Síndrome de Guillain-Barré: causas, síntomas, tratamientos y más

1317
Download PDF

¿Qué es el síndrome de Guillain-Barré?

El síndrome de Guillain-Barré (Polineuritis idiopática aguda ) es una enfermedad autoinmune en la que los nervios de la persona son atacados por el propio sistema de defensa inmune del cuerpo. Como resultado del ataque, el aislamiento del nervio (mielina) y, a veces, incluso la parte interior cubierta del nervio (axón) se daña y las señales se retrasan o se modifican. Los anticuerpos resultantes atacan la vaina de mielina y, a veces, el axón, causando parálisis y debilidad muscular, así como sensaciones extrañas, ya que los nervios sensoriales de la piel pueden verse afectados.

El síndrome parece ser desencadenado por enfermedades virales o bacterianas agudas, como infecciones respiratorias o gastrointestinales, que ocurren de una a tres semanas antes. Sin embargo, otros eventos como el embarazo, la fiebre del dengue, los procedimientos quirúrgicos, las picaduras de insectos y la parálisis de Bell, también han demostrado causar SGB.

Por lo general, los síntomas comienzan en los pies o las piernas y progresan por el cuerpo durante unos días o semanas. El trastorno puede ser leve, moderado o grave, con soporte vital necesario en los peores casos.

La causa exacta es desconocida y no se conoce una cura. La mayoría de las personas se recupera espontáneamente, aunque algunas quedarán con discapacidades permanentes.

Esta rara enfermedad afecta a entre dos y ocho personas de cada 100,000, independientemente de su sexo o edad, aunque es más común en el grupo de edad de 30 a 50 años. Otros nombres para el síndrome de Guillain-Barré incluyen polineuritis idiopática aguda, polirradiculoneuritis idiopática aguda y parálisis ascendente de Landry.

Síntomas del síndrome de Guillain-Barré

Los síntomas del síndrome de Guillain-Barré incluyen:

  • Debilidad muscular y parálisis que afecta a ambos lados del cuerpo
  • Movimientos bruscos y descoordinados
  • Entumecimiento
  • Dolores musculares, dolores o calambres
  • Sensaciones extrañas como vibraciones, zumbidos o ‘gatear’ debajo de la piel
  • Visión borrosa
  • Mareo
  • Problemas respiratorios.

Los síntomas generalmente comienzan en los pies o las piernas y progresan por el cuerpo. Algunas veces, los síntomas comienzan en los brazos y progresan hacia abajo. Los síntomas pueden tardar unos días o semanas en progresar. Después de que los síntomas permanecen constantes y alcanzan su punto máximo por un corto tiempo, la persona comienza a recuperarse.

La recuperación puede tomar de seis meses a dos años o más.

Complicaciones del síndrome de Guillain-Barré

Los síntomas del síndrome de Guillain-Barré varían de leves a potencialmente mortales, dependiendo de qué nervios estén dañados y en qué medida. Los nervios del sistema nervioso autónomo pueden verse afectados y provocar cambios en la presión arterial, la frecuencia cardíaca, la visión, la función renal y la temperatura corporal.

Las complicaciones potencialmente fatales del síndrome de Guillain-Barré incluyen:

  • Neumonía
  • Trombosis venosa profunda
  • Insuficiencia respiratoria.

Causas del síndrome de Guillain-Barré

La causa exacta del síndrome de Guillain-Barré sigue sin estar clara. En la mayoría de los casos, una persona con el síndrome de Guillain-Barré experimentó algún tipo de infección viral o bacteriana algunos días o semanas antes del inicio de los síntomas. El desencadenante más comúnmente identificado es la infección gastrointestinal con Campylobacter jejuni, una de las causas más comunes de intoxicación alimentaria.

Algunas de las infecciones virales asociadas con el síndrome incluyen infecciones respiratorias y gastrointestinales, herpes zoster, fiebre glandular y hepatitis viral. Otros factores desencadenantes pueden ser la cirugía o las picaduras de insectos.

Cualquiera que sea el desencadenante, las células inmunes del cuerpo se ven obligadas a atacar y destruir el aislamiento de las células nerviosas (vaina de mielina). A veces, los cuerpos de las células nerviosas (el axón) también son el objetivo.

No hay evidencia que sugiera que el síndrome de Guillain-Barré sea contagioso.

Diagnóstico del síndrome de Guillain-Barré

El síndrome de Guillain-Barré puede ser difícil de diagnosticar porque los síntomas pueden parecer vagos y no estar relacionados.

El diagnóstico se basa en una serie de pruebas que incluyen:

  • Examen físico
  • Pruebas de fuerza muscular
  • Pruebas de actividad muscular
  • Pruebas reflejas, como la reacción instintiva
  • Pruebas de velocidad de conducción nerviosa
  • Medicación espinal, para verificar niveles de proteína más altos de lo esperado en el líquido cefalorraquídeo.

Tratamiento para el síndrome de Guillain-Barré

El progreso del trastorno es muy difícil de predecir. La mayoría de las personas diagnosticadas con el síndrome de Guillain-Barré están hospitalizadas, por lo que cualquier complicación que afecte sus funciones vitales puede tratarse con prontitud.

No hay cura, pero las opciones de tratamiento incluyen:

  • Plasmaféresis: la sangre se toma de la persona. Las células inmunes se eliminan y los glóbulos rojos restantes se devuelven al cuerpo.
  • Gammaglobulina (IVIG): los ensayos han demostrado la eficacia de esta forma de tratamiento. La IGIV se administra por infusión en una vena, generalmente todos los días durante cinco días. Cada infusión toma alrededor de dos horas.

Perspectivas a largo plazo para el síndrome de Guillain-Barré

Las estimaciones varían, pero alrededor de nueve de cada 10 personas con síndrome de Guillain-Barré sobreviven y aproximadamente del 75 al 90 por ciento se recuperan por completo. Alrededor del 10 al 15 por ciento estará preocupado por alguna forma de discapacidad permanente.

En general, cuanto antes los síntomas comiencen a aliviarse, mejores serán las perspectivas. Aun así, puede llevar de seis meses a dos años o más recuperarse por completo.

La fisioterapia es importante ya que previene las contracturas musculares y las deformidades asociadas. Los profesionales de la salud involucrados en la rehabilitación de la persona pueden incluir neurólogos, fisioterapeutas, terapeutas ocupacionales, trabajadores sociales y psicólogos.

Referencias:

Página de información sobre el síndrome de Guillain-Barré – NINDS, Instituto Nacional de Trastornos Neurológicos y Accidentes Cerebrovasculares, Institutos Nacionales de Salud, Departamento de Salud y Servicios Humanos de EE. UU., EE. UU. Más información aquí.