Artemisa: sus beneficios, efectos secundarios, interacciones y más

75
Download PDF

¿Qué es la Artemisa?

La artemisa (Artemisia vulgaris L.) es una planta perenne de la familia Asteraceae.

La planta es nativa del norte de Europa y Asia; También se puede encontrar en muchas partes de América del Norte. La planta de artemisa crece hasta 4 pies de altura, pero ocasionalmente alcanza alturas de hasta 6 pies. Sus tallos angulares de color marrón rojizo tienen hojas de sabor amargo que tienen un aroma a salvia. La planta florece con flores amarillas o naranjas oscuras en el verano.

La planta de artemisa se ha utilizado tradicionalmente para todo, desde trastornos digestivos hasta fabricación de cerveza, repelente de insectos y más. Históricamente, los romanos usaban la artemisa, de quien se dice que la plantaron junto a las carreteras, para que los soldados que marchaban pudieran poner la planta en sus zapatos. Esto se hizo para aliviar el dolor de pies. Se dijo que San Juan Bautista llevaba una faja de artemisa.

Además de su uso medicinal, la artemisa se ha utilizado para difuminar, proteger e inducir sueños vívidos (cuando se coloca debajo de la almohada de una persona).

La Artemisa también es conocida como Hierba de San Juan, Herba vulgaris, Hierba de felon y Crisantemo.

Beneficios para la salud de la Artemisa

Muchas personas consideran que la artemisa es una hierba común. Esto se debe a que la planta se propaga agresivamente, a menudo ocupando grandes áreas de un jardín. La planta está relacionada con la ambrosía y puede causar síntomas de alergia que imitan los causados ​​por las alergias a la ambrosía.

Entonces, cuando se encuentra creciendo en el patio o jardín de una persona, la artemisa a menudo se destruye. Pero en otras áreas del mundo, los beneficios de la artemisa son mucho más apreciados. Las partes de la planta que crecen por encima del suelo y sus raíces se utilizan para fabricar medicamentos.

La artemisa ha recibido muchas propiedades beneficiosas para la salud. Estas incluyen:

  • Emmenagogue: promoción de ciclos menstruales regulares
  • Nervino: calmar los nervios
  • Digestivo
  • Diurético: aumento de la producción de orina (para retención de líquidos)
  • Repeler insectos
  • Alimento aromatizante

¿Para qué se utiliza?

Los usos comunes de la artemisa (que no han sido respaldados por datos de investigación clínica) incluyen:

  • Aumentar la energía
  • Promover la circulación.
  • Apoyando la salud del hígado
  • Aliviar la picazón (causada por cicatrices o quemaduras)

La artemisa se usa comúnmente para tratar muchas afecciones de salud. Aunque hay estudios preliminares que revelan los beneficios potenciales para la salud de la artemisa, no hay suficiente evidencia de investigación clínica para respaldar definitivamente la seguridad y eficacia de la artemisa para tratar muchas enfermedades de salud, que incluyen:

  • Cólico
  • Diarrea, vómitos, estreñimiento y otras afecciones gastrointestinales.
  • Dolor de cabeza
  • Epilepsia
  • Períodos menstruales irregulares
  • Ansiedad
  • Hipocondría (obsesión por estar enfermo)
  • Fatiga
  • Problemas para dormir
  • Inquietud e irritabilidad.
  • Depresión

¿Qué es la moxibustión y qué relación tiene con la Artemisa?

La artemisa se ha utilizado en la práctica de la “moxibustión” como parte de la medicina tradicional china (MTC) durante miles de años. La moxibustión implica enrollar artemisa en palos o conos, encenderla y luego moverla sobre el área que se va a tratar o quemar sobre un punto de acupuntura para liberar energía.

