Pancreatitis: causas, diagnóstico, tratamientos y más

157
Download PDF

¿Qué es la pancreatitis?

La pancreatitis es la inflamación del páncreas, que puede ser aguda (repentina y grave) o crónica (progresiva). El páncreas es una glándula que segrega enzimas digestivas e importantes hormonas. El consumo excesivo de alcohol es una de las causas más comunes de pancreatitis crónica, seguida de cálculos biliares.

La pancreatitis es una de las enfermedades menos comunes del sistema digestivo. Las opciones de tratamiento incluyen abstenerse de tomar alcohol, ayunar hasta que la inflamación disminuya, medicamentos y cirugía.

Causas de la pancreatitis

Alrededor de la mitad de todas las personas con pancreatitis aguda han bebido mucho, lo que hace que el consumo de alcohol sea una de las causas más comunes. Los cálculos biliares causan la mayoría de los casos restantes.

  • En casos raros, la pancreatitis puede ser causada por:
  • Trauma o cirugía en la región del páncreas
  • Anomalías hereditarias del páncreas
  • Trastornos hereditarios del metabolismo
  • Virus (particularmente parotiditis)
  • Medicamentos (incluidos algunos diuréticos), que también pueden desencadenar inflamación.

La función del páncreas

El páncreas es una de las glándulas más grandes del cuerpo. Tiene dos roles:

El páncreas exocrino: produce sustancias alcalinas para contrarrestar los ácidos estomacales antes de que los alimentos ingresen al intestino delgado y produce enzimas para ayudar a descomponer los alimentos en sus componentes más pequeños. Estas secreciones viajan a lo largo del sistema del conducto pancreático y entran al intestino a través de una abertura estrecha llamada papila. ‘Exocrina’ se refiere a las glándulas que secretan sus sustancias a través de conductos a objetivos específicos.

El páncreas endocrino: produce hormonas como la insulina, que ayuda a regular la cantidad de azúcar que circula en la sangre. Los problemas con la producción de insulina pueden conducir a la diabetes. ‘Endocrino’ se refiere a las glándulas que secretan sus sustancias en el torrente sanguíneo.

Pancreatitis aguda

La pancreatitis aguda es un ataque repentino y debilitante de dolor abdominal superior severo. Las enzimas pancreáticas irritan y queman el páncreas y se filtran a la cavidad abdominal. Las complicaciones incluyen insuficiencia respiratoria, renal o cardíaca, todas las cuales pueden ser fatales.

La causa más común de pancreatitis aguda severa es cálculos biliares que bloquean el conducto pancreático. Esto a veces puede ocurrir incluso si la vesícula biliar ha sido removida previamente. Cuando se desencadena por el consumo excesivo de alcohol, la pancreatitis aguda por lo general se resuelve con el descanso y la abstinencia de beber.

Los síntomas comunes de un ataque agudo incluyen:

  • Dolor abdominal severo, a menudo se extiende a través de la espalda
  • Hinchazón
  • Fiebre
  • Transpiración
  • Náusea
  • Vómitos
  • Colapso.

Los síntomas de la pancreatitis aguda a veces pueden confundirse con síntomas de otras emergencias, como ataque cardíaco, cólico biliar (cálculos de la vesícula biliar) o perforación de una úlcera gástrica o duodenal. La pancreatitis aguda generalmente causa dolor intenso y el paciente necesitará tratamiento de emergencia en un hospital.

Pancreatitis crónica

La pancreatitis crónica por lo general implica brotes recurrentes de inflamación pancreática, a menudo incluso cuando se eliminan desencadenantes conocidos. Las personas que beben cantidades excesivas de alcohol corren un mayor riesgo de desarrollar esta afección. Con el tiempo, el páncreas puede dañarse, o partes de él pueden destruirse, por la inflamación implacable. Esto conduce a trastornos digestivos. La persona puede pasar heces grasosas y malolientes o incluso gotas de aceite. En estos casos, el daño al páncreas es, por lo general, permanente.

Algunas personas con pancreatitis crónica sufren dolor abdominal recurrente o incluso constante, que puede ser severo.

Otros síntomas incluyen la pérdida constante de peso, causada por la incapacidad del cuerpo para digerir y absorber adecuadamente los alimentos. Si gran parte del páncreas se ha dañado, la pérdida de producción de insulina puede causar diabetes. La pancreatitis crónica puede contribuir al desarrollo del cáncer de páncreas.

Diagnóstico de la pancreatitis

La pancreatitis generalmente se diagnostica rápidamente, mediante un examen del abdomen, y se confirma mediante una serie de pruebas médicas que incluyen:

  • Pruebas generales, como análisis de sangre, examen físico y radiografías.
  • Ultrasonido: las ondas de sonido forman una imagen que detecta la presencia de cálculos biliares.
  • Tomografía computarizada: una radiografía especializada toma imágenes tridimensionales del páncreas.
  • Imagen de resonancia magnética (IRM): utiliza un fuerte campo magnético en lugar de radiación para tomar imágenes del abdomen. Una forma especial de resonancia magnética llamada colangiopancreatografía por resonancia magnética (CPRM) también se puede utilizar para obtener imágenes de los conductos del páncreas y ayudar a determinar la causa de la pancreatitis y la magnitud del daño.

Tratamiento para la pancreatitis

El tratamiento depende de las causas y la gravedad de la afección.

Tratamiento para la pancreatitis aguda

El tratamiento puede incluir:

  • Atención hospitalaria: en todos los casos de pancreatitis aguda
  • Cuidados intensivos en el hospital: en casos de pancreatitis aguda grave
  • Líquidos en ayunas e intravenosos: hasta que la inflamación se estabilice
  • Alivio del dolor: el alivio adecuado del dolor es esencial y, a menudo, se administra en la vena (por vía intravenosa). Con el alivio adecuado del dolor, una persona con pancreatitis puede respirar profundamente, lo que ayuda a evitar complicaciones pulmonares como la neumonía.
  • Endoscopia: se inserta un tubo delgado a través del esófago para que el médico pueda ver su páncreas. Este dispositivo se usa para inyectar tinte en los conductos biliares y el páncreas. Los cálculos biliares se pueden ver y eliminar directamente
  • Cirugía: si hay cálculos biliares, la extirpación de la vesícula biliar ayudará a prevenir futuros ataques. En casos raros, se necesita cirugía para eliminar áreas dañadas o muertas del páncreas
  • Cambios en el estilo de vida: no beber alcohol.

Tratamiento para la pancreatitis crónica

El tratamiento puede incluir:

  • Reducir la ingesta de grasa
  • Complementando la digestión tomando tabletas de enzimas pancreáticas con alimentos
  • Abstenerse de alcohol
  • Inyecciones de insulina, si la función endocrina del páncreas está comprometida
  • Analgésicos (medicamento para aliviar el dolor).

Puntos para recordar

La pancreatitis es la inflamación del páncreas, que puede ser aguda o crónica.

Las opciones de tratamiento incluyen ayunar hasta que desaparezca la inflamación, eliminar los cálculos biliares, abstenerse del alcohol, los medicamentos y la cirugía.