Nuevo anticuerpo monoclonal reduciría los síntomas asociados con la infección del virus Chikunguña

815
Download PDF

El virus Chikunguña es un virus transmitido por mosquitos para el cual los recientes brotes en las poblaciones humanas han atraído mucho interés de la comunidad científica. Por suerte, un grupo de investigadores recientemente informó sobre el desarrollo de un anticuerpo monoclonal con potencial terapéutico en un modelo macaco mono de la enfermedad.

El virus Chikunguña (CHIKV) se puede transmitir a los seres humanos a través de mosquitos y los síntomas que se derivan pueden incluir dolor muscular/articular e inflamación, erupción cutánea y dolores de cabeza y aunque los síntomas disminuyen considerablemente después de la fase aguda de la infección, la infección por CHIKV puede persistir varios años después de la infección inicial. Debido a esto, un grupo de investigadores recientemente ha informado sobre el desarrollo de un anticuerpo monoclonal con potencial terapéutico en un modelo de mono macaco de la enfermedad.

De 2004 a 2007, se registraron importantes brotes de infección por el CHIKV en África y Asia, lo que aumentó el interés de la comunidad científica y requirió el desarrollo de nuevas terapias.

Una vía terapéutica para tratar el CHIKV es a través de anticuerpos monoclonales recombinantes (mAb). De hecho, un grupo estadounidense demostró previamente que un cóctel de dos mAbs redujo los síntomas y los títulos virales del CHICKV en macacos rhesus (mulatta) previamente infectados en los días uno y tres post-infección. Sin embargo, no se observó ninguna ventaja en comparación con la inmunidad adquirida normalmente siete días después de la infección, lo que sugiere una mayor optimización para lograr la remisión. Con este fin, el mismo grupo identificó un mAb derivado de humanos denominado 4N12 cuyo epítopo se mapeó en la proteína E2 viral y demostró efectos protectores notables.

En el último número de PLoS Negliged Tropical Disease, el mismo grupo de investigación informa sobre un mAb altamente potente denominado SVIR001, descubierto basándose en investigaciones anteriores para enfocarse en la 4N121. Los autores comienzan demostrando la actividad antiviral equivalente de la 4N12 y el SVIR001 en un ensayo celular. A continuación, utilizaron un experimento de evolución experimental para mapear el epítopo de SVIR001 y concluir que reside en la misma región de la proteína E2 viral como la 4N12. Además, confirman la actividad antiviral del SVIR001 contra el CHIKV en un modelo de ratón. Para documentar más la relevancia de su descubrimiento en seres humanos, investigaron el potencial antiviral del SVIR001 en un modelo de mono macaco rhesus. Los experimentos farmacocinéticos demostraron que el SVIR001 es fácilmente detectable siete días después de la inyección y que los títulos virales en el suero disminuyeron en cuatro registros 24 horas después de la inyección en macacos. Consistentemente, esta disminución en los títulos virales fue acompañada por una reducción de síntomas inflamatorios y no comprometió la capacidad del sistema inmune para desarrollar una respuesta sostenida contra el CHIKV.

Al mismo tiempo, sus resultados apoyan que el SVIR001 puede constituir una vía terapéutica para el CHIKV en seres humanos. Sin embargo, a pesar de la calidad de su estudio, hay factores que están sin responder. En primer lugar, los síntomas y los títulos virales se evaluaron sólo durante un período de siete días, mientras que los síntomas del CHIKV, así como los títulos virales, pueden persistir durante varios años. Por lo tanto, sigue siendo desconocido el cómo la terapia del SVIR001 se compara con una respuesta adaptativa normal durante períodos más largos de tiempo. Se necesita investigación adicional para abordar esta cuestión.