Neuralgia: ¿Qué es? síntomas, tratamientos y más

5836
Download PDF

¿Qué es la neuralgia?

La neuralgia es un dolor en una vía nerviosa. En general, la neuralgia no es una enfermedad en sí misma, sino un síntoma de lesión o un trastorno en particular. En muchos casos, la causa del dolor no se conoce. Las personas mayores son más susceptibles, sin embargo las personas de cualquier edad pueden verse afectadas.

Casi todos experimentarán una neuralgia leve en algún momento, sin embargo estos episodios suelen ser temporales y tienden a aliviarse por sí solos en unos pocos días. Algunos tipos de neuralgia son más duraderos, debilitantes y tan agonizantes que la calidad de vida de una persona se reduce drásticamente.

La neuralgia del trigémino, una condición que generalmente afecta a un solo lado de la cara, se dice que es una de las afecciones médicas más dolorosas. La neuralgia se puede tratar con medicamentos y fisioterapia. La cirugía es una opción en algunos casos resistentes.

Causas de la neuralgia

La causa de algunos tipos de dolor nervioso, en la actualidad, no se comprende completamente. La persona puede sentir dolor en los nervios debido a un daño o lesión en un nervio, presión sobre un nervio o cambios en la forma en que funcionan los nervios. La causa también puede ser desconocida. A continuación se enlistan las causas más comunes:

Infección

Una infección puede afectar sus nervios. Por ejemplo, la causa de la neuralgia postherpética es la culebrilla, una infección causada por el virus de la varicela. La probabilidad de tener esta infección aumenta con la edad. Una infección en una parte específica del cuerpo también puede afectar un nervio cercano. Por ejemplo, si tiene una infección en un diente, puede afectar el nervio y causar dolor.

Esclerosis múltiple

La esclerosis múltiple (EM) es una enfermedad causada por el deterioro de la mielina, la cubierta de los nervios. La neuralgia del trigémino puede ocurrir en alguien con EM.

Presión sobre los nervios

La presión o compresión de los nervios puede causar neuralgia. La presión puede provenir de los:

  • Huesos
  • Ligamentos
  • Vasos sanguíneos
  • Tumor

La presión de un vaso sanguíneo inflamado es una causa común de neuralgia del trigémino.

Diabetes

Muchas personas con diabetes tienen problemas con sus nervios, incluida la neuralgia. El exceso de glucosa en el torrente sanguíneo puede dañar los nervios. Este daño es más común en las manos, brazos, pies y piernas.

Causas menos comunes

Si la causa de la neuralgia no es una infección, esclerosis múltiple, diabetes o presión sobre los nervios, puede deberse a uno de los muchos factores menos comunes. Éstas incluyen:

  • Enfermedad renal crónica
  • Medicamentos recetados para el cáncer
  • Antibióticos de fluoroquinolonas, utilizados para tratar algunas infecciones.
  • Trauma, como el de la cirugía.
  • Irritación química

Síntomas de la neuralgia

Los síntomas de la neuralgia pueden incluir:

  • Dolor localizado
  • El área puede ser terriblemente sensible al tacto, y cualquier presión se siente como dolor
  • El dolor puede ser agudo o ardor, dependiendo del nervio afectado
  • El área afectada sigue siendo funcional
  • Los músculos pueden sufrir espasmos.
  • La inflamación nerviosa puede desencadenar neuralgia

La inflamación del nervio (neuritis) puede desencadenar neuralgia

Las causas de la neuritis incluyen:

Herpes zóster: inflamación de un nervio, causada por una infección con el virus del herpes. Este tipo común de neuralgia se conoce como neuralgia postherpética. El dolor puede permanecer mucho tiempo después de que la erupción de herpes zoster ha desaparecido, particularmente en áreas de la cara

Infección: el nervio puede irritarse por una infección cercana, como un absceso dental

Presión o lesión: fracturas de huesos, discos vertebrales deslizados (ciática) o ciertos tumores pueden presionar e irritar un nervio

Sífilis: en sus etapas avanzadas, esta enfermedad de transmisión sexual afecta el funcionamiento del sistema nervioso.

Neuralgia trigeminal

Este es el tipo más común de neuralgia, también conocido como tic doloroso. El nervio trigémino suministra varias áreas de la cara, incluidas las mejillas y la mandíbula. La neuralgia del trigémino se caracteriza por sacudidas repentinas de dolor punzante que generalmente afectan solo un lado de la cara. A veces, una persona experimenta dolor en ambos lados de la cara, aunque en momentos alternos. El dolor puede ser lo suficientemente severo como para causar espasmos de los músculos faciales (tic).

La neuralgia del trigémino convierte las actividades cotidianas, como cepillarse los dientes o afeitarse, en eventos agonizantes. Incluso una suave brisa que sople en la cara puede provocar dolor. Las causas conocidas incluyen esclerosis múltiple o tumores que presionan contra el nervio. Las mujeres mayores de 50 años son las más comúnmente afectadas.

Neuralgia occipital

La irritación del nervio principal que corre desde la parte posterior del cráneo puede causar neuralgia occipital. Este tipo de dolor de cabeza o dolor es sordo, palpitante y localizado en la parte posterior de la cabeza. El dolor a veces puede incluir la frente. Se sospecha que los músculos o ligamentos tensados ​​pueden presionar contra el nervio, causando irritación, inflamación y dolor posterior. Otras causas pueden incluir infección viral, trauma en el cuello o mala postura.

Diagnóstico de neuralgia

No hay pruebas específicas para la neuralgia. El diagnóstico se basa más en descartar otras causas posibles del dolor. Las pruebas pueden incluir:

  • Examen neurológico: para determinar áreas específicas de dolor
  • Examen dental: para detectar abscesos que pueden irritar los nervios cercanos
  • Exámenes de sangre: para detectar infecciones
  • Radiografías: para ver si los nervios afectados están siendo comprimidos.

Tratamientos para la neuralgia

Las opciones de tratamiento incluyen:

  • Tratamiento para la causa subyacente, como tratamiento dental y antibióticos para un absceso dental, o cirugía para eliminar el hueso que presiona contra el nervio
  • Medicamentos para aliviar el dolor, como aspirina o codeína
  • Medicamentos anticonvulsivos: para tratar el dolor y los espasmos musculares asociados con la neuralgia del trigémino
  • Antidepresivos: para ayudar a aliviar el dolor en algunos casos
  • Cirugía: para desensibilizar el nervio y bloquear los mensajes de dolor
  • Fisioterapia, como fisioterapia y osteopatía
  • Terapias alternativas, como la acupuntura, la hipnosis y la meditación.

Referencias: Mayo Clinic – WebMD – Healthline