7 errores que la gente comete al tratar de alimentarse sin gluten

1175
Download PDF

Alimentarse sin gluten es más fácil que nunca en estos días ya que en los supermercados destacan los productos sin gluten, los restaurantes ofrecen menús sin gluten y hay una variedad cada vez mayor de alimentos sin gluten que puede elegir.

Esa es la buena noticia, pero también hay malas noticias. Irónicamente, la facilidad con la que se puede adoptar una dieta libre de gluten hoy en día significa que aquellos que deben alimentarse sin gluten porque se les ha diagnosticado con la enfermedad celíaca o sensibilidad al gluten no celíaca, en realidad puede ser más propensos a errores relacionados con la dieta sin gluten. ¿La razón? No es tan simple como puede parecer comer sin esa glicoproteína.

En algunos casos, los errores dietéticos pueden causar un efectos adversos desagradables (lo que probablemente hará que ya no cometa el mismo error de nuevo!). Pero en el peor de los casos, si se continúa haciendo estos mismos errores podría hacer que su intestino delgado tenga menos posibilidades de curarse de los daños causados por la enfermedad celíaca.

Consejos para alimentarse sanamente sin gluten

Para ayudarle a ir más allá de la curva de aprendizaje de una dieta libre de gluten, dejaremos a continuación un resumen de los siete errores más comunes que la gente comete cuando quiere evitar el gluten. Si puede evitar estos problemas, estará bien encaminado hacia una mejor salud.

1) Comenzar la dieta libre de gluten sin antes averiguar

Es bastante sencillo dejar de comer pan y cereales a base de trigo y galletas de su dieta. Sin embargo el gluten se encuentra en muchos otros alimentos.
Por ejemplo, ¿sabía usted que muchas sopas enlatadas contienen gluten? (Hay algunas opciones de sopa sin gluten, sin embargo usted tiene que saber dónde buscar.) ¿Sabía usted que la mayoría de las marcas de salsa de soja tienen trigo en ellas? (Algunas salsas de soja no tienen gluten.) ¿Y sabía que la gran mayoría de la cerveza está hecha con cebada, que es un grano de gluten? (Sí, también hay cerveza sin esto.)

No averiguar bien en los alimentos donde se encuentra el gluten es el error número uno que la gente hace cuando se les entrega un diagnóstico de celiaquía o sensibilidad al gluten y es una de las principales razones por las que no se sienten mejor tan rápido como ellos les gustaría.
No deje que esto le suceda. Averigüe, aprenda y asegúrese de entender los muchos lugares en los que el gluten se puede ocultar.

2) No leer con detalle las etiquetas de los alimentos

Muchas personas comienzan la dieta sin gluten escaneando las etiquetas de sus comidas favoritas viendo si dice la palabra “trigo” o “gluten”, y simplemente omiten lo demás. Pero lamentablemente, eso no es una estrategia lo suficientemente buena para evitar la proteína en los alimentos procesados que usted come.

Legalmente, los fabricantes no necesitan enumerar todos los ingredientes que contienen gluten (sólo aquellos que contienen trigo, considerado un alérgeno superior). Tampoco necesitan revelar casos en los que un producto no contiene ingredientes que contengan gluten, sin embargo se produce en líneas compartidas o en una instalación compartida, situación que hace que la contaminación cruzada con gluten sea mucho más probable.

¿Entonces qué puedes hacer? Su mejor apuesta sería quedarse con sólo los productos que están etiquetados sin gluten o certificados sin gluten (un estándar aún más estricto). Pero si usted decide aventurarse fuera de la zona segura de los alimentos libres de gluten, tendrá que ponerse al día sobre los nombres de los ingredientes que significan gluten (hay una larga lista), y aprender los riesgos de lo que significa comer sin gluten.

3) Ir por la comida chatarra sin gluten

Es tentador iniciarse en una nueva dieta dejando atrás su antigua comida chatarra para cambiarla por una nueva comida chatarra sin gluten. Sin embargo el consejo es ¡No ceder a la tentación!

Por supuesto, es fácil encontrar caramelos sin gluten, galletas y todas las formas de bocadillos sin esta sustancia en los estantes de las tiendas de comestibles. Incluso puede encontrar algunas opciones de comida rápida sin gluten. Pero si quiere comer sin gluten porque le han diagnosticado la enfermedad celíaca o sensibilidad al gluten no celíaca, su salud ya es un problema.

De hecho, si usted acaba de ser diagnosticado con la enfermedad celíaca, usted puede estar algo desnutrido, así que éste sería un buen momento para enfocarse en alimentos sanos con toneladas de alimentos útiles, no sólo para encontrar una nueva marca de chips de maíz con una etiqueta que diga “Sin gluten” en el envase.

Claro está que usted puede disfrutar de algunos bocadillos sin gluten en la ocasión (y algunos son incluso buenas opciones nutricionales). Pero si centra sus esfuerzos en mantenerse sin gluten y en comer más sano, su cuerpo se lo agradecerá.

