Neuroma acústico: síntomas, diagnóstico, tratamiento y más

415
Download PDF

¿Qué es un neuroma acústico?

Un neuroma acústico es un tumor benigno de crecimiento lento que se origina en el canal que conecta el cerebro con el oído interno. Otros nombres para este tipo de tumor incluyen ‘schwannoma vestibular’ y ‘neurinoma’.

Un neuroma acústico comienza en las células que recubren uno de los dos nervios que componen el octavo par craneal. Por razones desconocidas, estas células (conocidas como “células de Schwann”) se multiplican fuera de control y forman un tumor. Finalmente, los tumores más grandes pueden involucrar otras estructuras, incluido el tronco encefálico.

Los neuromas acústicos bilaterales (en ambos lados) pueden ocurrir en una enfermedad hereditaria llamada neurofibromatosis 2.

En sus etapas tempranas, un neuroma acústico puede presentar síntomas similares a otras afecciones menos serias. Esto puede retrasar el diagnóstico y el tratamiento. Más de 300 australianos son diagnosticados con neuroma acústico cada año. El tratamiento puede incluir cirugía para extirpar el tumor y la radioterapia.

El oído interno

El oído interno es un órgano de la audición y el equilibrio. Las ondas sonoras hacen vibrar el tímpano ubicado en el oído medio. Tres pequeños huesos (el yunque, el martillo y el estribo) en el otro lado del tímpano recogen la vibración y la llevan a un pequeño órgano llamado cóclea, ubicado en el oído interno. La vibración se traduce en impulsos eléctricos y pasa al cerebro a través del nervio coclear.

El órgano sensorial del equilibrio también se encuentra dentro del oído interno. Una serie de canales llenos de líquido, colocados en diferentes ángulos, ayudan al cerebro a identificar el movimiento. A medida que se mueve la cabeza, el fluido rueda dentro de los canales y es monitoreado por pequeños pelos. La información sobre la posición de la cabeza se transmite luego al cerebro a través del nervio vestibular, que se encuentra junto al nervio coclear.

Los primeros síntomas del neuroma acústico

Nadie sabe qué causa que las células de Schwann del VIII par craneal se multipliquen. El neuroma acústico se puede confundir con una variedad de trastornos inofensivos.

Los primeros síntomas de un neuroma acústico pueden incluir:

  • Problemas de audición en el oído afectado
  • Un zumbido o zumbido en el oído, conocido como tinnitus
  • Dificultades con el equilibrio
  • En algunos casos, entumecimiento facial
  • Una sensación de plenitud o bloqueo en el oído afectado.

Síntomas avanzados de neuroma acústico

Los síntomas del neuroma acústico avanzado pueden incluir:

  • Dolor de cabeza
  • Dolor en la cara
  • Entumecimiento facial
  • Contracciones nerviosas faciales
  • Alteraciones visuales, como visión doble
  • Dificultades para tragar
  • Muerte eventual ya que el funcionamiento del tallo cerebral se ve afectado.

El neuroma acústico no tratado puede ser fatal

Un neuroma acústico generalmente es benigno, pero aún puede ser fatal si no se trata. Esto se debe a que el tumor seguirá creciendo. Una vez que se queda sin espacio dentro del pequeño canal que une el oído interno al cerebro, comienza a crecer en la cavidad del cráneo.

El tejido en la base del cerebro, incluida una estructura llamada tronco encefálico, puede aplastarse por el tumor en crecimiento. Esto puede causar una acumulación de líquido conocida como fluido espinal cerebral (CSF). El tronco del encéfalo es responsable de regular las funciones corporales importantes, incluida la conciencia, la frecuencia cardíaca, la respiración, la presión arterial y la deglución.

Diagnóstico del neuroma acústico

Mientras más temprano se detecte y trate el tumor, mayores serán las probabilidades de una recuperación completa.

El neuroma acústico se puede diagnosticar usando una variedad de pruebas, que incluyen:

  • Tomografía computarizada (TC): esta es una radiografía especializada que toma imágenes tridimensionales del oído interno. Sin embargo, los pequeños tumores pueden pasar por alto con este método.
  • Imagen de resonancia magnética (IRM): se toman imágenes del oído interno, usando ondas de radio en un campo magnético fuerte en lugar de rayos X. Las imágenes por resonancia magnética generalmente pueden detectar neuromas acústicos más pequeños que las tomografías computarizadas. Se puede inyectar un tinte para resaltar aún más los tejidos bajo investigación.

Tratamiento para el neuroma acústico

Para tumores pequeños, los médicos pueden recomendar ninguna acción en absoluto, además de la comprobación periódica. Esto se debe a que un neuroma acústico generalmente crece a un ritmo lento en las etapas iniciales. Sin embargo, a menudo se requiere tratamiento.

Las opciones pueden incluir:

  • Cirugía: se usan técnicas de microcirugía para extirpar el tumor. Sin embargo, los efectos secundarios pueden incluir pérdida de audición y daño del nervio facial.
  • Procedimiento estereotáctico: es un tratamiento no invasivo que dirige la radiación gamma al tumor. Los efectos secundarios también pueden experimentarse con este procedimiento.