Identifican un nuevo gen de la obesidad en algunas personas de ascendencia africana

831
Download PDF

Los investigadores han encontrado una variación genética única para algunas personas de ascendencia africana la que podría agregar alrededor de 6 libras de peso extra (2.7 kg).
Alrededor del 1% de las personas de herencia africana llevan la variación genética, informó el equipo de los Institutos Nacionales de Salud (NIH).

Y los que lo tienen son más propensos a ser obesos: más del 55% de las personas con la mutación eran obesos, en comparación con el 23% de los que no lo tienen.
Las personas de ascendencia puramente europea no tienen esta variación, informó el equipo en la revista Obesity.

“Al estudiar a las personas de África Occidental, la casa ancestral de la mayoría de los afroamericanos, y replicar nuestros resultados en un gran grupo de afroamericanos, estamos proporcionando nuevas perspectivas sobre las vías biológicas para la obesidad que no se habían explorado previamente”, dijo la doctora Ayo Doumatey del Instituto Nacional de Investigación del Genoma Humano, parte del NIH.

El equipo comenzó con 1.500 personas que participaron en un estudio sobre diabetes en Nigeria, Ghana y Kenia. Hicieron lo que se llama un estudio de asociación del genoma, secuenciando todo su ADN.
Encontraron la mutación en un gen llamado SEMA4D. El gen está asociado con la inflamación y mientras que la mayoría de la gente en el mundo no tiene mutaciones en el gen, el 1% de los africanos occidentales si tenía.

“Reproducimos este hallazgo en 1.411 muestras de África Occidental y 9,020 muestras de afroamericanos”, escribieron.

Los estudios en busca de genes de obesidad en otros países no habían encontrado esta mutación, probablemente porque casi nunca incluyen muchos voluntarios afroamericanos o africanos. Se han encontrado muchos genes que afectan la obesidad. Varían de persona a persona y varían en su influencia en el peso o en enfermedades asociadas con la obesidad, como la diabetes.

Lea también¿Saltarse las comidas puede aumentar el riesgo de obesidad?

“Queríamos cerrar esta inaceptable brecha en la investigación genómica”, dijo Charles Rotimi del NHGRI, quien dirigió el trabajo.
Los investigadores saben que la genética juega un papel importante en esto.
“Eventualmente, esperamos aprender a prevenir o tratar mejor la obesidad”, dijo Rotimi.