¿Qué alimentos puede comer una persona después de una cirugía del apéndice?

26817
Download PDF

Dieta ligera para los pacientes que se recuperan de una apendicitis

Tener una infección en su apéndice, conocida como apendicitis, no siempre requiere cirugía. Si su apendicitis es leve, su médico podría darle antibióticos y le dirá que siga una dieta líquida o de alimentos suaves. Incluso si sus síntomas progresan y se somete a una cirugía (apendicectomía) es probable que tenga los mismos requisitos dietéticos – alimentos líquidos o blandos. Estas dietas son bajas en fibra y fáciles de digerir para su cuerpo. Siga cuidadosamente las instrucciones de su médico. Normalmente usted puede volver a su dieta regular dentro de una semana o dos, o a algo tolerado.

Según el Hospital de la Universidad de Wisconsin, los mejores alimentos para comer después de la cirugía de apéndice son aquellos que son fáciles de digerir. Esto incluye alimentos como gachas de trigo o harina, leche, yogur y sopas de crema.

Este tipo de dieta se conoce como una dieta líquida completa, que se considera una dieta de transición porque la comes por un tiempo antes de agregar otros alimentos. Aunque esta dieta proporciona algunas proteínas y calcio, es baja en otros nutrientes esenciales, como hierro, vitamina A y tiamina, y solo debe consumirse por un período corto de tiempo, siguiendo las recomendaciones de su

Dieta Completa-Líquida

Si usted está sintiendo náuseas o tiene dolor severo, la idea de comer alimentos sólidos probablemente no le atraiga. Pero usted todavía necesita obtener algunos nutrientes en su sistema para que éstos le ayuden a sanar. Una dieta llena de líquidos le permite consumir casi cualquier cosa que quiera en forma líquida, o alimentos que serían líquidos a temperatura ambiente. Beba cualquier tipo de bebidas: leche, jugo, agua o soda dietética.

Considere la posibilidad de beber batidos nutricionales, suplementos líquidos o batidos caseros que puede colar con más vitaminas, minerales e incluso proteínas. También puede disfrutar de helados, yogur congelado, gelatina, budín, crema o sopas.

Dieta de alimentos suaves

Por lo general, puede pasar a la dieta de alimentos suaves después de haber estado en una dieta de líquido completo durante unos días sin complicaciones. Este tipo de dieta le permite comenzar gradualmente a agregar alimentos fibrosos de nuevo en su sistema. Además de todo lo permitido en la dieta de líquido completo, también puede agregar queso o yogur. Usted puede tener pequeñas porciones de proteínas magras, como aves de corral, mariscos, huevos y pescado.

Disfrute de las frutas y verduras sin pieles con moderación. Cosas como puré de papas, frutas enlatadas, compota de manzana, aguacates y productos de tomate son generalmente bien tolerados. También se puede comer pan blanco, cereales, galletas, panqueques, galletas o waffles. Sin embargo, evite las variedades de grano entero en este momento para mantener su ingesta de fibra bien baja para que de esta forma su tracto digestivo se pueda curar.

Cuándo obtener más fibra

Si usted está tomando analgésicos para controlar su apendicitis, se podría quedar rápidamente con estreñimiento. Su médico puede recomendarle comer ciertos alimentos fáciles de digerir para aumentar ligeramente la ingesta de fibra. Agregue bayas a los batidos, prepare una patata cocida con la piel o haga un lote de frijoles; manténgalos en agua toda la noche para quitar algunos de los carbohidratos que los hacen gaseosos. Mientras que usted se encuentra en recuperación, poco a poco vaya trabajando hasta conseguir el 100% del valor diario de fibra necesaria: 25 gramos al día.

Las etiquetas de los datos nutricionales de los alimentos envasados deben indicar claramente los gramos de fibra que usted va a consumir.

Alimentos para la salud inmunológica

Comer los alimentos correctos asegura que su cuerpo obtenga las vitaminas y minerales que necesita para mantener su sistema inmunológico sano y fuerte para prevenir o combatir infecciones.

  • La vitamina A lo protege de infecciones al ayudar a mantener la integridad de sus sistemas digestivo y respiratorio.
  • La vitamina C es necesaria para la producción de anticuerpos.
  • Las propiedades antioxidantes de la vitamina E protegen sus células del daño causado por los radicales libres, que pueden dañar las membranas celulares y el ADN, y aumentar el riesgo de enfermedad.

Las hojas verdes y los pimientos rojos lo ayudan a satisfacer sus necesidades de vitamina A y C, mientras que las almendras y las espinacas son ricas en vitamina E.

El zinc también ayuda a su cuerpo a combatir las infecciones porque es necesario para la formación de glóbulos blancos que ayudan a producir anticuerpos y a realizar otras funciones inmunes. También ayuda a mantener la integridad de la piel. Mariscos, leche, granos enteros, frijoles y nueces son buenas fuentes de zinc.

Consideraciones finales

Después de las fases en las que sólo consumió líquidos y alimentos blandos, comience a agregar otros alimentos que le gustaría volver a agregar a su dieta, pero no lo haga hasta que su médico le aconseje hacerlo. No vuelva de nuevo en sus viejas maneras que tenía de comer tan pronto como se haya mejorado, ya que de seguro no querrá enfermarse de nuevo. Comience con un típico desayuno o almuerzo durante unos días. Luego, siempre y cuando no tenga efectos secundarios, comience a agregar de nuevo sus bocadillos. Ya sea que se esté recuperando de una apendicitis con o sin cirugía, no debería tener restricciones dietéticas a futuro.

Referencias: