La dieta mediterránea también sirve para prevenir enfermedades cardiovasculares

626
Download PDF

A diferencia de otras dietas, la dieta mediterránea ha demostrado ser eficaz para la salud cardiovascular. Dado que la obesidad es un factor de riesgo para las enfermedades cardiovasculares, es importante tomar decisiones dietéticas que no sólo ayuden con el control de peso, sino también a mejorar la salud cardiovascular.

¿Qué diferencia a la dieta mediterránea de otras dietas?

En lugar de ser una dieta de moda que uno elige exclusivamente para los fines a corto plazo para la pérdida de peso, la dieta mediterránea es una opción de estilo de vida, una forma de alimentarse para el resto de la vida.

Es un estilo natural de alimentación para la mayoría de los habitantes de los países que rodean el Mar Mediterráneo, de ahí el nombre.

La Dieta Mediterránea enfatiza el consumo de frutas y verduras enteras, granos enteros, nueces de árbol, aceite de oliva virgen extra, pescado y aves de corral, y el vino (particularmente el vino tinto) con moderación.

¿Cuáles son sus beneficios para la salud?

Como mencionábamos anteriormente, varios estudios en las últimas décadas han encontrado que la dieta mediterránea tiene beneficios para la salud cardiovascular.

En la década de 1990, se publicaron los resultados de un estudio conocido como Lyon Diet Heart Study. Este estudio examinó a 605 pacientes que ya habían tenido un ataque al corazón y los siguieron durante un promedio de casi 4 años. Los investigadores del estudio encontraron que aquellos que siguieron una dieta mediterránea enriquecida con ácido alfa-linolénico (un precursor de ácidos grasos omega-3) tenían un riesgo mucho menor de tener otro ataque al corazón o morir de alguna enfermedad cardíaca.

Más recientemente, en el 2013, se publicaron los resultados del ensayo PREDIMED (Prevención con Dieta Mediterránea). También un ensayo aleatorio, este estudio miró a los pacientes que no tenían ninguna enfermedad cardiovascular conocida pero que estaban en alto riesgo. Los investigadores del estudio siguieron a estos pacientes durante casi cinco años y encontraron que aquellos que siguieron una dieta mediterránea suplementada con aceite de oliva virgen extra o con frutos secos mixtos tenían menos probabilidades de tener un ataque al corazón, un accidente cerebrovascular o muerte por una causa cardíaca que aquellos participantes del estudio que simplemente fueron aconsejados para reducir la ingesta de grasa en sus dietas diarias.

Otros análisis han encontrado que cuantos más frutos secos se consuman en la dieta, habrá menos probabilidades de que uno muera prematuramente por cualquier causa.

Los resultados de estos y otros estudios han sido tan convincentes que organizaciones internacionales como la American Heart Association and American Stroke Association ahora recomiendan una dieta mediterránea o estilo DASH para la prevención de accidentes cerebrovasculares.

Fuentes:

De Lorgeril M, Salen P, Martin JL, et al. Dieta mediterránea, factores de riesgo tradicionales y la tasa de complicaciones cardiovasculares después del infarto de miocardio: informe final del Lyon Diet Heart Study. Circulation 1999; 99: 779 – 785.

Estruch R, Ros E, Salas-Salvadó J, et al. Prevención primaria de enfermedad cardiovascular con dieta mediterránea. N Engl J Med 2013; 368: 1279 – 1290.

Bao Y, Han J, Hu, FB, et al. Asociación de consumo de frutos secos con mortalidad total y por causa específica. N Engl J Med 2013; 369: 2001-2011.

Tracy SW. Historia de la medicina: algo nuevo bajo el sol? La dieta mediterránea y la salud cardiovascular. N Engl J Med 2013; 368: 1274 – 1276.