Causas de la esquizofrenia: 5 teorías científicas

4766
Download PDF

esquizofrenia

La esquizofrenia es una enfermedad del cerebro que causa ciertas características, experiencias y comportamientos anormales. Hay varios tipos de esquizofrenia clasificados en diferentes grupos de síntomas. Es posible que existan procesos de enfermedades ligeramente diferentes y que estén involucradas en los diferentes tipos de esquizofrenia. Sin embargo, la mayoría de los investigadores creen que la esquizofrenia es una enfermedad única y que puede tener diferentes efectos dependiendo de qué regiones del cerebro están más afectadas.

Los investigadores aún no saben exactamente qué causa que algunas personas desarrollen esquizofrenia. Existe un componente genético muy fuerte en la esquizofrenia. Sin embargo, los genes por sí solos no explican por completo la enfermedad.

La mayoría de los científicos creen que los genes no causan esquizofrenia directamente, sino que hacen que una persona sea vulnerable a desarrollar la enfermedad. Los científicos están estudiando los posibles factores que podrían causar que una persona con una predisposición genética pueda desarrollar la esquizofrenia.

¿Qué causa la esquizofrenia?

1) Factores Genéticos En La Esquizofrenia

La evidencia de una predisposición genética a la esquizofrenia es abrumadora. La frecuencia de la esquizofrenia en la población general es inferior al 1% (en los Estados Unidos). Sin embargo, estar relacionado con alguien con esquizofrenia aumenta grandemente su riesgo de desarrollar la enfermedad.

Por ejemplo, si su hermano o hermana o uno de sus padres tiene la enfermedad, la probabilidad de que usted pueda desarrollar esquizofrenia es alrededor del 10%. Si tiene un gemelo idéntico con la enfermedad, tiene aproximadamente un 50% de probabilidad de desarrollar esquizofrenia. Si ambos padres tienen esquizofrenia, usted tiene una probabilidad del 36% de desarrollar la enfermedad.

Se sabe que estos riesgos familiares se deben a la genética más que al ambiente familiar porque los riesgos debidos a las relaciones familiares son los mismos, ya sea que una persona sea criada en la familia biológica o no. En tanto los niños de las personas con esquizofrenia son frecuentemente dados en adopción porque sus padres están demasiado enfermos como para cuidarlos.

Sin embargo, los genes por sí solos no causan esquizofrenia. Si lo hicieran, entonces los gemelos idénticos, que comparten prácticamente el mismo código genético, tendrían cerca del 100% de probabilidad de compartir la enfermedad, en lugar de 50%.

2) Teorías evolutivas de la esquizofrenia

Las teorías del desarrollo de la esquizofrenia dicen que algo va mal cuando el cerebro se está desarrollando. El desarrollo del cerebro, desde la primera etapa del desarrollo fetal hasta los primeros años de vida, es un proceso extremadamente complicado. Millones de neuronas se forman, migran a diferentes regiones del cerebro en formación y se especializan para realizar diferentes funciones.

Ese “algo” que va mal podría ser una infección viral, un desequilibrio hormonal, un error en la codificación genética, un estrés nutricional, o cualquier otro factor. El elemento común en todas las teorías del desarrollo es que el evento causal ocurre durante el desarrollo del cerebro.

Los síntomas de la esquizofrenia típicamente surgen en la adolescencia tardía o en la edad adulta temprana. ¿Cómo podrían los síntomas haber sido causados por eventos que tuvieron lugar décadas antes? Las teorías del desarrollo sugieren que una disrupción temprana hace que la estructura del cerebro se desorganice. El comienzo de la pubertad trae una serie de eventos neurológicos, incluyendo la muerte programada de muchas células cerebrales, y en ese momento las anormalidades se vuelven críticas.

Para apoyar las teorías del desarrollo, hay una serie de factores de riesgo para la esquizofrenia relacionados con períodos críticos en el desarrollo fetal, tales como:

  • La esquizofrenia es más común en los nacimientos de invierno y primavera.
  • Los niños cuyas madres experimentaron hambruna durante el primer trimestre son más propensos a desarrollar esquizofrenia.
  • El embarazo y las complicaciones del nacimiento aumentan el riesgo de desarrollar esquizofrenia.

Sin embargo, todavía no hay suficientes pruebas de que los cerebros de los adultos con esquizofrenia se encuentren desorganizados de la manera en que las teorías del desarrollo lo predicen. Además, estas teorías se refieren al origen de la esquizofrenia, pero no a la causa misma.

