Síntomas del Alzheimer

633
Download PDF

alzheimer

La enfermedad de Alzheimer es un trastorno neurológico en el que la muerte de las células del cerebro causa la pérdida de la memoria y el deterioro cognitivo. Es un tipo de demencia neurodegenerativa progresiva, en la que la enfermedad comienza leve y empeora a medida que pasa el tiempo.

Datos sobre la enfermedad de Alzheimer
  • El mal de Alzheimer se presenta como el tipo de demencia más común entre las personas.
  • El término “demencia” se describe como una pérdida de capacidad mental asociada con la muerte gradual de las células cerebrales.
  • Al menos es Estados Unidos se estima que hay 5,3 millones de personas de distintas edades con el mal de Alzheimer.
  • 5,1 millones de personas son mayores de 65 años de edad, y las 200.000 personas restantes son menores de 65 años.
  • Cada 67 segundos alguien en los Estados Unidos desarrolla la enfermedad.
  • Es la única causa de muerte en el top 10 de Estados Unidos que no puede prevenirse, curar o aliviarse.
  • Casi dos tercios de los estadounidenses con la enfermedad de Alzheimer son mujeres.
  • 1 de cada 3 personas mayores muere de Alzheimer o alguna otra demencia.
  • El mal de Alzheimer y otras demencias asociadas le cuestan a los Estados Unidos unos $ 226 billones de dólares por año.

Como en todos los tipos de demencia, la enfermedad de Alzheimer es causada por la muerte de las células del cerebro y se clasifica como una enfermedad neurodegenerativa, que como ya habíamos explicado consiste en el deterioro progresivo y la muerte de las neuronas a medida que transcurre el tiempo.

El tamaño total del cerebro se contrae con la enfermedad y el tejido tiene progresivamente menos células nerviosas y conexiones.

Síntomas de la enfermedad de Alzheimer

Los síntomas se pueden diagnosticar en cualquier etapa y la progresión de la enfermedad se controla después de un diagnóstico inicial.
Claro está que la propia naturaleza de los síntomas puede ser confusa para un paciente y para las personas de su entorno con diferentes niveles de gravedad. Por esta razón y porque el más mínimo síntoma amerita hacerse un examen, siempre vale la pena ver a un médico.

Para que los médicos puedan hacer un diagnóstico inicial de la enfermedad de Alzheimer, primero debe establecerse que hay demencia – los primeros exámenes indicarán de qué tipo de demencia se trata. Se revisarán si hay síntomas cognitivos o de conductas que indiquen una disminución en sus niveles de funcionamiento o si tiene problemas para trabajar o hacer sus actividades cotidianas.

El deterioro cognitivo (pensamiento) abarca dos de los cinco síntomas establecidos por el Instituto Nacional sobre el envejecimiento y la Asociación de Alzheimer.

1. Se empeora la habilidad para absorber y recordar nueva información, por ejemplo:

  • Preguntas repetitivas o conversaciones
  • Perderse en una ruta familiar
  • Perder objetos personales
  • Olvidar eventos o citas

2. Problemas de razonamiento, falta de juicio:

  • Pobre entendimiento sobre los riesgos en la seguridad
  • Pobre capacidad para tomar decisiones
  • Incapacidad para manejar las finanzas
  • Incapacidad para planificar actividades complejas o reiterativas

3. Alteración de habilidades visoespaciales (pero no por problemas de la vista):

  • Incapacidad para reconocer caras u objetos comunes o para encontrar objetos que están en frente
  • Imposibilidad para operar instrumentos simples

4. Problemas al hablar, de lectura y escritura:

  • Dificultad para pensar palabras comunes mientras se habla, dudas
    Errores en la ortografía y la escritura.

5. Cambios en la personalidad y el comportamiento, por ejemplo:

  • Cambios de humor, agitación; falta de interés, motivación o iniciativa; apatía; aislamiento social
  • Pérdida de empatía con los demás
  • Comportamiento compulsivo, obsesivo o socialmente inaceptable.
  • Una vez que la cantidad y la severidad de estos síntomas que acabamos de mencionar confirman la demencia, será la prueba de que padece la enfermedad de Alzheimer:
  • El síntoma más común del Alzheimer viene de la pérdida de la memoria, especialmente cuando se trata de aprender y recordar nueva información. Sin embargo el síntoma anterior puede ser también un problema de lenguaje solamente, en tl caso el mayor síntoma sería el de encontrar las palabras correctas para poder hablar.

