¿Engordan los plátanos realmente? La verdad!

1885
Download PDF

Hay una serie de informes y estudios contradictorios circulando por ahí que dicen que los plátanos pueden hacer que una persona suba de peso y que también son beneficiosos para perder peso. Veamos esto con más detalle:

¿El plátano engorda o adelgaza?

Aquellos que advierten contra la ingesta de plátanos por miedo al aumento de peso se basan sobre el contenido de carbohidratos, en particular el azúcar. Los plátanos son bastante altos en azúcar, la que puede convertirse en grasa corporal más rápido que otros nutrientes.

Otra razón por la que los plátanos tienen fama de engordar a las personas es debido a su cantidad de calorías, la cual es más alta que otras frutas. Una taza de rodajas de manzana tiene alrededor de 60 calorías, mientras que una taza de rodajas de plátano tiene alrededor de 135 calorías.

Información nutricional del plátano

El USDA proporciona la siguiente información nutricional para un plátano mediano (118 g).

  • Calorías : 105
  • Grasa : 0.4g
  • Sodio : 1.2mg
  • Hidratos de Carbono: 27g
  • Fibra : 3.1g
  • Azúcares : 14,4 g
  • Proteína : 1.3g

Los expertos en la materia pro-banana dicen que esta fruta tiene la cantidad perfecta de carbohidratos y calorías y que la cantidad de azúcar no es tan alta en comparación con la mayoría de los bocadillos azucarados como las galletas y dulces. Además, los plátanos tienen el beneficio extra de la fibra.

Lea también: 15 beneficios del plátano imperdibles

Algunas personas incluso dicen que usted puede comer una cantidad ilimitada de plátanos (o cualquier otra fruta) y que no ganará peso ya que la fruta en sí tiene todo lo que el cuerpo necesita (vitaminas, minerales y nutrientes).

No hay pruebas concluyentes de que los plátanos hagan ganar o perder peso. Al igual que con todos los alimentos, la cuestión de si comer plátanos o no para ganar o perder peso se reduce a la cantidad de calorías que consume durante el día y cuántas está quemando.

Luego de saber todo esto, la balanza se inclina un poco para el lado de que los plátanos sirven para perder peso.

Es una gran opción como aperitivo. Es nutritivo y contiene un número razonable de calorías.

Pero tenga en cuenta que los plátanos no son un “alimento libre de calorías”. Si por ejemplo agrega tres plátanos grandes a su ingesta diaria regular de alimentos, usted estará comiendo más de 350 calorías adicionales. Lo mejor es reemplazar esas calorías y no agregarlas.

Tenga en cuenta que un plátano mediano (7-8 pulgadas de largo) tiene alrededor de 105 calorías, medio gramo de grasa, 27 g de carbohidratos, 3 g de fibra, 14,5 g de azúcares y 1 g de proteína.

Los plátanos están llenos de nutrientes, también son buenas fuentes de potasio (para la salud del corazón) y poseen vitamina C (un poderoso antioxidante).

Además, evite los chips de banana (platanitos). Una media taza contiene alrededor de 210 calorías y 12,5 g de grasa. Los chips de plátano no son plátanos. Son plátanos que han sido fritos y sumergidos en azúcar, también son conocidos como falsificadores de comida.

Bono de belleza: Los plátanos son una gran fuente de potasio la que es ideal para la salud del cabello.

Pruebe y disfrute de estas ideas:

Con harina de avena: Corte un plátano y agréguelo a un tazón con harina de avena en la mañana. También puede aplastar la fruta y añadirla a la harina de avena mientras la cocina.

Como un bocado espolvoreado con canela: Los plátanos son geniales con cinamomo. Sólo corte uno, espolvoree con canela y disfrute.

Con yogur: ¿Quién no ha hecho plátano picado con yogur griego? Es simple, no tiene grasa y junto con un poco de canela y de edulcorante sin calorías queda fabuloso. También puede cubrir la fruta y el yogur con un poco de cereal de salvado de alta fibra y almendras en rodajas.

Como monedas congeladas: La textura del plátano congelado es exquisita. También tardan un poco más en digerirse, lo que significa que es más probable que se sienta lleno mucho antes de terminar. Cubra sus monedas de plátano con yogur de fresa y cacahuetes picados antes de congelarlos.