3) Teorías de la Enfermedad Infecciosa de la Esquizofrenia

Algunos investigadores creen que la esquizofrenia es causada por la interacción de un agente infeccioso, particularmente un virus, con una predisposición genética a la enfermedad. Hay una serie de características en los virus conocidos que podrían hacer esto posible:

  • Los virus pueden atacar ciertas regiones del cerebro y dejar a otras zonas intactas.
  • Los virus pueden alterar ciertos procesos dentro de una célula cerebral sin matar a la célula.
  • Los virus pueden infectar a alguien y luego permanecer inactivos durante muchos años antes de causar la enfermedad.
  • Los virus pueden causar anormalidades físicas menores, las complicaciones del nacimiento, y los patrones alterados de la huella digital encontrados a veces en gente con esquizofrenia.
  • Los virus pueden afectar a los neurotransmisores.
  • Algunos agentes antipsicóticos también son agentes antivirales.

Las personas que recientemente han desarrollado esquizofrenia muy a menudo tienen anticuerpos contra dos virus del herpes en su sangre, HSV (virus del herpes simple) y CMV (citomegalovirus). Los estudios han demostrado que cuando estos virus del herpes infectan a alguien con un determinado conjunto de genes, esa persona será mucho más propensa a desarrollar esquizofrenia.

Las personas con esquizofrenia también son más propensas a mostrar anticuerpos contra la toxoplasmosis gondii, un parásito transportado por los gatos, los que también pueden infectar a los seres humanos. Estar rodeado de gatos aumenta ligeramente la probabilidad de una persona de desarrollar esquizofrenia, y la enfermedad es más común en países y estados donde muchas personas tienen gatos como mascotas.

Las teorías de la enfermedad infecciosa de la esquizofrenia son muy emocionantes y prometedoras. Es demasiado pronto para saber si la investigación de estas teorías revelará la causa de la esquizofrenia.

4) Teorías Neuroquímicas de la Esquizofrenia

La esquizofrenia claramente implica irregularidades en los químicos del cerebro (neuroquímicos) que permiten a las células cerebrales comunicarse entre sí. Se sabe porque el bloqueo de ciertos neurotransmisores con fármacos (como la anfetamina o PCP) pueden causar síntomas similares a la esquizofrenia. Además, los medicamentos antipsicóticos que bloquean la acción del neurotransmisor dopamina pueden reducir eficazmente los síntomas.

De hecho, se pensaba que el desequilibrio de dopamina causaba esquizofrenia. Sin embargo, los antipsicóticos más recientes funcionan sin bloquear la dopamina. La investigación actual indica que los neurotransmisores GABA y glutamato están involucrados en las causas de la esquizofrenia.

El problema de las teorías neuroquímicas es que la mayoría de los procesos cerebrales pueden afectar los niveles de neurotransmisores, y los neurotransmisores (de los cuales hay al menos 100) interactúan entre sí. Cuando se dice que un neurotransmisor u otro está causando esquizofrenia, esa afirmación se basa en un solo cuadro de una película muy larga y complicada, sin poder ver los marcos que llevaron al cambio que estamos observando.

El tratamiento médico de la esquizofrenia hoy en día se basa casi exclusivamente en la regulación de los niveles de neurotransmisores, por lo que la investigación en esta área es vital para el desarrollo de tratamientos más eficaces.

5) Teorías del estrés de la esquizofrenia

El estrés psicológico tiene efectos fisiológicos y está implicado en causar o contribuir a trastornos psiquiátricos incluyendo trastornos de estrés postraumático. El estrés psicológico también agrava enfermedades como la presión arterial alta y enfermedades del corazón.

Sin embargo, no se ha demostrado que el estrés psicológico cause esquizofrenia. Esta declaración no tiene sentido para muchas personas familiarizadas con la esquizofrenia. ¿Cómo puede ser cierto?

Por un lado, la esquizofrenia no se vuelve más común después de traumas psicológicos como la guerra, el desastre natural o el encarcelamiento en campos de concentración.

Además, ser criado en una familia que tenía integrantes con esquizofrenia aumenta mucho el estrés y la probabilidad de abusos y traumas, y los niños de estos hogares son más propensos a desarrollar la enfermedad. Sin embargo, la contribución genética, más que el estrés psicológico, explica la mayor parte de la tasa de esquizofrenia en niños de estas familias.

Es ciertamente posible mirar en la historia de mucha gente con esquizofrenia y encontrar un trauma pasado, pero mucha más gente con esquizofrenia vinieron de hogares cariñosos bien constituidos que los apoyaban. Una de las muchas tragedias de la esquizofrenia es la culpa de que las personas bien intencionadas a menudo culpan a los padres por la enfermedad de su amado hijo.

Sin embargo, el estrés juega un papel importante en el control de la enfermedad. Las personas con esquizofrenia se vuelven muy sensibles al estrés y al cambio. El estrés psicológico por sí solo puede ser suficiente para desencadenar un episodio grave., por lo tanto, desarrollar y mantener una rutina es uno de los aspectos más importantes para evitar la recaída.

Fuente: Very Well