Mamoplastia de Reducción: beneficios, riesgos, efectos secundarios y más

2367
Download PDF

¿Qué es la Mamoplastia de Reducción?

La reducción quirúrgica del seno, también conocida como mamoplastía de reducción, es un tipo de cirugía cosmética que elimina el exceso de grasa, tejido glandular y la piel, con el fin de reducir el tamaño, la forma y / o la plenitud de los senos.

Sea cual sea el motivo por el que una mujer esté interesada en reducir el tamaño de sus pechos, se deben comprender los aspectos más fundamentales de la cirugía antes de tomar cualquier decisión.

Discutir este procedimiento con un cirujano, incluyendo los riesgos potenciales y los efectos secundarios, es el primer paso que deben realizar las mujeres que están interesadas en la cirugía de reducción mamaria.

¿Cómo se realiza la mamoplastía de reducción?

La mamoplastía de reducción generalmente se realiza bajo anestesia general. La técnica utilizada para la reducción mamaria dependerá de la paciente, su composición mamaria, la cantidad de reducción que se solicita y lo que la paciente y el cirujano convengan que será mejor para ella.

Esta cirugía comienza con una incisión que puede ser un círculo alrededor de la areola, un patrón de agujero de llave alrededor de la areola que se extiende verticalmente hacia abajo, o un patrón en T invertido. La grasa, el tejido glandular y la piel se eliminan a través de la incisión o incluso puede haber una liposucción implicada en el caso de que la paciente desee reducir una cantidad considerable. El pezón también se reposiciona en este momento y la areola redimensionada según sea necesario.

La incisión se cierra con suturas (puntadas) que pueden disolverse o necesitan ser removidas aproximadamente una semana después. El cirujano entonces emitirá instrucciones de cuidado para el período de recuperación que debe seguirse exactamente para tener una recuperación exitosa.

Las mujeres que sienten incomodidad por el enorme tamaño de sus pechos pueden considerar cirugía cosmética para reducir su tamaño. Si buscan la cirugía estética por razones fisiológicas o psicológicas, esta debe ser discutida con un cirujano. Durante este tiempo el procedimiento en sí debe ser explicado para que una mujer entienda completamente lo que le sucederá a sus senos y qué esperar cuando la cirugía haya finalizado. La mayoría de los cirujanos le aclarará todas las dudas que tenga al respecto.

¿Dónde se realiza?

La cirugía de reducción de senos se realiza en un hospital o centro quirúrgico, normalmente con anestesia general. La cirugía generalmente toma de 3 a 5 horas. Por lo general, no se requiere pasar la noche en el hospital y para reducciones menores, la cirugía se puede realizar con anestesia local.

La mastopexia (levantamiento de senos) es similar a una reducción de senos, excepto que en algunos casos sólo se elimina la piel. Un levantamiento de senos puede elevar los pechos flácidos o caídos, lo que es un problema común con los senos grandes y pesados.

¿Qué resultados ofrece la cirugía?

Las mujeres que tienen cirugía de reducción mamaria a menudo quedan extremadamente satisfechas. La cirugía puede hacer que los senos sean más pequeños, más firmes, más ligeros, más uniformemente y proporcionados. Por lo general alivia el malestar físico y el dolor causado por pechos grandes.

Los resultados de la mamoplastía de reducción se consideran permanentes. Sin embargo los senos pueden aumentar de nuevo o cambiar de forma como resultado de un embarazo, aumento de peso o pérdida de peso.

Riesgos y efectos secundarios de la reducción quirúrgica de los senos

La mamoplastia de reducción, tiene ciertos riesgos y efectos secundarios asociados con ella como los siguientes:

  • Hemorragia excesiva
  • Infecciones
  • Cicatrización
  • Entumecimiento del pezón
  • Muerte del tejido
  • Daño del nervio
  • Asimetría de los pechos

Estas son todas las complicaciones potenciales de la cirugía de la reducción del pecho. Un cirujano experto en mamoplastia de reducción será capaz de discutir todos los riesgos potenciales y efectos secundarios de esta cirugía, y responder a cualquier pregunta que una mujer pueda tener.