4) Aferrarse demasiado a los alimentos de conveniencia

Simplemente no se puede evitar: alimentarse sin gluten significa realmente cocinar más y en algunos casos mucho más.

Si usted era bastante dependiente de alimentos de conveniencia antes (Pizzas, KFC y más) puede estar en una situación bastante desagradable: Las pizzas sin gluten de Domino’s se preparan en las mismas áreas que las pizzas regulares de la compañía, colocándolas fuera de los límites para los que tienen enfermedad celíaca. Mientras tanto, algunos restaurantes de comida china tienen su propia sección especializada para aquellos que necesitan comer sin gluten. Es cosa de preguntar al vendedor.

La buena noticia es que puedes encontrar pizzas congeladas sin gluten y otras cenas congeladas sin gluten. Sólo debe consultar al vendedor si tiene esa opción disponible. Sin embargo son bastante costosas, y no todas las tiendas las almacenan.

Así que es mejor que cocine usted mismo a partir de ingredientes frescos y saludables.

5) No ser bastante asertivo en los restaurantes

Es alentador ver los muchos restaurantes que tienen menús sin gluten con una amplia variedad de platillos sin esta sustancia. Sin embargo no baje la guardia ya que a menudo no es tan fácil.

Debido a que la dieta libre de gluten se ha vuelto más y más popular, mucha gente ha comenzado a comer sin gluten siendo que realmente no necesitan hacerlo. Y no es raro verlos pedir una comida sin gluten en un restaurante, pero luego piden una cerveza o un pastel lleno de gluten para el postre. Esto tiene el desafortunado efecto de desacreditar a todos los que necesitan comer sin gluten para mejorar la salud.

¿Entonces qué puede hacer? Usted necesitará exigir al camarero (y potencialmente a un encargado o al cocinero) que su comida debe ser totalmente libre de gluten porque si no se enfermará. Enfatice de buena forma que no está haciendo esta petición como un capricho para complacer al paladar, sino porque realmente la necesita para su salud. Esperemos que esto les lleve a tomar las precauciones correspondientes para su comida.

Por cierto, el mismo razonamiento se aplica a la comida hecha por amigos y familiares, ya que en la mayoría de los casos, simplemente no se puede confiar en ellos ya que podrían (involuntariamente) agregar gluten a la comida.

6) Tratar de evadir la dieta

Si usted y su médico han monitoreado sus problemas de salud en la enfermedad celíaca o la sensibilidad al gluten no celíaca, en realidad es bastante afortunado (a), ya que no necesita medicamentos caros o procedimientos, ya que su condición es completamente tratable a través de una dieta en la mayoría de los casos.

No hace falta decir que usted no debe engañar a su dieta sin gluten, ya que engañarla podría exponerlo a algunos problemas de salud importantes.

Sin embargo esos riesgos no detienen a muchas personas de hacer trampa: Un estudio encontró que una cuarta parte de las personas diagnosticadas con enfermedad celíaca no siguen la dieta lo suficientemente bien como para prevenir posibles complicaciones.

No deje que esto sea le pase. Evitar la dieta y comer gluten determinados días creyendo que por un día que coma gluten no le pasará nada, puede traerle complicaciones que van desde deficiencias de vitaminas a cáncer. Con tantos deliciosos alimentos libres de gluten en el mercado en estos días, no hay razón real para jugar con su salud.

7) Creer que la dieta libre de gluten resolverá todos sus problemas de salud

Si usted tiene enfermedad celíaca o sensibilidad al gluten no celíaca, debe esperar sentirse mucho mejor una vez que su aparato digestivo se encuentre libre de gluten, también puede ver que algunos dolores de cabeza disminuyen, y es probable que tenga más energía.

Sin embargo, la dieta libre de gluten no es una especie de milagro, no espere que solucione todos sus problemas de salud existentes. Por ejemplo, aunque algunas personas pierden peso sin gluten, no todo el mundo lo hace, y muchas personas en lugar de bajar de peso lo aumentan.
Además, no debe asumir que ningún problema nuevo de salud que desarrolle es sólo un síntoma de enfermedad celíaca o sensibilidad al gluten. Claro, el gluten ha sido implicado en todo, desde problemas digestivos a problemas neurológicos, por lo que es fácil pensar que todo está relacionado. Es simple, pero no es la mejor idea.

Cada dolor de estómago no significa necesariamente que sea a causa del gluten (podría ser gripe en el estómago o intoxicación alimentaria). Y si usted tiene un problema persistente (por ejemplo, dolor de estómago, diarrea o dolores de cabeza) a pesar de seguir una cuidadosa dieta sin gluten, debe hablar con su médico de inmediato para obtener algunas pruebas adicionales para asegurarse de que no hay complicaciones adicionales.

Referencias:

Villafuerte-Galvez J et al. Factores que rigen la adhesión a largo plazo a una dieta libre de gluten en pacientes adultos con enfermedad celíaca. Farmacología Alimentaria y Terapéutica. 2015 Sep; 42 (6): 753 – 60.