Estatinas: qué son, usos, efectos secundarios y más

1966
Download PDF

Las estatinas son medicamentos de venta con receta que se usan ​​para bajar el colesterol. También se recomiendan para las personas que tienen, o están en un alto riesgo de enfermedades cardiovasculares.

Hay varios tipos diferentes de estatinas, incluyendo la atorvastatina (Lipitor), rosuvastatina (Crestor), pravastatina, fluvastatina y simvastatina.

¿Para qué se usan las estatinas?

El tener niveles altos de colesterol «malo» (lipoproteína de baja densidad, o LDL) en la sangre puede aumentar su riesgo de desarrollar alguna enfermedad cardiovascular, como un ataque cardíaco y accidentes cerebrovasculares. Las estatinas se utilizan para reducir el colesterol LDL, lo que ayuda a reducir el riesgo de enfermedades cardiovasculares.

Las estatinas están consideradas como el grupo más efectivo de medicamentos para bajar el colesterol disponible y funcionan bloqueando la producción de colesterol en el hígado.

Las estatinas se utilizan en combinación con otras formas de reducción del colesterol, incluyendo comer una dieta saludable, controlar su peso y hacer ejercicio.

¿Quién debe tomar estatinas?

Las directrices internacionales, recomiendan que las estatinas sean utilizadas por:

  • Personas que han tenido un ataque al corazón, o han sido diagnosticados con enfermedad coronaria
  • Personas con alto riesgo de un evento cardiovascular, como un ataque cardíaco o un accidente cerebrovascular.

Los factores que pueden ponerlo en alto riesgo de desarrollar una enfermedad cardiovascular incluyen:

  • Edad avanzada
  • Un estilo de vida sedentario
  • Mala salud general
  • Niveles elevados de colesterol
  • Hipertensión
  • Fumar
  • Diabetes
  • Sobrepeso u obesidad
  • Un historial familiar de colesterol alto, ataques cardíacos o accidentes cerebrovasculares.

Efectos secundarios de las estatinas

La mayoría de las personas que toman estatinas no notan efectos secundarios. Los efectos secundarios que pueden ocurrir tienden a ser leves y temporales, e incluyen dolor muscular, hemorragias nasales, dolor de cabeza, niveles anormales de enzimas hepáticas y un riesgo ligeramente mayor de diabetes. Por lo general, tener algún efecto secundario serio es algo que sucede en muy pocas ocasiones.

Equilibrar los beneficios y los riesgos

Se han planteado preguntas en los medios sobre los beneficios de las estatinas. Las máximas organizaciones de salud han instado a las personas que toman estatinas a consultar a sus médicos antes de suspender los medicamentos recetados.

Se ha demostrado que los beneficios del tratamiento con estatinas superan el riesgo de posibles efectos secundarios en la mayoría de las personas con alto riesgo de ataques cardíacos o accidentes cerebrovasculares. Si usted está tomando estatinas y tiene alguna preocupación, hable con su médico antes de hacer cualquier cambio.

Referencias:

Mayo Clinic (Estatinas: ¿Son estos fármacos adecuados reductores del colesterol para usted?)

nhs.uk Estatinas – Efectos secundarios