Sangrado excesivo

Un riesgo en cualquier cirugía es la posibilidad de sangrado excesivo. Sin embargo, si se realiza una prueba de sangre preoperatoria y se revelan todos los medicamentos antes de la cirugía, podrían detectarse signos de advertencia de que esto podría ocurrir. Sin embargo, no hay ninguna garantía de que habrá señales de advertencia, por lo que debe tenerlo en mente ya que esto siempre puede ser un riesgo potencial.

Infección

Todas las cirugías llevan el riesgo de una infección potencial porque siempre existe la posibilidad de que las bacterias puedan entrar en el cuerpo mientras está abierto o durante la recuperación. En este caso, la reducción mamaria no es diferente. Sin embargo, la infección suele ser controlada con tratamientos de antibióticos, y en el caso de que las mujeres noten síntomas de infección (fiebre, escalofríos, enrojecimiento alrededor de la herida, etc.) deben alertar a sus médicos de inmediato.

Cicatrices

La mamoplastía de reducción casi siempre dejará cicatrices. Por lo general, estas cicatrices se desvanecen y suavizan después de unos meses, pero también existe la posibilidad de que puedan volverse más oscuras o más grumosas. Una cicatriz pesada se conoce como queloides. El tamaño y la forma de la cicatriz dependerán de la incisión realizada durante la mamoplastía de reducción.

Entumecimiento del pezón

El entumecimiento del pezón, o la pérdida de sensibilidad en los pezones o incluso en el seno entero, es otra complicación potencial de la reducción quirúrgica de la mama. No hay forma de saber si esto ocurrirá antes de la cirugía estética, por lo que las mujeres tendrán que explorar su capacidad para sentir diferentes sensaciones después de recuperarse del procedimiento.

Muerte del tejido

Dependiendo de qué tejidos se eliminan durante la cirugía de reducción mamaria, en raros casos el suministro de sangre a la piel u otros tejidos se podría cortar. Cuando esto sucede, los tejidos mueren. Esta situación se conoce como necrosis. La necrosis a menudo afecta los tejidos grasos y puede propagarse y causar gangrena. La necrosis debe ser tratada inmediatamente para evitar que esto suceda.

Daño en el nervio

Así como el suministro de sangre se puede interrumpir durante la mamoplastía de reducción, también se pueden dañar los nervios dependiendo de qué tejidos se eliminan o son manipulados durante la cirugía. Si se ha producido o no, un daño de los nervios, sólo puede ser descubierto después de que la cirugía ha terminado y por lo general no se puede predecir antes de la cirugía.

Asimetría de los Senos

Aunque los cirujanos son muy cautelosos y procuran que cada pecho tenga el mismo volumen y altura durante una mamoplastia de reducción, la asimetría de los pechos todavía podría llegar a ocurrir. Esto significa que los pechos no pueden terminar exactamente con el mismo tamaño o forma. Esto puede deberse a un trabajo quirúrgico deficiente o a la manera en que el cuerpo de una mujer se recupera. Si las mujeres están realmente descontentas con los resultados de la reducción de mama deben consultar a su cirujano o un segundo cirujano para obtener más información.

Qué esperar después de la cirugía

Inmediatamente después de la cirugía, la gasa se coloca sobre las incisiones, y los pechos se envuelven en un vendaje elástico o apoyado con un sujetador quirúrgico especial. En algunos casos, puede haber un pequeño tubo en cada seno para ayudar a drenar la sangre y el líquido durante el primer par de días. Las puntadas se pueden quitar en 1 a 2 semanas.