Aunque este procedimiento puede parecer primitivo, existe evidencia de investigación clínica que respalda la efectividad de la moxibustión y le da cierta credibilidad a la práctica de la moxibustión. De hecho, una revisión sistemática, publicada en 2012, examinó el efecto de la moxibustión en los bebés con nalgas. Los autores del estudio explicaron que cuando se combina con la acupuntura, la moxibustión puede provocar menos partos por cesárea, y que la práctica también redujo la necesidad de oxitocina (una hormona que indica que el útero se contraiga durante el trabajo de parto).

Los autores del estudio concluyeron que realizar moxibustión también puede reducir la incidencia de presentaciones de nalgas al nacer, pero se necesita más investigación para probar definitivamente la seguridad y la eficacia del procedimiento.

¿Cómo funciona?

Las partes de la planta de artemisa que crecen en la superficie se usan para producir aceite esencial, que se compone de varios químicos terapéuticos (incluyendo alcanfor, pineno y cineol). Esta composición química tiene diversas propiedades promotoras de la salud, incluidos los efectos antioxidantes, antibacterianos y antifúngicos de la planta.

Otro químico que se ha extraído de la artemisa se llama artemisinina, que se cree que tiene actividad antitumoral.

Además, se cree que los químicos en la artemisa estimulan la contracción del útero, promoviendo el flujo menstrual. Se cree que estos productos químicos se prestan al proceso laboral en el parto. Esto puede resultar en una reducción en la dosis de oxitocina para estimular las contracciones del parto.

Posibles efectos secundarios

No hay suficientes datos de investigación médica para demostrar la seguridad de la artemisa.

El artemisa es probablemente inseguro para mujeres embarazadas y lactantes; Puede hacer que el útero se contraiga, provocando un aborto espontáneo. El uso de artemisa no se ha establecido como seguro para los bebés, por lo tanto, las mujeres que amamantan deben evitar tomar artemisa.

Cualquier persona que sea alérgica a la ambrosía, que pertenece a la familia Asteraceae, debe usar la artemisa con precaución, debido a una mayor probabilidad de una reacción alérgica al polen de artemisa. Una persona con cualquier otra alergia a las plantas de la familia Asteraceae (que también incluye la ambrosía) debe usar la artemisa con precaución; éstos incluyen:

  • Stevia
  • Lechuga
  • Achicoria
  • Pelitre
  • Girasol
  • Margarita
  • Alcachofa
  • Bardana
  • Cardo
  • Caléndulas

Tenga en cuenta que la familia Asteraceae a veces se conoce como la familia Compositae.

También se ha sabido que el polen de artemisa causa reacciones alérgicas en quienes tienen alergia al tabaco.

El síndrome de apio-zanahoria-artemisa-especia

Las personas que son alérgicas al apio, el abedul o la zanahoria silvestre deben usar la artemisa con precaución porque la hierba se ha asociado con un síndrome llamado “síndrome de apio-zanahoria-artemisa-especia”.

En un estudio de 2008, el 87% de los pacientes alérgicos al apio dieron positivo a la sensibilización al polen de artemisa (al realizar una prueba cutánea) .4 El estudio encontró que el 52% de los alérgicos a las zanahorias dieron positivo por alergia a la artemisa, y el 26% de los los participantes del estudio que se sabía que eran hipersensibles (alérgicos) a las semillas de alcaravea eran alérgicos a la artemisa.4 Menos frecuentes fueron las reactividades cruzadas (alergias) a las especias y hierbas, incluidos el anís, el hinojo y el pimentón.

El polen de artemisa también puede causar reacciones alérgicas en aquellos que son alérgicos a:

  • Aceitunas
  • Duraznos
  • Kiwi
  • jalea real
  • Avellanas
  • Nangai (un tipo de nuez)
  • Salvia (y otras plantas del género Artemisia)
  • Miel
  • Mostaza

Síntomas de alergia

Una persona que experimenta síntomas leves de alergia a la artemisa debe dejar de tomar las hierbas inmediatamente y comunicarse con el proveedor de atención médica.

