Estudio de islotes pancreáticos puede estimular avances en el tratamiento de la diabetes

1382
Download PDF
Chunhua Dai, MD, izquierda, Alena Shostak

Un nuevo estudio realizado por investigadores del Centro de Investigación y Capacitación sobre Diabetes de Vanderbilt (VDRTC) y colaboradores de la Universidad de Stanford, indica nuevos conocimientos sobre los mecanismos moleculares de la proliferación celular en islotes pancreáticos humanos juveniles. Esta nueva información podría conducir a nuevos tratamientos para la diabetes.

Tanto en la diabetes tipo 1 como en la diabetes tipo 2, las células beta productoras de insulina que se encuentran en los cúmulos de células del páncreas, conocidas como islotes pancreáticos, se destruyen o se vuelven disfuncionales, dando lugar a la deficiencia de insulina. La insulina es la hormona responsable de la regulación de los niveles de glucosa en la sangre.

En el estudio, una de las primeras demostraciones de la capacidad de estimular el crecimiento de células beta humanas en un modelo animal vivo, se describe en un artículo publicado esta semana por el Journal of Clinical Investigation.

Los investigadores tomaron muestras viables de células de islotes pancreáticos humanos obtenidas de ambos juveniles, definidas como de 10 años de edad o menos, y de adultos, definidas como de 20 a 60 años de edad. Las células de los islotes se transfirieron a un modelo de ratón que carecía de un sistema inmune, lo que permitió que las células humanas sobrevivieran y funcionaran durante varios meses. Estos tipos de células de islotes humanos tenían velocidades aumentadas de proliferación después de la transferencia al modelo de ratón, indicando que esto era una propiedad intrínseca de las células de los islotes juveniles y no del medio pancreático.

En estudios anteriores, se sabía que la tasa de crecimiento de células beta disminuye con la edad, y este estudio investigó más a fondo sobre la dependencia de la edad.

Usando un análogo de fármaco del péptido 1 similar al glucagón (GLP-1), un tratamiento clínico común para la diabetes tipo 2, se demostró durante un período de cuatro semanas que la proliferación de células beta se estimulaba solamente en las células de los islotes juveniles, pero no en las células adultas. Al comparar las células de los islotes, se descubrió que los receptores GLP-1 eran similares en los islotes pancreáticos juveniles y adultos, lo que sugiere que las vías dentro de las células de los islotes juveniles humanos eran responsables de la respuesta diferente en las células de los islotes adultos.

Para explorar aún más sobre la proliferación dependiente de la edad, el equipo examinó las vías de señalización celular. Una vía es una serie de interacciones entre las moléculas de una célula que conducen a un producto específico o un cambio en una célula.

Chunhua Dai, investigadora asociada en la División de Diabetes, Endocrinología y Metabolismo comenta:“Descubrimos que hay una diferencia en la vía de la calcineurina entre las células de los islotes juveniles y los islotes adultos”, añade:“Queremos entender esa diferencia, porque si podemos, entonces podríamos ser capaces de recrear eso en los islotes adultos con el fin de cultivar nuevas células beta. Si pudiéramos estimular con seguridad ese crecimiento de las células adultas productoras de insulina, eso sería un gran acuerdo.”

“Estamos estudiando estos islotes jóvenes de una manera que realmente nunca se ha hecho antes”, dijo Dai. “Nuestra esperanza es que esto conduzca a una nueva visión de lo que está sucediendo a nivel molecular para que podamos utilizar ese conocimiento para tratar mejor la diabetes”.

Según los CDC, más de 30 millones de personas o el 9,4% de la población de los Estados Unidos tienen diabetes. En 2015, más de 1,5 millones de personas desarrollaron diabetes.