La mayoría de las mujeres tienen algún dolor en los senos durante los primeros días después de la cirugía y después un malestar más leve durante una semana o más. La medicina prescrita puede ayudar a aliviar el dolor. La hinchazón y los moretones pueden durar varias semanas. El uso de un sujetador quirúrgico 24 horas al día puede ayudar a reducir la hinchazón y apoyar los senos mientras se curan.

Usted probablemente reanudará su trabajo normal y actividades sociales dentro de un par de semanas, a menos que esas actividades involucren levantamientos pesados o ejercicios extenuantes. Es posible que deba evitar los ejercicios y actividades más intensas durante 3 a 4 semanas o más. Es importante usar un sujetador que apoye bien los pechos, como un sujetador deportivo.

También tendrá cicatrices visibles en sus senos después de la cirugía. Estas son casi siempre en áreas que pueden ser cubiertas por un sujetador o traje de baño. Las cicatrices pueden ir disminuyendo con el tiempo, pero no desaparecerán.

Beneficios de la mamoplastía de reducción

Las mujeres que eligen someterse a una reducción quirúrgica de mama, pueden hacerlo por razones fisiológicas o psicológicas, o posiblemente por ambas. Generalmente las mujeres buscan realizarse una mamoplastía de reducción porque el tamaño de sus pechos grandes ha impactado negativamente su vida, por lo que creen que se beneficiarán al reducir sus mamas. Los beneficios de la reducción mamaria pueden ser fisiológicos, psicológicos o ambos.

Beneficios Fisiológicos de la Reducción de Senos

Las mujeres que se someten a la cirugía con el fin de reducir sus pechos podrán eliminar la grasa, tejido glandular y el exceso de piel de sus senos. A veces, si una gran cantidad debe ser eliminada, la liposucción podría emplearse durante la cirugía. Esto significa que el peso de los pechos se reduce.

Con menos peso en los senos, muchas mujeres pueden aliviar el dolor de espalda, cuello y hombro. También podrán encontrar sujetadores que no cortan en la espalda o los hombros y les puede ser más fácil participar en actividades físicas, deportes, etc.

Beneficios Psicológicos de la Reducción de Senos

Las mujeres con pechos más grandes pueden sentirse muy incómodas con su propio cuerpo. Las mujeres pueden sufrir de baja autoestima, baja confianza en sí mismas e incluso de depresión, ya sea debido a su propia imagen negativa del cuerpo o porque otros han hecho que se sientan incómodas con su cuerpo en numerosas ocasiones. Al reducir el tamaño de sus mamas podrán sentirse más seguras de sí mismas al no sentirse observadas. También podrán disfrutar más de sus actividades sociales, etc.

Insatisfacción con la Reducción de Senos

Los beneficios de la mamoplastía de reducción serán diferentes para cada mujer, sin embargo, hay algunas mujeres que se someten a esta cirugía estética y no están satisfechas con los resultados. La asimetría de los pechos, o pechos que no terminan con el mismo tamaño, forma o plenitud, es un riesgo latente que conlleva esta cirugía. Otros riesgos, tales como las cicatrices visibles, entumecimiento de los pezones, muerte de los tejidos y / o daños en los nervios (entre otros) también pueden llevar a que la gente se sienta insatisfecha. Si las personas realmente no se sienten conformes con sus senos después de su cirugía, deben hablar con un cirujano para averiguar si hay algo que se pueda hacer para tratar y / o rectificar la situación.

La cirugía de reducción de senos puede llevar a las mujeres a una multitud de beneficios fisiológicos y psicológicos como menos dolor físico, un estilo de vida más activo, grandes sentimientos de autoestima y menos depresión.

Referencias:

Médico PrimarioAnne C. Poinier, MD – Medicina Interna
Especialista en Revisión MédicaKeith A. Denkler, MD – Cirugía Plástica

Webmd – http://www.webmd.com/beauty/breast-reduction

Sociedad Americana de Cirujanos Plásticos. Recuperación de Reducción de Senos.

Esta información no pretende reemplazar el consejo de un médico. La información es ofrecida con fines educativos y referenciales.