Los síntomas alérgicos leves al artemisa pueden incluir:

  • Urticaria
  • Hinchazón de los labios, la cara o los ojos.
  • Hormigueo en la boca
  • Dolores de cabeza
  • Dolor abdominal
  • Náuseas y vómitos

El shock anafiláctico es una emergencia médica grave, cualquiera que experimente estos síntomas debe buscar atención médica de emergencia inmediata.

Los síntomas alérgicos graves a la artemisa pueden incluir:

  • Sibilancias
  • Tos
  • Mareos que no desaparecen.
  • Problemas para hablar (voz ronca)
  • Hinchazón o constricción de la garganta.
  • Respiración dificultosa
  • Ruidos ruidosos
  • Colapso físico

Los síntomas alérgicos severos son signos de una emergencia médica. Cualquier persona con síntomas de shock anafiláctico debe buscar atención médica de emergencia inmediata de inmediato.

Dosis y preparación

La artemisa se usa comúnmente en la cocina para dar sabor a muchos alimentos y bebidas, como pescado, platos de carne, postres, panqueques, sopas, ensaladas, cerveza y más. La artemisa se usó en Europa para dar sabor a la cerveza mucho antes de que se descubriera el lúpulo.

La artemisa puede usarse en varias preparaciones, que incluyen:

  • Extractos
  • Tinturas
  • Hojas secas
  • Aceite esencial
  • Pastillas (como suplemento)
  • Una cataplasma (una masa suave y húmeda de hojas de plantas que se mantiene en su lugar con un paño y se aplica al cuerpo para aliviar el dolor y la inflamación)

La artemisa se puede convertir en un té agregando 1,5 cucharaditas de hojas de artemisa a una taza de agua hirviendo (en una prensa francesa o infusor de té), remojando durante 10 minutos, luego escurriendo las hojas y sirviendo.

Las raíces de la artemisa se usan para hacer un tónico que se dice que aumenta la energía.

En las culturas antiguas, la artemisa se fumaba para promover sueños vívidos. Esto se debe a que se dice que la artemisa produce efectos psicotrópicos leves durante la vigilia. Un efecto psicotrópico puede ser inducido por una sustancia que impacta el estado mental de una persona.

A veces se aplica una loción hecha de artemisa en la piel para aliviar la picazón causada por cicatrices o quemaduras. La investigación ha demostrado que una loción hecha de artemisa y mentol, aplicada a la piel, alivia la picazón en las víctimas de quemaduras.

Para preparar artemisa fresca después de la cosecha, extienda los tallos y las hojas de la planta en forma de abanico para que se sequen de manera uniforme y completa, luego átelos y póngalos al aire libre.

¿Cuál es la dosis recomendada?

La dosis correcta de cualquier suplemento medicinal, incluida la artemisa, depende de muchos factores, incluida la salud general, la edad y más de una persona. Faltan datos de estudios de investigación médica para determinar un rango seguro de dosis para la artemisa.

Vea los insertos del paquete y consulte con un profesional de la salud o farmacéutico para establecer una dosis segura y efectiva, antes de tomar la artemisa.

Tenga en cuenta que incluso los suplementos naturales pueden causar efectos secundarios graves, especialmente cuando una persona toma más de la dosis recomendada.

Consideraciones

Al comprar artemisa (o cualquier otra sustancia a base de hierbas) tenga en cuenta que las hierbas no están reguladas por una agencia gubernamental como la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) que regula los medicamentos de venta libre y recetados.

Por lo tanto, es muy importante seleccionar productos que hayan sido certificados por una fuente confiable de terceros, como la Farmacopea de EE. UU., NSF International o ConsumerLab.com. Estas organizaciones evalúan e informan sobre la pureza y potencia de los productos naturales y herbales.

