Impétigo: causas, síntomas, tratamientos y más

2539
Download PDF

¿Qué es el impétigo?

El impétigo es una infección cutánea que generalmente afecta a niños que están en edad preescolar o en edad escolar.

Síntomas del impétigo

Los niños con impétigo desarrollan lesiones con costras de color miel, generalmente comenzando en áreas donde la piel ha sufrido irritaciones o ha sido dañada (como por ejemplo por rasguños, picaduras de insectos o hiedras venenosas). También, las fosas nasales, especialmente en niños con narices que moquean, se ven afectadas.

La cara, el cuello y las manos son otras áreas del cuerpo donde es probable que vea lesiones. Las infecciones no tratadas pueden propagarse rápidamente a otras áreas del cuerpo del niño y pueden causar picazón.

El tipo más común de impétigo, descrito anteriormente, se conoce como impétigo “no bulloso”. Otro tipo, el impétigo “bulloso”, causa lesiones cutáneas mucho más grandes que se ven como ampollas y se rompen rápidamente. Este tipo de impétigo por lo general afecta el tronco o las nalgas de un niño.

Si nota alguno de estos síntomas de la piel en su hijo, llame al pediatra inmediatamente.

Diagnóstico del impétigo

Aunque se pueden realizar cultivos bacterianos (es decir, cuando se extrae el líquido de una ampolla y se prueba), el diagnóstico generalmente se basa en la apariencia típica de la erupción.

Los cultivos bacterianos son útiles si su pediatra sospecha que el impétigo de su hijo es causado por una bacteria resistente, como el SARM (Staphylococcus aureus resistente a la meticilina), o si simplemente tiene una erupción que no desaparece.

Tratamientos del impétigo

Para pequeñas áreas de infección, un antibiótico tópico de venta libre o de prescripción puede ser todo lo que se necesita, además de lavar el área con agua tibia y jabón y cubrirla. En el caso de infecciones más extensas o persistentes, puede ser necesario un antibiótico oral o intravenoso.

Como se mencionó anteriormente, el SARM es una bacteria que es resistente a muchos de los antibióticos comúnmente utilizados para tratar el impétigo, como el Keflex, Duricef, Augmentin, Zithromax y Omnicef. Si el SARM es la causa de la infección, es posible que se necesite un antibiótico más fuerte, como la Clindamicina o el Bactrim.

Una vez que comienza el tratamiento, la infección debería comenzar a desaparecer en unos pocos días.

Puntos que necesita saber

  • Las cepas más comunes de bacterias que causan impétigo incluyen los estreptococos beta-hemolíticos del grupo A (SBHGA) y Staphylococcus aureus.
  • El impétigo se contagia por el contacto directo con lesiones infectadas. Si un niño se rasca un área infectada y luego toca otra parte de su cuerpo, las lesiones pueden diseminarse. La infección también se puede propagar si alguien toca la ropa, las toallas o las sábanas de una persona infectada.
  • Los niños por lo general ya no son contagiosos una vez que han tomado antibióticos por 24 a 48 horas, si ya no hay secreción y se observan signos de mejoría.
  • La bacteria S. aureus comúnmente vive o coloniza la piel de los niños y adultos. Es especialmente común encontrarla en la nariz, por lo que puede extenderse fácilmente cuando los niños se hurgan la nariz.
  • Manteniendo limpias y cubiertas las mordidas, raspones y erupciones cutáneas y aplicando un triple antibiótico tres veces al día, se pueden evitar infecciones por la bacteria estafilocócica.
  • Para deshacerse de la colonización por estafilococo, a veces puede ayudar a tratar a todos los miembros de la familia con gel nasal de mupirocina (Bactroban) dos veces al día durante cinco a siete días, tomar baños diarios con un limpiador cutáneo antiséptico y antimicrobiano y alentarlos con mucha frecuencia a lavarse las manos.
  • La foliculitis es una infección similar que involucra a los folículos capilares.

Referencias:

Long: Principios y Práctica de las Enfermedades Infecciosas Pediátricas, 2da ed., Copyright © 2003 Churchill Livingstone, Una Impresión de Elsevier

Habif: Dermatología clínica, 4ª ed., Copyright © 2004 Mosby, Inc.