Vitíligo: sus causas, síntomas, tratamientos y más

3694
Download PDF

vitiligo

¿Qué es el vitíligo?

El vitíligo es una condición en la cual se desarrollan manchas blancas en la piel. Cualquier zona del cuerpo puede verse afectada. La mayoría de las personas con vitíligo tienen manchas blancas en muchas áreas.

Causas del vitíligo

Según el Medical News Today, las causas del vitíligo están aún por establecerse, sin embargo la mayoría de las investigaciones apuntan a lo siguiente:

    • Trastorno autoinmunitario: significa que el sistema inmune del paciente se vuelve hiperactivo y destruye los melanocitos
    • Desequilibrio genético del estrés oxidativo
    • Daño a la piel debido a una quemadura crítica o corte
    • Haber tenido un suceso estresante
    • Daño a la piel debido a una quemadura crítica o corte
    • Exposición a algunos productos químicos
    • Una causa neuronal
    • Herencia: antecedentes genéticos
    • Una causa viral.

El vitíligo no es transmisible; en otras palabras, no es contagioso, y no puede propagarse por factores externos.

Menos del 1% de la población es afectada por la aparición de vitíligo en la piel.
La aparición de esta enfermedad no distingue de la edad, sexo o de alguna etnia, lo que implica que puede afectar a cualquier persona, sin embargo los estudios han concluido que un mayor porcentaje de casos lo padecen las personas alrededor de los 20 años.

Los síntomas y signos de vitíligo varían considerablemente de persona a persona. Se da más frecuentemente en personas con piel oscura o bronceada. En los casos menos graves sólo aparecen un puñado de puntos blancos que se desarrollan con el tiempo, mientras que otros desarrollan manchas blancas más grandes las cuales se van uniendo y afectando grandes porciones de la piel.

¿Quién es probable que lo adquiera?

En los Estados Unidos hasta el 2% de la población y un estimado de 2 a 5 millones de  tienen la condición. No importa si eres hombre o mujer.

En la mayoría de los casos, se desarrolla temprano en la vida, entre los 10 y los 30 años de edad. Casi siempre aparece antes de los 40 años.

El vitíligo puede desarrollarse en familias. También es más probable que la contraiga cuando otra persona de su familia también la tenga, o cuando las personas de su familia tengan canas prematuramente.

Las enfermedades autoinmunes, como la enfermedad tiroidea autoinmune (tiroiditis de Hashimoto) o la diabetes tipo 1, también pueden aumentar sus probabilidades.

Síntomas del vitíligo

El síntoma principal del vitiligo son las manchas blancas en la piel. Y pueden afectar cualquier área del cuerpo, incluso las áreas alrededor de sus ojos. Los parches pueden ser grandes o pequeños y aparecer como uno de los siguientes patrones:

Segmental o focal: los parches blancos tienden a ser más pequeños y aparecen en una o varias áreas. Cuando el vitíligo aparece en un patrón focal o segmentario, tiende a permanecer en un área de un lado del cuerpo. Muchas veces continúa por un año más o menos, y luego se detiene. También progresa más lento que el vitíligo generalizado.

No segmentario o generalizado: los parches blancos generalizados aparecen simétricamente en ambos lados del cuerpo. Este es el patrón más común y puede afectar a las células pigmentarias en cualquier parte del cuerpo. Si a menudo comienza y se detiene muchas veces a lo largo de la vida de una persona. No hay manera de determinar cuándo, si, o qué tan rápido se desarrollarán los parches.

Un estudio mostró que el 75% de las personas con vitíligo tienen pérdida de pigmento en las manos y la cara. Otras áreas comunes están en los pliegues del cuerpo, como la piel debajo de los brazos y alrededor de la ingle.

Tipos de vitíligo

Los científicos han clasificado el vitíligo en dos tipos: no segmentario y segmentario.

Vitíligo no segmentario

El vitíligo no segmentario es el tipo más común y ocurre en hasta el 90% de las personas que padecen el trastorno.

