Cómo utilizar afirmaciones positivas para controlar el estrés

1491
Download PDF

Las afirmaciones positivas son una gran herramienta para reprogramar su mente inconsciente de pensamiento negativo a positivo. Ya lo decía el célebre escritor de autoayuda Napoleón Hill en 1937 en uno de sus libros más importantes “Think Grow Rich” de que las afirmaciones al subconsciente determinan nuestro comportamiento y por ende nuestro éxito.

La idea es tomar declaraciones positivas de lo que le gustaría ver manifestado en su vida y repetirlas lo suficiente para que sean parte de su forma de pensar y de ver el mundo. Esto funciona de la misma manera que la auto-charla negativa, pero de una manera que le beneficiará. Para llegar a sus propias afirmaciones positivas, utilice las siguientes directrices:

Mire sus intenciones: Piensa en lo que estás tratando de crear en tu vida. Esto significa, mirar el producto final y los comportamientos, actitudes y rasgos que le gustaría ver a usted mismo desarrollar para llegar allí. ¿Te gustaría sentir más paz? ¿Te gustaría practicar hábitos de vida más saludables? ¿Te gustaría ser un amigo más solidario? Es posible que desee escribir en un diario lo que desea, de esta forma dará el primer paso para lo que quiere conseguir.

Crear declaraciones: Una vez que tengas una idea de lo que estás buscando, trata de poner esa idea en unas simples declaraciones que reflejen la realidad de lo que quieres crear. Enuncie las declaraciones como si ya fueran verdaderas, no como si le gustaría que fueran ciertas. Por ejemplo, la afirmación “Me siento más tranquilo cada día” es mejor que “Quiero sentirme más tranquila”. Esto es porque estás programando tu mente subconsciente para creer en las declaraciones y eso ayuda a manifestarlas en realidad. No estás tratando de querer algo, estás tratando de hacerlo así.

Asegúrese de que sean positivas: Al hacer afirmaciones positivas, asegúrese de que sean positivas! Esto significa decir lo que quieres ver y experimentar, no lo que no quieres ver y experimentar. Por ejemplo, en lugar de decir “no quiero sentir estrés”, o incluso, “he dejado de sentir estrés”, es mejor decir “estoy sintiendo paz”. A veces su mente no registra lo negativo, y sólo escucha el concepto, “estrés”, que es lo que usted está tratando de evitar.

Realícelos: Su mente subconsciente puede beneficiarse de afirmaciones positivas que extienden y expanden su perspectiva, pero si empuja las cosas demasiado lejos, su “juez interno” interviene y niega las afirmaciones. Asegúrese de que está haciendo sus afirmaciones de manera realista, pero con también con esperanza, y de seguro las afirmaciones positivas funcionarán para usted. Por ejemplo, la afirmación de, “Cada día, en todos los sentidos, me siento cada vez mejor y más fuerte, etc”. Esta frase puede sentirse como demasiado alargada, y su mente subconsciente podría no tomarla muy en cuenta. Sin embargo, “estoy aprendiendo de mis errores”, o “estoy agradecido por todo lo que tengo en mi vida”, podría sentirse más “real” a su mente subconsciente.

Experimente, y vea lo que se siente bien para usted. No cuesta nada!