Los probióticos podrían reducir el riesgo de diabetes gestacional

1081
Download PDF

Un grupo de investigación de Nueva Zelanda encontró que la suplementación con probióticos HN001 en un período de 14-16 semanas de embarazo, reduce el riesgo de diabetes mellitus gestacional, en comparación con placebo.

La diabetes mellitus gestacional (DMG) está asociada con un mayor riesgo de resultados adversos en el embarazo, tales como la preeclampsia, aborto espontáneo, parto prematuro, macrosomía, inducción del parto y cesárea. También puede conducir a la obesidad en una etapa posterior en la vida y a desarrollar la diabetes mellitus tipo 2 en la progenie y la madre. Los probióticos (microorganismos vivos que son beneficiosos para la salud) son conocidos por alterar el metabolismo de la glucosa en beneficio del organismo. También se ha demostrado que los suplementos probióticos para el embarazo precoz pueden reducir la prevalencia de la DMG.

Un artículo publicado recientemente en el British Journal of Nutrition investigó los efectos de la suplementación probiótica HN001 en la DMG y resultados de embarazos. 423 mujeres embarazadas fueron incluidas en el estudio entre 2012 y 2014, quienes o cuya pareja sufría de asma, fiebre del heno o eczema que requería medicación. Las participantes recibieron suplementación probiótica HN001 o placebo alrededor de 14-16 semanas de embarazo y continuó 6 meses después de dar a luz. También se sometieron a una prueba de tolerancia a la glucosa a las 24-30 semanas, y la DMG se diagnosticó basándose en los umbrales internacionales de diagnósticos y los utilizados en Nueva Zelanda.

Al inicio, no hubo diferencia entre los dos grupos en las características maternas. La prevalencia de DMG (cuando se diagnosticó en base a los umbrales internacionales) fue de un 40% menor en el grupo de probióticos que en el grupo placebo, pero la diferencia no fue significativa. Sin embargo, cuando el diagnóstico de DMG se basó en la definición de DMG de Nueva Zelanda, la diferencia se hizo significativa al 68%. Con respecto a la edad, en las mujeres mayores (más de 35 años) la suplementación probiótica se asoció con una reducción de 3 veces en la prevalencia de DMG. Además, la suplementación de HN001 fue protectora contra una recurrencia de DMG en mujeres que habían sufrido de DMG en un embarazo anterior.

En conclusión, los suplementos probióticos de embarazo temprano podrían ser capaces de reducir la prevalencia de DMG, proporcionando una intervención barata y simple para ayudar a prevenir los resultados adversos del embarazo.