STRADL), que tiene como objetivo clasificar subtipos de depresión e identificar factores de riesgo.

Heather Whalley, investigadora principal de la División de Psiquiatría de la Universidad de Edimburgo, dijo: “Este estudio utiliza datos de la muestra individual más grande publicada hasta la fecha y muestra que las personas con depresión tienen cambios en el cableado de la materia blanca de su cerebro.”

“Hay una necesidad urgente de proporcionar tratamiento para la depresión y una mejor comprensión de los mecanismos nos dará una mejor oportunidad de desarrollar nuevos y más eficaces métodos de tratamientos. Nuestros próximos pasos será mirar cómo la ausencia de cambios en el cerebro se relaciona con una mejor protección contra el malestar y el mal humor”.

El trabajo -publicado en Scientific Reports- se llevó a cabo en colaboración con la Universidad de Glasgow.