Etapas de la enfermedad de Alzheimer

La progresión de la enfermedad de Alzheimer puede dividirse en tres etapas básicas:

1) Preclínico (sin signos o síntomas aun)
2) Deterioro cognitivo leve
3) Demencia.
La Asociación de Alzheimer sin embargo ha desechado esto y al menos describe siete etapas a lo largo de un continuo deterioro cognitivo basado en la gravedad de los síntomas – desde un estado de no deterioro, a una disminución leve a otra moderada y eventualmente llegar a un estado muy grave.

La Asociación de Alzheimer ha publicado online las siete etapas. Según el estudio no se puede confirmar nada hasta no llegar a la fase cuatro. Si se llega a esa etapa el diagnostico sería claro. A esta etapa se le denomina Alzheimer leve o incipiente y con una entrevista médica debería ser más que suficiente para detectar los síntomas que ya están arraigados en una o varias zonas.

¿Cuán común es la enfermedad de Alzheimer?

En los Estados Unidos, el censo más reciente ha permitido a los investigadores dar estimaciones de cuántas personas tienen la enfermedad de Alzheimer. En 2010, unos 4,7 millones de personas de 65 años y más vivían con la enfermedad de Alzheimer.
En un informe estadístico del 2013, la Asociación de Alzheimer le da una proporción a la población afectada. Más de una décima parte de las personas en el grupo sobre los 65 años tienen la enfermedad en los Estados Unidos. En el grupo de más de 85 años la proporción llega alrededor de un tercio.

Como dato adicional, cabe mencionar que esta enfermedad se encuentra detrás de la mayoría de los casos de pérdida de memoria y deterioro cognitivo

La Asociación de Alzheimer dice que representa entre 60% y 80% de los casos de demencia.
La demencia vascular, causada por los accidentes cerebrovasculares, es el segundo tipo más común de demencia luego del Alzheimer.

Factores de riesgo en la enfermedad de Alzheimer

Algunos factores son más frecuentemente asociadas con la enfermedad de Alzheimer que otros. Algunos de ellos se pueden prevenir o modificar, por ejemplo, reduciendo el riesgo de diabetes o enfermedades cardíacas se podría reducir el riesgo de padecer demencia.

Si los investigadores tuvieran una comprensión más profunda de los factores de riesgo, o pudieran probar científicamente el vínculo que “causa” la enfermedad de Alzheimer, esto podría ayudar a encontrar formas de prevenirla o desarrollar tratamientos.

Factores de riesgo asociados con la enfermedad de Alzheimer incluyen:

Factores de riesgo inevitables

  • Edad: el desorden es más probable en personas de edad avanzada, siendo en los adultos mayores a 85 años tenerla que los de 65 años.
  • Antecedentes familiares (herencia genética) – Haber tenido a alguien de la familia con Alzheimer aumente considerablemente el riesgo de padecerla en el futuro. Este es el segundo mayor factor de riesgo después de la edad.
  • Tener el gen Apolipoproteína E (APOE) aumenta de tres a ocho veces más riesgo de padecer Alzheimer que una persona sin el gen.

Factores potencialmente evitables o modificables

  • Enfermedades que provoquen accidentes: Se incluye a la diabetes, colesterol alto y presión arterial alta. (Éstos también aumentan el riesgo de un accidente cerebrovascular, el cual puede conducir a otro tipo de demencia.)
  • Lesión en la cabeza hecha con anterioridad: Mientras que una lesión cerebral traumática no necesariamente conduce a la enfermedad de Alzheimer, algunas investigaciones han vinculado  el aumento del riesgo con la  gravedad de la lesión.
  • Trastornos del sueño (por ejemplo: sufrir de apnea en las noches para dormir).

Inicio tempranos en la enfermedad de Alzheimer

El factor genético es una de las principales causas de las personas que adquieren el mal a temprana edad. Esto ocurre entre las personas con edades de 30 y 60 años y afecta a individuos que han tenido familiares con historial de Alzheimer.

La Asociación de Alzheimer, dice en su informe que el inicio temprano de la enfermedad a veces puede ser “un proceso largo y frustrante” ya que para obtener un diagnóstico confirmado a tan corta edad es algo que pocas veces se ve y los médicos no esperan encontrar nada en personas tan jóvenes. Para los grupos de edad más jóvenes, los médicos buscarán otras causas de demencia.

Por ejemplo: algunos profesionales de la salud, sin fines de lucro, dicen que es “incorrecto atribuir” síntomas como el estrés a la enfermedad y así sucesivamente.