Consejos para un consumo más seguro de hierbas y suplementos

Al buscar la artemisa, es importante tener en cuenta que las hojas deben cosecharse antes de que florezcan las flores. Al cosechar artemisa por su contenido de aceite esencial, las partes superiores de la planta se deben recolectar cuando florecen inicialmente. Esto es cuando las flores contienen el contenido de aceite volátil más potente.

Preguntas Frecuentes

¿La artemisa es un alucinógeno?

La artemisa se considera una hierba psicoactiva leve (una sustancia que promueve efectos como la sedación y la euforia) .6 Algunas personas la toman por sus efectos alucinógenos.

¿Es seguro fumar artemisa?

Aunque el fumar artemisa ha sido históricamente un uso común de la hierba, no hay suficientes datos de investigación clínica para demostrar la seguridad de la artemisa, tomada en cualquier forma. Esto incluye ingerir o fumar artemisa. Fumar cualquier tipo de sustancia (incluido el tabaco) puede causar una acumulación de sustancias no saludables en los pulmones, como el alquitrán. Cuando se fuma cualquier sustancia, disminuye la cantidad de oxígeno disponible para el intercambio por los pulmones. Por lo tanto, fumar cualquier tipo de preparación a base de hierbas no es una forma saludable de usar la hierba.

¿Es legal la artemisa en los Estados Unidos?

Sí, aunque algunas fuentes informan que el uso de artemisa ha sido prohibido, su uso no está controlado en los Estados Unidos. Lo que esto significa es que cualquier parte de la planta, así como sus extractos, es legal para crecer, procesar, vender, comercializar o regalar. Pero si se venden, los suplementos medicinales deben cumplir con las leyes de suplementos de EE. UU.

¿La artemisa es lo mismo que el ajenjo?

Existe cierto desacuerdo sobre la diferencia entre artemisa y ajenjo. Las hierbas tienen muchos nombres comunes diferentes, lo que puede causar confusión. Al observar el nombre científico, es fácil identificar cuándo hay diferencias en las plantas. El nombre científico del ajenjo es Artemisia absinthium. El nombre científico de Mugwort, sin embargo, es Artemisia vulgaris. Aunque las dos plantas están estrechamente relacionadas, hay una ligera diferencia. La artemisa se refiere a las 200 plantas aromáticas encontradas en el género Artemisia; el ajenjo es solo uno de ellos. El ajenjo (Artemisia absinthium) es la única variación de Artemisia que se puede utilizar para destilar ajenjo auténtico. También se usa comúnmente para hacer vermut.

Referencias:

Coyle ME, Smith CA, Turba B. Versión cefálica por moxibustión para presentación de nalgas. Cochrane Database Syst Rev. 2012; (5): CD003928. doi: 10.1002 / 14651858.CD003928.pub3

Neimand K, Alexander H, Rosenthal A. Oxitocina en presentación de nalgas. American Journal of Obstetrics and Gynecology. 1965; 1965: 906629. doi: 10.1016 / 0002-9378 (65) 90662-9

Wüthrich B, Hofer T. Alergia alimentaria: el síndrome del apio-artemisa-especia. Asociación con alergia al mango? Dtsch Med Wochenschr. 1984; 109 (25): 981-6. doi: 10.1055 / s-2008-1069310

Kim, Yeon DNP, MSN, RN, CCRN. Desarrollo de un protocolo de alivio del prurito post-quemadura. Centro de enfermería Lippincott. 2018; 43 (11): 315 – 326

Alrashedy NA, Molina J. La etnobotánica del uso de plantas psicoactivas: una perspectiva filogenética. PeerJ. 2016; 4: e2546. doi: 10.7717 / peerj.2546

Plantas para un futuro. Artemisia vulgaris – L. PFAF.org. (Dakota del Norte.)

Preedy VR. Aceites esenciales en la conservación, sabor y seguridad de los alimentos. Prensa académica; 2015

Sherry Christiansen – Richard N. Fogoros, MD, Very Well Health