En el vitíligo no segmentario, las manchas a menudo aparecen igualmente en ambos lados del cuerpo, con alguna medida simétrica. Las manchas simétricas más comunes que aparecen en la piel son las que se exponen diariamente al sol, como la cara, el cuello y las manos, pero también puede aparecer en otras áreas:
Palmas de las manos
– Ojos
– Brazos
– Rodillas
– Boca
– Pies
– Codos

El Vitíligo no segmentario además se divide en subcategorías:

Vitíligo generalizado: no tiene un lugar ni tamaño específico, este es el tipo más común.
Vitíligo acrofacial: ubicado principalmente en las manos y pies
Vitíligo universal: la despigmentación abarca la mayoría del cuerpo, es el más raro de todos.
Vitíligo focalizado: uno o unas pocas manchas blancas dispersas en una zona pequeña. Ocurre más a menudo en niños pequeños.

Vitíligo segmentario

El vitíligo segmentario tiene una característica peculiar; esta enfermedad se propaga más rápidamente pero se considera más constante y estable que la no segmentaria. La buena noticia es que es mucho menos común y afecta sólo al 10% de las personas que padecen la enfermedad.

El vitíligo segmentario es más notorio en los grupos más jóvenes, tanto así que el 30% de los que padecen la enfermedad son niños.

La otra característica es que las manchas son asimétricas y generalmente tiende a afectar a las áreas de piel ligadas a los nervios en las raíces dorsales de la columna vertebral. Es más estable, menos errática y responde bien a tratamientos tópicos.
Síntomas del vitíligo
El único síntoma del vitíligo es la aparición repentina de manchas planas blancas o manchas en la piel. Por lo general, el primer punto blanco que aparece lo hace en un lugar de la piel que está constantemente expuesta al sol.

En un principio, el vitíligo comienza como un simple punto, un poco más pálido que el resto de la piel. Pero poco a poco, a medida que pasa el tiempo, ese punto se tornará mucho más pálido hasta que se convierta en un punto blanco.

La forma de las manchas son totalmente irregulares, y a veces, los bordes pueden llegar a estar algo inflamados con un ligero tono rojo provocando algo de picazón.
El vitíligo es fotosensible; lo que significa que los pacientes deben evitar exponer la piel a la luz del sol por un largo período de tiempo.

Predecir si se extenderá el vitíligo y por cuánto, es particularmente algo difícil de hacer. La propagación de las manchas blancas puede ocurrir en cuestión de semanas para algunos y para otros, puede estabilizarse y dejar de crecer por meses o incluso años.

Si los primeros síntomas de las manchas blancas son simétricas (vitíligo no segmentario), el desarrollo será mucho más lento que si las manchas estuvieran focalizadas en sólo un área del cuerpo (vitíligo segmentario).

Tratamientos para el vitíligo

Hay una serie de remedios y tratamientos que pueden ayudar a disminuir la visibilidad de las manchas en las zonas afectadas de la piel.

Fototerapia con rayos ultravioleta UVB

Exponer la piel afectada en lámparas UVB es uno de los tratamientos más comunes. Este es uno de los tratamientos más simples y fáciles ya que se pueden realizar en casa con una lámpara pequeña.

Este tratamiento casero se recomienda porque es más eficaz que otros ya que el paciente puede utilizar la lámpara todos los días. Si estos tratamientos se llevan a cabo en las clínicas, el paciente debe visitar de 2 a 3 veces por semana al terapeuta, lo que ralentiza el tiempo de recuperación.

Si las manchas blancas son grandes y abarcan porciones de piel considerables, la fototerapia UVB tendrá que realizarse en un hospital con un tratamiento especial para todo el cuerpo.
Es importante mencionar que a pesar de que la evidencia ha sugerido que la fototerapia UVB combinada con otros tratamientos, tiene un efecto positivo sobre esta enfermedad, es todavía bastante impredecible y variable.

En la actualidad no existe ningún tratamiento que restaure por completo la pigmentación de la piel.

Fototerapia con rayos UVA

El tratamiento con rayos UVA puede ayudar a ciertas personas con la enfermedad.
El tratamiento con rayos UVA se realiza comúnmente en una clínica o en un hospital. En primer lugar, se toma una droga que aumenta la sensibilidad de la piel a la luz ultravioleta. Los lugares de la piel afectados se someten a una serie de tratamientos, exponiéndolos a altas dosis de luz.

Para ver las mejoras del tratamiento, el paciente por lo general deberá tener varias sesiones. El progreso será evidente después de 6 a 12 meses de sesiones dos veces a la semana.

Referencias:

WebmdHealthline – MedicalNewsToday