Laparoscopia: qué es, procedimiento, posibles complicaciones y más

5001
Download PDF

¿Qué es la laparoscopia?

La laparoscopia es un procedimiento médico utilizado para examinar el interior de las cavidades abdominales o pélvicas para el diagnóstico o tratamiento (o ambos) de una serie de diferentes enfermedades y condiciones. Una de las ventajas de la laparoscopia es que sólo se requiere una pequeña incisión; esta es la razón por la que la laparoscopia también se conoce como “cirugía de ojo de cerradura”.

La laparoscopia examina el interior de la cavidad abdominal o pélvica utilizando un tubo delgado (laparoscopio) insertado a través de una pequeña incisión. El laparoscopio contiene cabezales de cámaras de fibra óptica o cabezales quirúrgicos (o ambos).

El laparoscopio transmite imágenes a una pantalla de video en la sala de operaciones. Antes del desarrollo de la laparoscopia, los médicos tenían que hacer grandes aberturas y realizaban cortes a través de capas de tejido con el fin de examinar los órganos internos. La laparoscopia reduce considerablemente el tiempo de recuperación del paciente.

Problemas diagnosticados o tratados con la laparoscopia

Algunos de los muchos problemas que pueden ser diagnosticados o tratados por laparoscopia incluyen:

  • Infertilidad femenina: la laparoscopia permite a los médicos detectar problemas como el tejido cicatricial, la endometriosis y los tumores fibroides, y para ver si el útero, las trompas de Falopio y los ovarios son anormales en cualquier forma.
  • Otros problemas del sistema reproductivo femenino: incluyendo el suelo pélvico y el prolapso vaginal. También se puede realizar algunos tipos de histerectomía mediante la cirugía laparoscópica.
  • Embarazo ectópico: el embrión se aloja y crece dentro de la trompa de Falopio. El embrión en desarrollo eventualmente romperá la trompa de Falopio a menos que sea extirpado quirúrgicamente.
  • Adhesiones: la presencia de tejido cicatricial dentro de la cavidad pélvica.
  • Enfermedades del sistema urinario: la laparoscopia se puede utilizar para investigar o tratar (o ambos) condiciones cancerosas y no cancerosas del riñón, bloqueos del uréter, enfermedad de la vejiga e incontinencia.
  • Cánceres de los órganos internos: los cánceres del hígado y el páncreas, pueden ser diagnosticados mediante la laparoscopia. En tanto, la cirugía laparoscópica, se puede realizar para algunos cánceres colorrectales.
  • Ascitis o líquido dentro de la cavidad abdominal: la laparoscopia puede ayudar a determinar la causa.
  • Otros problemas: los órganos enfermos (como la vesícula biliar y el apéndice) pueden ser removidos con la laparoscopia, y las hernias pueden ser reparadas.

Hechos médicos a considerar

Antes del procedimiento, debe discutir una serie de problemas con su médico o cirujano, incluyendo:

  • El resultado probable de la cirugía
  • Los posibles riesgos y complicaciones de la laparoscopia
  • Historial médico, incluyendo reacciones alérgicas a cualquier medicamento o problemas previos con anestesia.

Procedimiento de operación

La laparoscopia se puede realizar bajo anestesia local o general, dependiendo de la naturaleza del procedimiento. Después de la incisión (se hace generalmente junto al ombligo), el laparoscopio se inserta en la cavidad abdominal. El dióxido de carbono o el gas óxido nitroso, se hace pasar a la cavidad para separar la pared abdominal de los órganos subyacentes. Esto facilita el examen de los órganos internos.

También se hacen entre una y tres incisiones más para permitir el acceso a otros instrumentos quirúrgicos, por ejemplo, un láser. Una vez que se hace el diagnóstico o se elimina el problema (o ambos), se sacan los instrumentos, se deja escapar el gas y se cierran las incisiones. Puede que los puntos de sutura tengan que ser eliminado por el médico en una etapa posterior o de lo contrario se disolverán por sí solos.

Procedimiento después de la laparoscopia

Después del procedimiento, se puede esperar:

  • Dolor alrededor del sitio de la incisión. Es posible que necesite medicamentos para el dolor
  • Dolor en el hombro, causado por el gas bombeado en la cavidad abdominal
  • Náusea
  • Calambres abdominales
  • Estreñimiento
  • Una sensación de hinchazón abdominal
  • En los procedimientos pélvicos, sangrado leve o secreción de la vagina
  • Se aconseja a los pacientes no conducir a casa después de la laparoscopia debido a la medicación dada antes del procedimiento (asegúrese de tener un pariente o amigo que lo lleve a casa del hospital o llame a un taxi)
  • La mayoría de los síntomas de la cirugía laparoscópica se superan dentro de uno o dos días. En caso contrario, consulte a su médico.

Posibles complicaciones de la laparoscopia

Toda cirugía conlleva algún grado de riesgo. Algunas de las posibles complicaciones después de la laparoscopia incluyen:

  • Arritmia cardíaca
  • Punción de los órganos internos o de la arteria principal del cuerpo (aorta)
  • Sangrado en la cavidad abdominal
  • Coágulos de sangre en las venas de las piernas
  • Reacciones alérgicas al anestésico
  • Ascitis (fugas temporales de líquido de heridas quirúrgicas)
  • La necesidad de cambiar de cirugía laparoscópica a cirugía abierta en caso de complicaciones imprevistas.

Perspectiva a largo plazo

Las pequeñas incisiones significan que el tiempo de recuperación es bastante rápido. La mayoría de los pacientes pueden volver a sus actividades normales dentro de una semana de la cirugía. El dolor postoperatorio se supera en pocos días y la cicatrización es mínima.

Tratamiento de laparotomía

La alternativa quirúrgica a la laparoscopia es la cirugía abierta (laparotomía). En lugar de unas pequeñas incisiones, el abdomen se abre con un corte grande. Las principales desventajas de la laparotomía son la estancia hospitalaria prolongada (hasta una semana más o menos) y el largo tiempo de recuperación. Una persona que se somete a cirugía abierta puede esperar por lo menos seis semanas de convalecencia.

En comparación con la laparoscopia, la laparotomía ha aumentado los riesgos de infección y adherencias. Las cicatrices resultantes de la cirugía abierta son también mucho más extensas.

Referencias:

Center for pancretic and biliary diseases

ACOG Folleto de Educación AP061 – Laparoscopia. Acceso: 07/05/09.

Laparoscopia e histeroscopia: una guía para los pacientes. Sociedad Americana de Medicina Reproductiva.