Las bacterias intestinales saludables ayudan a combatir la enfermedad hepática grasa

615
Download PDF

La enfermedad hepática grasa no alcohólica es el trastorno hepático más común en todo el mundo. Sin embargo, no tiene un tratamiento conocido, pero un estudio reciente propone los beneficios de tomar probióticos y prebióticos para ayudar a aliviar los síntomas.

La enfermedad hepática grasa no alcohólica (EHGNA) es el trastorno hepático más prevalente en todo el mundo y la única estrategia de tratamiento probada es administrar los síntomas con un régimen para perder peso y la modificación del estilo de vida. Sin embargo, los pacientes con EHGNA que tienen un Índice de Masa Corporal (IMC) de normal a bajo, no pueden optar por adoptar tal estrategia de tratamiento. En cambio, un estudio reciente publicado en el British Journal of Nutrition sugiere que los pacientes con bajo IMC y con EHGNA toman simbióticos – una combinación de probióticos (bacterias intestinales benéficas) y prebióticos (alimentos fermentables que benefician a los probióticos), mejoraron sus síntomas.

Los sujetos elegibles para este estudio tenían EHGNA por un mínimo de 6 meses. El EHGNA fue diagnosticado por la presencia de esteatosis (acumulación de grasa en el hígado), niveles elevados de enzimas hepáticas específicas y una puntuación de acumulación de hígado graso basada en un ultrasonido. Los sujetos tenían 18 años o más con una puntuación del IMC de 25 o menos y sin antecedentes de alcoholismo o predisposición a la enfermedad hepática.

Un total de 50 sujetos fueron reclutados sobre la base de estos parámetros y fueron asignados al azar para tomar una píldora de simbióticos o una píldora placebo. Las píldoras se tomaron dos veces al día durante 28 semanas, con un seguimiento de cada 7 semanas. Los seguimientos incluyeron una batería de pruebas incluyendo cálculos del IMC, chequeos del sistema inmunológico, metabolismo y salud del hígado.

Los resultados del estudio demostraron que tomar simbióticos era beneficioso para mejorar la salud hepática en pacientes con EHGNA. Teniendo en cuenta que este estudio fue doble ciego, aleatorizado y controlado con placebo, los resultados sugieren fuertemente el uso de simbióticos para ayudar a controlar los síntomas de EHGNA. La característica principal de tomar los simbióticos fue que ayudó a controlar la respuesta inmune al hígado graso y a tener niveles más bajos de inflamación.