Los mejores remedios caseros para los cálculos renales: fáciles de preparar

15665
Download PDF

Los cálculos renales se han convertido en uno de los problemas de salud más comunes en estos días y probablemente usted sea una de las personas que lo padece. Más del 10% de la población mundial desarrollará cálculos renales durante su vida. Pueden ocurrir tanto en hombres como mujeres, pero son más comunes en los hombres.

Los cálculos renales comienzan con un tamaño pequeño, pero estos pueden aumentar con el tiempo. Cuando son pequeños, pueden pasar por el organismo sin dolor. Sin embargo, las grandes piedras pueden bloquear el flujo de orina, lo que puede causar una serie de síntomas que pueden ser graves.

Aunque la condición rara vez es mortal, puede ser extremadamente dolorosa y puede conducir a un daño renal. Por lo tanto, es necesario prevenir y erradicar el síntoma de cálculos renales. Los siguientes son algunos simples remedios caseros que ayudarán a eliminar las piedras del riñón de su sistema y evitarlas también. Preguntas como ¿cómo puedo prevenir los cálculos renales? o ¿qué remedios puedo preparar en casa? son las interrogantes que las personas se hacen cuando sienten los primeros síntomas. A continuación una lista de ingredientes que puede elaborar muy fácilmente.

  1. Agua de limón

El limón se ha utilizado por mucho tiempo como remedio tradicional para los cálculos renales. Esto se debe a la presencia de ácido cítrico en el limón, un químico que evita la formación de cálculos renales a base de calcio. El ácido cítrico también puede romper pequeñas piedras, lo que les permite pasar más fácilmente. Simplemente agregue limones recién exprimidos a su agua y beba. Para un mejor efecto, debe agregar un poco de miel o aceite de oliva a la mezcla.

  1. Vinagre de sidra de manzana

Como el limón, el vinagre de sidra de manzana contiene ácido cítrico, el que ayuda a disolver los cálculos renales, así como alcalinizar la sangre y la orina. Además de vaciar los riñones, el vinagre de sidra de manzana puede ayudar a aliviar el dolor causado por estas piedras.

Para obtener estos beneficios, agregue 1-2 cucharadas de vinagre de sidra de manzana a una taza de agua tibia y beba de dos a tres veces al día. Si no le gusta el sabor, puede agregar miel a la mezcla. Esto aumentará aún más el sabor y los beneficios para la salud.

Precaución: El uso excesivo y prolongado del vinagre de manzana puede tener efectos negativos sobre la salud.

  1. Jugo de Apio

El apio es una de las mejores verduras para deshacerse de los cálculos renales, lo que lo convierte en un remedio casero fantástico. La planta tiene anti-espasmódicos los que eliminarán las toxinas que pueden contribuir a la formación de cálculos renales. El jugo de apio también ayuda a eliminar los cálculos renales aumentando el volumen de orina, lo que facilita el proceso de enjuagar las piedras.

Mezcle uno o más tallos de apio con agua, y beba el jugo durante todo el día. Consuma al menos un vaso de jugo de apio diariamente para tratar y prevenir los cálculos renales.

  1. Té de albahaca

El té de albahaca es otro de los mejores remedios caseros para los cálculos renales. La albahaca contiene ácido acético, que ayuda a romper los cálculos renales. También reduce los niveles de ácido úrico, lo que reduce el riesgo de desarrollar futuras piedras. Mezcle una cucharadita de jugo de hojas de albahaca con una cucharadita de miel y tómelo todos los días por la mañana. También puede masticar de dos a tres hojas de albahaca con el fin de eliminar las piedras de las vías urinarias.

  1. Jugo de granada

El jugo de granada se considera como un buen remedio para los cálculos renales debido a sus potentes propiedades astringentes. El consumo de jugo de granada hará que los cálculos renales se licuen y que sean eliminados a través de la orina.

Coma una granada cruda entera o beba un vaso de jugo recién exprimido por día. También puede mezclar la granada con otras ensaladas de frutas.

  1. Frijoles

Los frijoles se llaman así debido a su forma, que es muy similar a la del riñón humano. Es uno de los alimentos tradicionales que curan el dolor causado por los cálculos renales. En general, las vainas de frijoles se utilizan como un tónico medicinal.

Para utilizar los frijoles para el tratamiento de cálculos renales, retire los frijoles del interior de las vainas, y luego hiérvalos en agua caliente purificada durante seis horas. Cole el líquido y deje que se enfríe. Beba el líquido durante todo el día. Como alternativa, también puede comer sopa de frijoles o ensalada.

  1. Sandía

La sandía contiene una gran cantidad de agua que eliminará las piedras de los riñones. Como sabrá, la hidratación es muy importante para deshacerse de los cálculos renales. Junto con esto, la sandía también es rica en potasio que ayuda a mantener los riñones sanos. Comer sandía con regularidad ayudará a prevenir la formación de cálculos renales.

  1. Té de cola de caballo

El té de cola de caballo es un remedio eficaz para disolver los cálculos renales. Se ha utilizado tradicionalmente como un diurético que ayuda a eliminar los cálculos renales aumentando la producción de orina.

Asegúrese de beber de 3 a 4 tazas de té de cola de caballo cada día hasta que se eliminen las piedras. Para preparar el té de cola de caballo, agregue una cuchara de cola de caballo seca en agua hirviendo. Deje que se acumule durante unos minutos y luego estire la solución. Consúmalo cuando todavía esté caliente.

Precauciones: La cola de caballo puede eliminar el potasio fuera del cuerpo, por lo que las personas que tiene bajos niveles de potasio no deben tomar cola de caballo. Las mujeres que están embarazadas o amamantando también deben evitar tomar cola de caballo.

  1. Jugo de Rábano

El rábano es otro remedio eficaz para los cálculos renales. Beber jugo de rábano puede limpiar sus riñones y prevenir la formación de cálculos renales dentro de los riñones. Para hacer el jugo, pele el rábano y quite el tallo. Rállelo y póngalo en una licuadora para extraer el jugo. Beba unos 100 ml de esto por la mañana y la noche, preferiblemente con el estómago vacío. El jugo extraído de las hojas también es eficaz.